Aguas: el costo del plan trienal de obras impactaría en suba de 70% en tarifas

El plan trienal de obras que la empresa Aguas Cordobesas comenzará a discutir con la Provincia en las próximas horas podría tener un impacto de hasta el 70 por ciento en las tarifas de la compañía.
Así lo admitieron a Comercio y Justicia fuentes del Ejecutivo provincial, quienes, no obstante, aclararon que se trata de un caso hipotético y sólo si el plan de obras por $200 millones que presentó la firma es trasladado un 100% a tarifas.
El porcentaje surge luego de ponderar el costo del plan y la facturación de Aguas que el año pasado sumó poco más de $90 millones.
En rigor, el escenario es posible y hasta probable atento a la posición del gobernador Juan Schiaretti de dejar sin efecto la política de subsidios para frenar subas a los usuarios.
Es que de acuerdo con el contrato, el costo del plan de obras deberá ser enfrentado por el concedente o por los consumidores vía tarifas.
Claro que en caso de inclinarse por esa última opción, la suba podría ser escalonada incluso en un plazo de varios años, tal como admitió el informante.
“Primero hay que discutir el plan de obras, después veremos”, señaló por su parte una fuente del Ministerio de Obras Públicas.
Pero según pudo conocer este medio, el plan presentado por la compañía no deja mucho margen para bajar costos. De los $200 millones, el 85% irá a financiar la renovación de 150 mil conexiones y la colocación de 100 mil medidores, exigencia que figura en el contrato.
El resto, unos $30 millones, serán destinados a cambiar cañerías y otros trabajos menores para mejorar la calidad en la prestación del servicio y reducir pérdidas.
Una vez aprobado el plan, el Gobierno deberá resolver cómo afronta el costo. “Hay varias posibilidades. Podría ser un mix: parte del costo lo afrotaría la Provincia y otra parte el usuario a través de un aumento de tarifas. Todavía es prematuro hablar de un esquema”, señaló una fuente oficial.
De todas formas, a esta altura ya entra a tallar la oportunidad política de un aumento, principalmente si se aplica en 2009, un año electoral donde la Provincia buscará despejar dudas luego de los disputados comicios del 2 de septiembre pasado.
Desde la empresa, en tanto, prefieren la cautela. “El tema está pendiente y deberá ser abordado una vez que cerremos el aumento por costos de 2006 y 2007”, aseguraron.
Pero por lo bajo ambas partes admiten el atraso en resolver la situación. Es que, siempre en función del contrato, la empresa debía presentar el plan trienal en septiembre pasado. El concedente ingresó el proyecto pero nunca fue abordado en profundidad como para su aprobación, atento a la necesidad de cerrar primero la suba por costos de los dos últimos años.
“En realidad estamos atrasados. Es un plan de debía comenzar a regir en enero y aún no fue aprobado pero ya conocemos detalles, por lo que no vamos a arrancar de cero”, admitieron desde Obras Públicas.
Más allá de las justificaciones del caso, tanto la concesionaria como la Provincia reconocen que, resuelta la suba escalonada, que hoy se discutirá en audiencia pública, el plan de obras y su posible impacto tarifario es el tema pendiente que deberá abordarse en lo inmediato.

Artículos destacados