Advierten sobre desfase del régimen monotributista

La fuerte desactualización de las categorías de monotributistas, congeladas desde hace diez años, se profundizará con un inminente aumento de la cuota mensual de hasta 20%, denuncian estudios contables.
El recurrente problema afecta a miles de pequeños comerciantes, microemprendedores y profesionales de diversas ramas. Los especialistas señalan que crecerá la lista de quienes quedan fuera del régimen debido a la inflación. La explicación es que la acumulación inflacionaria de una década fue elevando los aportes por los ajustes sucesivos, sin corresponderse con un real aumento de los ingresos de estos contribuyentes. De esta manera, quienes suben de escala por la inflación llegan a una instancia que no pueden pagar o ya no les resulta redituable. Por ese motivo, los pequeños contribuyentes saltan de categorías sólo a instancias de una facturación que encierra "utilidades ficticias", producto del aumento de precios, sin haber mejorado realmente su situación. El estudio Kaplan, Volman & Asociados indicó que "la situación más grave es la del monotributista de la última categoría prevista por la ley, ya que al superarse el monto máximo estipulado por la norma legal, el contribuyente debe inscribirse en el régimen general, pudiendo verse afectada su situación tributaria por la mera reexpresión de valores nominales".

Los pequeños contribuyentes, a través de entidades empresarias pymes o de profesionales, han reclamado sin obtener señal del Gobierno que indique cambios en las categorías. No obstante, los especialistas destacan las dificultades que atraviesa el régimen simplificado, tanto para los que están amenazados de expulsión como para quienes hacen del Monotributo un refugio para contribuyentes no tan pequeños. La opinión generalizada es que en el sistema “están muchos que no debieran” y “no están los que debieran estar”. Pero esto es consecuencia de un problema endémico del país: la falta de control en el parámetro ingresos para permanecer en el régimen. Para el pequeño comerciante, el principal problema del régimen simplificado es que corta la cadena de generación de créditos y débitos fiscales en el IVA.
El incremento regiría a partir de octubre. Quedarían afectados cerca de un millón de cuentapropistas y alrededor de 200 mil empleadas domésticas. Por la suba, el aporte de jubilación pasará de $35 a $42 mientras que la cuota de salud del titular crecerá de $37 a $44.Para el grupo familiar primario la cuota pasa de 31 a 37 pesos. De esta forma, los pequeños contribuyentes de la categoría A –es decir que facturan hasta $12 mil anualmente- pasarán a pagar $122 en lugar de los actuales $105, lo que representa un aumento cercano al 16%, con los cambios que prevé el Gobierno.

Artículos destacados