Activan matriz de riesgo para contribuyentes y aceleran fiscalizaciones: 50 mil en un año

Tipificará a cada sujeto en función de su cumplimiento con el Fisco. También habrá una matriz e Reincidencia. Disparará fiscalizaciones con el objeto de lograr la “autocorrección de la conducta” atípica. Hoy, cerca de 40% tendría riesgo medio o alto. La recaudación de la Policía Fiscal creció 113% en 2018 luego de multiplicar acciones

El Gobierno provincial activó una matriz de Riesgo Fiscal y de Reincidencia para contribuyentes del impuesto a los Ingresos Brutos que permite “categorizar” a los sujetos “de acuerdo con el grado de cumplimiento de sus obligaciones fiscales formales y/o materiales, a los fines de establecer procedimientos de gestión, administración y/o recaudación diferencial”. El mecanismo incluido en el inciso 12 del artículo 20 del Código Tributario para 2019 ya comenzó a activarse en el ámbito de Rentas y Policía Fiscal, con vistas a eventuales acciones de fiscalización, en el marco de la política tributaria impulsada por el Ministerio de Finanzas para “promover la autocorrección de la conducta del contribuyente para evitar el agravamiento de su situación fiscal” y, en forma paralela, afianzar en la sociedad la percepción de que “el cumplimiento de las obligaciones impositivas es negocio, no así la dilación en el tiempo a la espera de moratorias”, según indicó el secretario de Ingresos Públicos, Heber Farfán. La Matriz de Riesgo Fiscal está integrada por 22 variables que, al resumir el cruce de información, permiten establecer el nivel de riesgo “medio y alto” en el que se encuentra un contribuyente. En tanto, la Matriz de Reincidencia expondrá la situación de los “contribuyentes que son evasores contumaces”, indicó por su parte del director de Policía Fiscal, Adolfo Bringas. El objetivo es demostrar que la “reincidencia en los incumplimientos no es negocio porque se agrava la situación”, agregó. Al final, “lo que se busca es desalentar los caminos cortos y la expectativa de moratorias”.

En ese marco, los 250 mil contribuyentes de Ingresos Brutos -excluidos los monotributistas federales- podrán figurar con riesgo bajo, medio o alto.
“Si bien la situación es muy dinámica, estimamos que cerca de 40 por ciento está categorizado como de riesgo medio y alto”, estimó Bringas, quien recordó que, además de Ingresos Brutos, el organismo realiza un seguimiento de los contribuyentes de Sellos y, por cierto, de Convenio Multilateral.
Ambos funcionarios junto al ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, participaron ayer de un desayuno de trabajo con diferentes medios, entre ellos Comercio y Justicia. La intención de las autoridades fue explicar los avances en el trabajo de Policía Fiscal y anticipar planes para el año próximo.
En ese marco, Bringas reseñó los cambios aplicados en el área desde 2016 que permitieron dotar de mayor celeridad a los procedimientos de fiscalización y pasar de 500 “fiscas” integrales al año a un total de 50 mil en 2018 que incluye, no sólo integrales sino simplificadas y agravadas, como paso previo a las primeras que son cuando el organismo recaudador debe avanzar con procedimientos de mayor complejidad a tenor de incumplimientos sostenidos en el tiempo. Esas situaciones pueden derivar no sólo en acciones punitivas desde lo económico sino también, llegado el caso, en denuncias al amparo de la Ley Penal Tributaria. De hecho, el funcionario confirmó que ya son cinco las interpuestas de las que sólo citó la correspondiente a Grababus. Hay dos que anticipó este medio tiempo atrás: Zárate y Minetti. En tanto, no trascendieron las otras dos que ya fueron interpuestas.

Las acciones incluyeron el uso de otras herramientas como embargos preventivos. Sólo este año se realizaron 67, según se informó.
Por lo demás, los funcionarios recordaron que los avances en el área se profundizaron a partir de un acuerdo que incluyó el asesoramiento de expertos tributaristas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A partir de esa instancia se determinó la creación de tres áreas para auditar a los contribuyentes: Análisis, Fiscalización y Determinación de Oficios y Multas.
El eje de la nueva política está en “la identificación de inconsistencias para que el contribuyente pueda corregir las irregularidades en la que haya incurrido o modificar su conducta; no se prioriza la penalización”, explicó Bringas. Es allí donde aparecen las fiscalizaciones simplificadas, agravadas e integrales. Esa mecánica permitió al organismo incrementar 113 por ciento la recaudación y pasar de $383,3 millones en 2017 a $815,4 millones este año.

Respecto a 2019, Policía Fiscal prevé invertir unos US$100.000 en la incorporación de Inteligencia Artificial para ampliar la capacidad de procesar, cruzar y analizar información del universo de contribuyentes. “Queremos tener mayor contundencia en los análisis e ir más allá, hacia sectores que no están siendo fiscalizados y sectores económicos no tradicionales”, detalló Bringas.
La idea es cruzar la mayor cantidad de información posible entre contribuyentes, además de datos AFIP, tarjetas de crédito, consumos de energía y otros proporcionados por agentes de retención o de percepción. En tanto, el ministro Giordano apuntó que la idea a partir de las reformas instrumentadas, es empezar a “crear un Estado serio” con financiamiento sustentable para dar respuesta a la demanda de obras y servicios esenciales.

Artículos destacados