Alertan sobre producción al límite de la capacidad y necesidad de inversiones

La inflación no sólo es un problema desde el punto de vista social, sino también de la producción, ya que puede traer aparejada una pérdida de la competitividad empresarial, según advirtió Nadin Argañaraz, presidente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), ayer, en el marco del 322º Consejo Federal de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) realizado en el Sheraton Hotel. “Entre los años 2006 y 2008 estuvimos generando producción por sobre la capacidad instalada, lo que causa mayores costos y presión sobre los precios”, indicó el economista. “Este año volveremos a estar trabajando al límite, por lo que sería central que se generaran las condiciones para invertir y seguir creciendo sin tensiones inflacionarias”, agregó.

Sin embargo, destacó que tanto el marco económico como el institucional no son los propicios para fomentar la inversión. Es que la inflación se está volviendo en Argentina “un problema estructural. Hay aceleración de los precios y es preocupante”, dijo y detalló que 78% de los items que conforman el IPC de San Luis registraron incrementos, “lo que hace posible asegurar que hay un proceso inflacionario”. Por otra parte, el contexto político e institucional, desde el anuncio del uso de reservas del Banco Central para el pago de deuda, no permite a los empresarios vislumbrar un futuro certero a corto plazo, ni favorece las inversiones. Muy por el contrario, y de acuerdo con un cálculo realizado por el Iaraf con base en datos del BCRA, se fugaron 780 millones de dólares de la Argentina durante las tres primeras semanas del mes de febrero.

“Se requiere recrear un marco institucional y económico que posibilite mayores inversiones productivas en línea con evitar las tensiones que se generan cuando se trabaja al máximo del potencial disponible. La competitividad de los países exitosos no se sustenta sólo en un tipo de cambio real alto”, concluyó.

Artículos destacados