Ahora Nación destrabará fondos para construir 2 mil viviendas en Córdoba

ATRASO. La Provincia admite que deberá aportar una contraparte para cubrir la variación de costos. El mecanismo de redeterminación de costos no permite cubrir plenamente el desfase producido desde 2006.

Convocó al Gobierno provincial para analizar la modalidad de los desembolsos. Son planes ya licitados y adjudicados pero que sólo recibieron un anticipo financiero. Como la partida ya fue “devengada” del Presupuesto, la idea es cerrar esos frentes antes de diciembre de 2015. El proyecto involucra unos 400 millones de pesos y generará seis mil puestos de trabajo directo.

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El Gobierno nacional contactó a su par de la Provincia de Córdoba para reflotar la construcción de dos mil viviendas en territorio cordobés, en el marco del Plan Federal II lanzado a mediados de la década pasada pero que nunca terminó por ejecutarse. Se trata de unidades licitadas y adjudicadas bajo el rótulo del Hogar Clase Media (HCM) en la segunda gestión de José Manuel de la Sota en la Provincia.

Los planes que se reactivarían incluyen capital de interior, con una inversión estimada de 400 millones de pesos. En tanto, el plazo de obra rondaría los 12 meses. De activarse, el plan permitiría la creación de seis mil puestos de trabajo directos, a razón de tres empleos por cada vivienda.

Las autoridades provinciales ya mantuvieron reuniones con funcionarios de Vivienda de la Nación y estiman que podría haber definiciones en los próximos 30 días.

El tema ya fue motivo de contactos entre el titular de la Cámara de la Construcción Delegación Córdoba, Mario Buttigliengo, y funcionarios provinciales, según confirmaron a Comercio y Justicia fuentes consultadas de ambas partes.

De hecho, también fue repasado en el marco del último encuentro del denominado Grupo de los Seis con el gobernador De la Sota el miércoles último, cuando se habló de la marcha de la obra pública y las perspectivas por delante.

Es que la Cámara de la Construcción reúne a empresas que tienen contratos firmados con la Provincia por esos planes y que ahora serían reflotados.

Concretamente, este medio informó días atrás que esas contratistas habían alertado sobre la situación de virtual quiebre de la ecuación económico-financiera en vínculos firmados años atrás y cuyos costos, aun con las actualizaciones de ley, habían quedado totalmente desfasados.

Ese escenario había sido planteado al ministro de Infraestructura, Hugo Testa, luego de que el funcionario anticipó la posibilidad de rehabilitar esos planes.

Obviamente, entonces se hablaba de recursos provinciales pero ahora la posibilidad es avanzar con desembolsos desde la Nación.

Ejecutar los planes devengados
En un marco de cuasi permanente tensión político-institucional con la Nación, que en definitiva fue clave para que los recursos del Plan Federal II no llegaran a Córdoba, llamó la atención la convocatoria de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda dependiente del Ministerio de Planificación Federal.

Según pudo reconstruir este medio, el llamado no fue sólo para Córdoba sino también para otras provincias, entre ellas Santa Fe.

La intención de las autoridades nacionales es darle un “cierre” a los programas que quedaron abiertos y ese “cierre” tiene fecha: el 10 de diciembre de 2015, plazo en que concluye la actual gestión de la presidenta Cristina Fernández.

Se trata de ejecutar programas, en este caso de vivienda, que habían goteado partidas pero que nunca se concluyeron.

En definitiva, concluir planes que ya habían generado un devengamiento de partidas y que tenían el correspondiente reflejo presupuestario.

De hecho, son iniciativas que habían sido licitadas y adjudicadas por la Provincia en 2006 y que iban a formar parte del Plan Hogar Clase Media, esto es el Federal II con fondos nacionales, más una contraparte que aportaba Córdoba y que redundaba en viviendas con detalles extra respecto a las originales y que a la postre le daba pie para bautizarlas con el rótulo de Clase Media.

Entonces, la Nación sólo giró el anticipo financiero para avanzar en parte de esos proyectos. El resto es historia ya conocida.

Las partidas no llegaron y De la Sota mandó el plan al freezer , no sin antes recordar que fue la Nación la responsable del fracaso. Con Schiaretti en la Gobernación, se avanzó en una reformulación del programa. “Paso a paso” fue entonces la consigna y, con fondos propios, se resolvió encarar aquellos frentes más avanzados, siempre a la espera de los recursos nacionales para esos programas que ya a esa altura parecían definitivamente caídos.

El lanzamiento, más cercano en el tiempo, del programa ProCreAr de créditos hipotecarios pareció ser el certificado de defunción de aquel Plan Federal II, al menos para Córdoba.

Si bien el ProCreAr no articula con los gobiernos provinciales y sólo se vincula con las familias beneficiarias de ingresos medios que califiquen para préstamos bancarios, en la práctica el mecanismo complementó los planes de viviendas sociales vigentes. En el caso de Córdoba, hay varios frentes abiertos, entre ellos más de 1.700 unidades en barrio Liceo en la ciudad de Córdoba.

Asimismo, la Nación comenzó a acordar directamente con los municipios planes específicos para cada localidad.

Como fuere, la convocatoria del Gobierno nacional para reactivar el fondeo para los planes licitados en 2006 tomó por sorpresa a los funcionarios del Ejecutivo provincial después de tantos años y sin que medie ningún acercamiento político que suponga una señal desde esa lectura.

Pese al hermetismo oficial sobre el tema, trascendió que las partidas alcanzarían a unos 150 mil pesos por vivienda, esto es el precio original más los ajustes por variación de costos que no alcanzan a cubrir la suba efectiva de los diferentes items que componen el proyecto. Al haber transcurrido 12 años desde aquel presupuesto original, el desfase es importante, advierten las empresas constructoras, expectantes por las novedades.

En ese marco, trascendió que la Provincia aportaría una contraparte para cubrir ese desfase respecto al costo real de las obras para así iniciar los trabajos en el corto plazo.

El plan HCM lleva entregadas poco menos de 500 viviendas entre capital e interior y se esperan completar mil unidades antes de fin de año.

35.632 “soluciones”

De acuerdo con datos al 31 de diciembre de 2013 (último dato disponible) de la Subsecretaría de Vivienda de la Nación, desde 2003 esa repartición contabilizaba 35.632 “soluciones habitacionales” para Córdoba. De ese número, 27.106 fueron “terminadas”, 7.984 estaban “en ejecución” y 542 “a iniciarse”. En tanto, en el país, la cifra total era de 1.076.430 soluciones. Ese listado incluye 13 planes habitacionales. No obstante, los más importantes incluyen 289 mil unidades del Plan Federal de Viviendas, 175 mil del Plan Federal Mejor Vivir y 138 mil del Promeba (Programa de Mejoramiento de Barrios).

Ver también: Por ahora, la obra pública mantendrá el ritmo, aunque en frentes concretos

Artículos destacados