AFIP puede pedir la detención de directivos de Bunge

Sospecha de una evasión por 1.200 millones de pesos y evalúa solicitar prisión. También podría pedirla el fiscal. Creen que se trata de “la mayor evasión tributaria en Argentina”.

Las autoridades de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) analizan solicitar a la Justicia la detención de los directivos de la firma Bunge por la presunta evasión de alrededor de 1.260 millones de pesos. El organismo podría hacer uso de esa facultad por tratarse de una evasión superior al millón de pesos. De todas maneras, si se elevara ese pedido de AFIP o del fiscal, la decisión de la detención quedaría en manos del juez federal subrogante de Río Cuarto, Carlos Ochoa.

El fisco estima que la empresa Bunge evadió el pago del impuesto a las Ganancias por alrededor de 1.200 millones de pesos entre los años 2007, 2008 y 2009. El organismo oficial indicó que la firma tributó Ganancias por 350 millones de pesos en 2006 y posteriormente, durante tres años consecutivos, pasó a abonar “cero peso”.

Para la AFIP resulta “inexplicable” que de un “día para otro” hayan decidido pagar “cero” de impuesto a las Ganancias. El organismo consideró además que “no hay caso de evasión impositiva más grande que el detectado en Bunge”.

El avance del fisco sobre los sectores con mayores ganancias en los últimos años no es nuevo. Recientemente la AFIP había denunciado que “de las diez firmas que más granos vendieron en 2009, hay cuatro que no pagaron ni un sólo de Ganancias”, y que la mayor exportadora de aceites tampoco aporta al crecimiento de la recaudación ya que declaró “cero” de Ganancias el año pasado.

Asimismo, el organismo impulsa una política muy enfática de recuperación de ingresos mediante juicios a morosos y de persecución a evasores. De hecho,  entre enero y junio de 2009 se recaudaron 309 millones de pesos, mientras que en el mismo período de 2010 se finalizaron juicios por 535 millones de pesos, es decir 73% más.

Desde Alemania

– La presidenta Cristina Fernández criticó ayer, vía Twitter, el Congreso y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por no adoptar medidas tendientes a luchar contra la evasión fiscal. “AFIP descubrió la mayor evasión tributaria en Argentina. La cerealera Bunge habría evadido impuestos a las Ganancias por $1.200 millones. Increíble, cuanto más ganan más evaden”, escribió en primer lugar.

– Luego agregó: “El 17 de marzo envié a la Cámara de Diputados un proyecto para que fueran presos los grandes evasores. ¿Qué pasó con este proyecto que defiende los intereses de los argentinos? Nada. Duerme el sueño de los justos”.

Artículos destacados