Alimentos perecederos aumentaron en Córdoba casi 13% en 2009

Los precios de los productos perecederos que componen la Canasta Alimentaria Nutricional (CAN) que elabora el Instituto del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba (CPCE), con base en los requerimientos de una alimentación balanceada y según los patrones de consumo culturales propios de la provincia, aumentaron casi 13% desde enero de este año.

En tanto, todos los rubros que integran la canasta registraron un alza de 12,2% en lo que va del año.

Ocurre que, según el informe elaborado por el centro de estudios, el rubro lácteos sumó una suba de 17,3% y se convirtió así en el renglón con mayor incremento acumulado.
Carnes, así como verduras y huevos, también presentaron incrementos importantes, 16,2% y 11,9% respectivamente;,mientras que los demás oscilaron entre 6,2% de panadería y 10,5% de bebidas.

En tanto, septiembre registró una suba de 2,15% respecto del mes inmediato anterior.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

De esta manera, siempre según el estudio del CPCE, una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores, necesitaron $1.454,60 para adquirir los 80 productos que componen la Canasta Nutricional elaborada por el Colegio de Nutricionistas de la Ciudad de Córdoba.

Esta variación del costo total se explicó por incrementos en verduras y huevos (4,9%), almacén (2,6%), bebidas (2,2%), carnes (0,99%) y panadería (0,8%). Por su parte, lácteos fue el único rubro que registró una caída en los precios durante septiembre de 0,16%.

Por rubros
El capítulo verduras y huevos experimentó un alza en su costo a raíz de las variaciones ascendentes en la mayoría de los productos que componen el rubro, destacándose las subas en limón (19,6%), manzana (17,6%), mandarina (16,1%), chauchas (15,7%), papa (15,6%), entre otros. Las bajas más importantes las encontramos en pimiento rojo (25,4%) y espinaca (10,4%). La suba en el ítem almacén se originó en los incrementos registrados en chocolate para taza (10,9%), masa de tarta (9,4%), atún (9,4%) y cacao (8,3%), principalmente.

El comportamiento presentado por el rubro bebidas se debió a variaciones positivas en cerveza (6,0%), gaseosa (2,8%) y soda (2,4%).

En tanto, carnes evidenció ascensos en cuadril (5,9%), bife de hígado (1,5%) y bola de lomo (1,2%). Entre las principales caídas, se destacaron las bajas en los precios de la costilla (1,6%), carne picada (1,6%) y merluza (1,5%).

Por su parte, en panadería, el incremento se explicó por la suba en el precio de pan criollo (2,6%).

Finalmente, en lácteos las disminuciones de mayor magnitud tuvieron lugar en manteca, yogurt entero en sachet y yogurt entero en vasito (entre 4% y 6%).

Todas estas subas de precios contribuyeron para que la Canasta Total (que además de alimentos y bebidas, considera el gasto en bienes y servicios como por ejemplo indumentaria, esparcimiento, servicios educativos, de salud, alquileres, etcétera), alcanzara en septiembre un valor de $3.127,3 para una familia tipo.

Finalmente, el CPCE destacó que la CAN es 220,86% superior a la Canasta Básica Alimentaria (CBA) del Gran Buenos Aires que elabora el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec). El último dato disponible de la CBA corresponde al mes de agosto y tiene un valor de $453,33 para una familia con cuatro integrantes.

Artículos destacados