Acordó el SEP mientras que la Administración Pública entra en receso por el virus

El Gobierno de Córdoba y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) rubricaron ayer el acta en la que acordaron un incremento salarial de hasta 17 por ciento hasta julio, en el marco de la paritaria 2020.

El acuerdo contempla un incremento salarial aplicable en tres tramos: el primero retroactivo a febrero, el segundo con vigencia a partir del mes de mayo y el tercero a partir de julio de 2020.

Los incrementos varían según los cargos y antigüedades e implican para febrero aumentos del salario de bolsillo que parten del 5 por ciento, en mayo llega a 10 por ciento y en julio alcanza a 16 por ciento, en relación mes de enero (los porcentajes no son acumulativos), e incluye al personal del Escalafón General, Equipo de Salud Humana, Científico-Tecnológico, Cuerpos Artísticos y Policía Fiscal.

Asimismo, se acordó actualizar el valor de las asignaciones familiares y los viáticos.

La próxima negociación para fijar la pauta salarial se realizará en el mes de agosto.

El retroactivo correspondiente al mes de febrero se abonará conjuntamente con la liquidación salarial del mes de marzo, de acuerdo al cronograma de pagos que oportunamente se informará.

Días atrás, el Gobierno había firmado un acuerdo similar con la Unión de Personal Superior (UPS) que se hizo extensivo a las fuerzas de seguridad.

Mientras, siguen sin firmar los docentes nucleados en la UEPC. Ese gremio iba a realizar un plenario esta semana pero ante las restricciones por el coronavirus, suspendió ese encuentro.

De esta forma, hasta que no acuerde, el personal docente no cobrará el incremento ofrecido por el Gobierno provincial que fue oportunamente desechado por los educadores.

 

Receso por coronavirus

Las negociaciones salariales, ahora acordadas con el SEP, se producen mientras el Gobierno dispuso receso para la Administración Pública provincial desde ayer, a partir de las 14 horas, y hasta el 31 del corriente.

Quedan exceptuados los Ministerios de Salud, de Seguridad, el de Justicia y Derechos Humanos (Servicio Penitenciario de Córdoba) y la Fuerza Policial Antinarcotráfico.

Las áreas incluidas en el receso administrativo deberán generar un plan de contingencia y el diseño de guardias mínimas para garantizar servicios esenciales, según se indicó.

La medida apunta a limitar la circulación de personas para, así, restringir la circulación del virus y, de manera directa, aminorar la evolución de la pandemia.

La disposición se tomó para “afrontar la grave situación sanitaria que padece el mundo, el país y nuestra provincia”, indica el decreto del Gobierno de Córdoba.

“El receso administrativo tiene características similares a lo dispuesto normalmente para el mes de enero, con guardias mínimas a fines de garantizar servicios esenciales”, se informó.

En la misma línea, la Municipalidad de Córdoba dispuso asueto administrativo hasta el 31 de marzo. La resolución municipal entrará en vigencia desde hoy, para las funciones centralizadas y descentralizadas, como parte de las medidas preventivas para contener la propagación del Covid-19.

En este marco, cada secretaría deberá disponer del personal necesario para realizar las tareas operativas a su cargo, debiendo diseñar un esquema de guardias mínimas indispensables y un plan de contingencias que posibilite dar pronta respuesta a eventuales urgencias. 

Artículos destacados