AFIP prevé más operativos antievasión en el agro

En el marco de las investigaciones que desplegó en los últimos meses, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que detectó una evasión impositiva de 300 millones de pesos que involucra “prestanombres”, intermediarios insolventes y productores agropecuarios reales y ficticios, como así también molinos, aceiteras y exportadoras. La maniobra implicó a personas y empresas en Córdoba -que no fueron precisadas- y la delegación local del organismo anticipó que continuarán con este tipo de operativos, “porque se trata de una modalidad que se ha detectado desde hace un tiempo y aún se sostiene como hipótesis”.

Según reseñó la AFIP, la evasión se originó a partir de la obtención irregular de más de 130 mil cartas de porte, que representan 3,25 millones de toneladas de granos, por las cuales los productores no pagaron IVA y Ganancias, y que generaron ventas por 2.800 millones de pesos.

Mediante un comunicado, el ente recaudador explicó que la maniobra empezó cuando el sistema de emisión de cartas de porte -un documento que necesitan todos los productores para transportar sus granos-, era administrado por la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Federación de Acopiadores.

En ese sentido, el organismo recordó que a partir de febrero de 2009 implementó un sistema gratuito de tramitación de ese documento “para evitar que terceras personas, con documentación adulterada, adquiriesen las cartas de porte en nombre del verdadero productor”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

De acuerdo con la versión oficial, la investigación que derivó en la detección de esta maniobra “se inició a partir de la denuncia realizada espontáneamente por un pequeño productor agropecuario, quien declaró que se compraron 350 de cartas de porte a su nombre. Esa cantidad de documentos no está relacionada con su capacidad económica y productiva”, puntualizó la AFIP.

Añadió que también se logró detectar “la intervención de profesionales, principalmente contadores públicos, tanto en los trámites como también en la creación de las empresas ficticias involucradas”.

Según el organismo recaudador, la operatoria tenía ramificaciones en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en 11 provincias del país (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Salta, Chaco, Tucumán, Santiago del Estero, Mendoza, San Luis y La Pampa).

Modalidad usual
En diálogo con Comercio y Justicia, el titular de la delegación local de la AFIP, Santiago Cataldo, evitó precisar las personas y empresas involucradas en la operatoria detectada por el organismo, pero comentó que la investigación se originó en Buenos Aires y llegó a Córdoba por el rastreo de los usuarios de las facturas apócrifas. “Hay distintas regiones de la provincia que están involucradas”, sólo apuntó.

El funcionario indicó además que se prevén operativos similares en los próximos meses, “porque se trata de una modalidad que se ha detectado desde hace un tiempo y aún se sostiene como hipótesis”.

El organismo viene realizando una intensa labor en la provincia: descubrió a principios de mes una maniobra de evasión por 50 millones de pesos en empresas agroindustriales del sur de la provincia, dedicadas a la elaboración de aceites y alimentos balanceados para hacienda.

También, en septiembre de 2009 detectó otros do

Artículos destacados