Actividad económica volvió a caer fuertemente en la provincia

En abril registró una baja de 4,5% respecto a 2013, la mayor en lo que va del año. No obstante, hubo una recuperación en la medición con relación al mes anterior. Salvo la actividad agropecuaria, el resto muestra signos negativos -aunque con matices-.

El Indicador de Actividad Económica de Córdoba (Inaec) mostró en abril una baja de 4,5 por ciento respecto a igual mes del año anterior y acumula así una merma de 1,95 por ciento en los primeros cuatro meses del año con relación al primer cuatrimestre de 2013.

La baja de abril fue la mayor en lo que va del año y muestra una economía en fase recesiva, en línea con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

No obstante, en abril y en la medición desestacionalizada (respecto a marzo), el nivel de actividad creció 2,83 por ciento, evolución positiva que no mostraba desde enero.

Los datos corresponden al Inaec que elabora cada mes la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.

De acuerdo con la información oficial, la caída se sustentó en la baja registrada en tres de los cuatro indicadores que componen el índice.

Por lo pronto, los datos referidos a la evolución de la actividad industrial (Isicor) exhibieron en abril una merma de 4,71 por ciento con relación a igual mes del año pasado y acumulan en los primeros cuatro meses del año una baja de 7,18 por ciento.

Si bien la información no especifica detalles, surge evidente que uno de los principales lastres de la industria fue la metalmecánica y particularmente la actividad automotriz y autopartista, cuyos indicadores en el año son ciertamente negativos. De todas formas, en la medición desestacionalizada con relación a marzo, la actividad industrial mejoró 14,64 por ciento. En 2013, el indicador dio una mejora de 5,73 por ciento con respecto al año inmediato anterior.

En cuanto a la actividad comercial (Iccor), en abril evidenció una caída de 12,01 por ciento en la comparación interanual. La fuerte baja no fue, sin embargo, la más marcada. En marzo había mostrado una reducción de 15,73 por ciento. Con esas cifras, el indicador muestra una retracción de 8,26 por ciento en el acumulado anual.

Los datos negativos del comercio, que en los meses sucesivos (mayo y junio) también exhibieron bajas en las ventas, no hacen presuponer mayores cambios en la información que difunda Estadísticas para esos meses.

De todas formas, al igual que la industria, la actividad comercial registró una suba respecto a marzo último, en este caso de 8,07 por ciento.

Por su parte, el índice que mide la actividad agropecuaria (Isacor) mostró en el primer trimestre del año una mejora de 13,64 por ciento en la comparación interanual y acumula una suba similar en lo que va del año, siempre respecto a 2013 por tratarse de datos trimestrales. Se trata del único indicador que mostró signos positivos en función de datos apuntalados en una cosecha provincial récord.

La mejora también se observó en el análisis desestacionalizado. Con relación al cuarto trimestre de 2013, la suba fue de 8,94 por ciento.

Finalmente, el índice que mide la evolución de los servicios públicos (Ispcor) exhibió en el mes de abril una baja interanual de 8,14 por ciento. En tanto, en el acumulado anual, el indicador mostró una variación de 5,10 por ciento, mientras que en la comparación respecto a marzo pasado, exhibió una caída de 8,82 por ciento.

En el caso del indicador de los servicios públicos, la caída internual en abril es la primera en el año. De hecho, venía mostrando subas interanuales de peso; por ejemplo, en marzo esa mejora fue de 12,18 por ciento. En 2013, ese rubro había mostrado un aumento discreto de sólo 1,34 por ciento.

En función de la evolución de los indicadores en los meses posteriores a abril, es de esperar que la caída interanual se mantenga aunque probablemente con una desaceleración en función de algún cambio de tendencia que se muestra en la comparación desestacionalizada respecto al mes inmediato anterior.

La industria manufacturera y la construcción explican 28% del indicador

De acuerdo con la información oficial, el principal ponderador para el cálculo del Inaec corresponde a la Industria manufacturera, con 20%. En tanto, Agricultura y ganadería explica 13% del indicador. Asimismo, los datos correspondientes a Comercio al por mayor y menor son responsables de 16% a la hora de cotejar los datos del Inaec. De hecho, esos tres rubros explican practicamente la mitad del índice.

En tanto, el resto de las ponderaciones se distribuye en otros rubros. Por ejemplo, Transporte y comunicaciones participa con 9%, Construcción explica 8% e Intermediación financiera, 7%.

En orden decreciente, se ubican: Actividades inmobiliarias con 6%, Administración pública 5%, Enseñanza 5%, Servicios de salud 4% y, finalmente, Suministro de electricidad, gas y agua y Hoteles y restaurantes, con 3% cada uno.

De acuerdo con los datos oficiales, para el cálculo del Inaec se utiliza una metodología enmarcada en el enfoque contable, se recolectan 106 series económicas con periodicidad mensual cubriendo las actividades más relevantes de la Provincia de Córdoba, se trabaja con 2009 como año base y se prioriza el uso de índices de volumen físico tratando de evitar variables nominales.

Artículos destacados