Alerta la Provincia sobre una mayor conflictividad laboral y despidos

La Provincia analiza con preocupación el escenario inmediato derivado de la crisis en el que se podría constatar una “mayor conflictividad laboral y despidos”.
El dato que manejan en reserva funcionarios del Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo fue confirmado a Comercio y Justicia por fuentes de esa cartera con base en información sobre la creciente presión gremial para lograr incrementos salariales y en función de la evolución de los procedimientos de crisis y acuerdos por desvinculaciones en diferentes empresas.
La información contrasta con los datos sobre acuerdos preventivos de crisis presentados por las empresas en ámbitos de la Secretaría de Trabajo. Efectivamente, si bien la cifra ya alcanza a 194 presentaciones, el ritmo de pedidos se amesetó desde hace ya un mes, según admiten desde Trabajo.
No obstante, marcan tres etapas claramente diferenciadas desde la llegada de la crisis.

Una primera que arranca por octubre del año pasado y va hasta diciembre, que incluyó la reorganización interna de las empresas, adelanto de vacaciones y recorte de horas extras, entre otras medidas.
Una segunda etapa que incluye el período entre diciembre y marzo en el que se incrementó la presentación de procedimientos preventivos de crisis con suspensión de personal aunque sin despidos masivos, principalmente en el sector industrial y en el metalmecánico en particular.
En tanto, la tercera etapa arrancó en abril y se extiende hasta ahora. Ese período se caracteriza por “una profundización de las suspensiones y reducciones de personal”.
“Hemos notado que muchas empresas se están quedando sin oxígeno. Hay despidos en el marco de los procedimientos de crisis pero además hay otros que son acordados con los trabajadores incluso sin homologarse en Trabajo y otros directamente que pasan por sede judicial o notarial”, reveló el informante.

En tanto, el titular de UOM, Augusto Varas, admitió que si bien se observa un amesetamiento en el número de trabajadores afectados (ver “La crisis en cifras”), la cantidad de despidos y principalmente de cesantías de trabajadores eventuales podría incrementarse.
Desde Trabajo también recordaron que hay despidos en ámbitos de la construcción que no pasan por el Ministerio. En ese rubro se contabilizan unas 7500 cesantías, según admitió el titular de la Uocra, Néstor Chavarría. También se observan cesantías en ámbitos de comercio, aunque sin datos concretos.
En cuanto a la conflictividad laboral, desde Trabajo advierten una ascendente presión salarial. “Los acuerdos son semestrales y generalmente por sumas fijas. En algunos casos incluyen claúsulas de estabilidad laboral. De todas formas, percibimos una creciente conflictividad”, concluyó la fuente.

De todas formas no todas son malas. En ese marco, las fuentes admitieron que, si bien contados, hay casos de empresas que han discontinuado el procedimiento de crisis principalmente en el sector metalmecánico y producto de la tracción de Brasil. De todas formas, desde la Cámara de Industriales Metalúrgicos, su titular Juan Grundy advirtió que el plan para incentivar la demanda de cero kilómetros en ese país y que tan buenos réditos ha dado, vence el 30 de junio próximo.
Por lo demás, el número de procedimientos presentados involucra en un 55% a empresas enroladas en la UOM, Asimra y Smata. En tanto, el número de trabajadores suspendidos llega a unos 7500 y algo más de 2 mil despedidos, siempre seg&uacu

Artículos destacados