Apenas tres de cada 10 comercios pymes consideran que el “el clima de consumo mejoró”

MUCHO TIEMPO. El comercio minorista lleva 17 meses con registros consecutivos en negativo.

Lo indicó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, al precisar que la actividad se retrajo 3,5% en los últimos 31 días. Aun así, se estima que la inyección de dinero provocada por las medidas del Gobierno tuvieron una incidencia positiva y las expectativas son positivas

Sólo tres de cada diez comercios pymes consideran que el “clima de consumo mejoró”, según el último relevamiento efectuado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el cual se indicó que la venta minorista del sector se derrumbó 3,5% durante enero, aún contemplando la amplia incidencia que tuvo “la inyección” de dinero producto de las nuevas medidas del Gobierno nacional.

En cifras, el porcentaje de comercios que participaron del registro y que percibieron algo de mejora fue de 28,5%, según se destacó en un informe publicado el día de ayer.

Aún así, el porcentaje mejora cuando se trata de perspectivas a futuro, ya que 86,1% considera que la actividad repuntará en los próximos tres meses.

“El consumo de enero se vio favorecido por los ingresos adicionales que se inyectaron en la economía, donde según una encuesta online realizada por CAME entre 2493 individuos, el 34,4% lo destinó o destinará a consumo corriente. Aun así, las ventas no lograron repuntar (sí se evitó una caída mayor)”, explicó la organización que agrupa a la mediana empresa en el país.

En detalle, la comercialización de productos en el rubro minorista pyme durante el primer mes del año creció 1,8% en la modalidad online, aunque en los locales físicos descendieron 4,1%. Vale señalar que, en el caso específico de los comercios electrónicos, crecieron 6 de los 12 sectores relevados en la comparación anual, aunque uno se mantuvo sin cambios. Mientras, en la venta física, “cayeron todos los rubros medidos”, indicó la entidad. 

El informe enumeró que “en el primer mes del año, las menores bajas en la comparación anual ocurrieron en alimentos y bebidas (-2,5%); muebles, decoración y textiles para el hogar (-0,4%): e Indumentaria (-2,7%)”. En tanto que “las bajas más fuertes en el mismo periodo de comparación (enero 2020 vs. enero 2019), se dieron en bijouterie, relojerías y joyerías (-9,5%) y ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción (-8,4%)”.

“Como dato positivo, las expectativas de los empresarios tuvieron una leve mejora, y el 86,1% espera que en los próximos tres meses las ventas se mantengan en los niveles actuales (49,6%) o suban (39,5%). Sólo 13,9% de las empresas consultadas considera que pueden seguir cayendo”, indicó el documento.

LEY DE GÓNDOLAS

Consumidores se manifestaron a favor de la iniciativa

Luego de que la CAME indicó la semana pasada que se encontraba a favor de la Ley de Góndolas , la cual prontamente será tratada en el Senado y ya cuenta con la media sanción de Diputados, la iniciativa también recibió recientemente el aval de los consumidores.

En este sentido, distintas agrupaciones afirmaron que el proyecto permitirá diversificar la oferta de productos e impulsar los precios a la baja.

«La Ley de Góndolas lo que hace es mejorar la competencia y la realidad es que las grandes marcas y empresas monopolizan las góndolas. Va a poner más reglas del juego frente a la situación que estamos viviendo que es bastante complicada», dijo la presidente de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios (Adecua), Sandra González.

En ese sentido, aseguró que «el día que en este país haya competencia leal y real los precios bajan; el problema son los monopolios».

La Ley de Góndolas fue aprobada en noviembre en Diputados con 70,8% de votos afirmativos y será tratada en sesión extraordinaria en el Senado en los primeros días de febrero, a partir de la ampliación del temario que introdujo la semana pasada el Gobierno nacional.

Según la presidenta de Adecua, «los supermercados se resisten porque no quieren el control», y aseguró que «hoy el consumidor ha cambiado hábitos de consumo; está muy atento y sabe los precios, sabe de marcas y puede comprar una marca que no sea de primera línea» y concluyó: «Esto va a permitir que pymes que en muchas oportunidades no pueden entrar al mercado lo hagan».

FINANCIAMIENTO

Seis bancos concentraron en 2019 la mayoría de las operaciones con tarjetas de crédito

Tres bancos concentraron durante 2019 45,7% de las operaciones financiadas con tarjetas de crédito en el mercado local, un segmento que, a contramano del resto de préstamos a privados, mantuvo una demanda muy superior a la inflación a lo largo de la última década.

Así surge de los datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), que señaló que la financiación a través de tarjetas de crédito alcanzó un saldo de $538.941 millones en operaciones a noviembre de 2019.

Las entidades que lideraron ese segmento fueron los bancos Santander, con $93.354 millones y 17,3% participación de mercado; Galicia, $88.964 millones y 16,5%; y BBVA Banco Francés, $63.829 millones y 11,9% de la plaza.

En cuarto y quinto lugar figuraron el Banco Nación, $38.563 millones y 7,2% de mercado; y el Banco Provincia de Buenos Aires, $37.787 millones y 7%; seguidos por el Banco Macro $37.151 millones y 6,9% de la plaza.

Esto quiere decir que las primeras seis entidades del ranking concentraron dos de cada tres pesos que se prestaron a través de tarjetas de crédito (66,8%), mientras que el resto de entidades bancarias que ofrecen este servicio tuvieron participaciones marginales, inferiores al 4%, en el volumen de mercado.

«Desde 2003, los préstamos personales, en especial las tarjetas de crédito, demostraron ser muy rentables y confiables para los bancos. Por eso ha habido mucha inversión por parte de los más grandes en publicidad, tecnología y servicios al cliente para este segmento», explicó Guillermo Barbero, analista y socio de First Capital Group.

Consultado por la concentración del mercado en pocos bancos, Barbero respondió que «muchos que no tienen un volumen equiparable al de los que aplican a todas las líneas de negocios, por eso es que deciden apuntar a otros nichos o regiones para mantenerse competitivos» y añadió: “En un contexto de mercado turbulento, la tarjeta de crédito probó ser lo más eficiente, no sólo para el consumidor sino también para los comerciantes, que aprovecharon para hacer llegar productos al gran público, a través del uso de las cuotas con o sin interés».

 

Artículos destacados