Más de 50 mil personas se inscribieron en las jornadas virtuales del Colegio de Abogados

El aislamiento significó una oportunidad para que los letrados se capaciten. La entidad colegial realizó 116 eventos académicos, abrió diplomaturas y especializaciones

El área académica del Colegio de Abogados de la Primera Circunscripción de Córdoba realizó un trabajo muy importante en materia de capacitación durante la pandemia. Todos los cursos, capacitaciones, diplomaturas y especializaciones debieron reformularse y adaptarse  a los nuevos tiempos. Así, el covid-19 terminó siendo una oportunidad para los abogados, quienes -en pleno aislamiento social preventivo y obligatorio- vieron la posibilidad de capacitarse mediante las jornadas gratuitas que brindó la entidad profesional de manera remota.

En poco más de cuatro meses, se realizaron 1160 eventos académicos bajo modalidad virtual, en los cuales se inscribieron más de 50 mil personas.

“Estamos muy contentos por la respuesta que hemos tenido de los matriculados”, destacó a Comercio y Justicia el secretario académico del Colegio de Abogados, Santiago Morra.

“Los abogados del interior, quienes muchas veces tenían dificultad para viajar a capacitarse, hoy están muy agradecidos, incluso los matriculados que viven en la ciudad de Córdoba porque el Colegio de Abogados les brindó la posibilidad de actualizar sus conocimiento en un momento que fue muy duro para todos; estabamos sin trabajar y, en ese momento, el Colegio llegó a tener tres eventos por día”, subrayó Morra, con orgullo.

Además de las jornadas de actualización, la entidad colegial abrió este año una diplomatura en conjunto con el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Córdoba, de una duración de ocho meses, en la que se inscribieron 400 personas, y lanzaron un curso de Especialización del Abogado de Niñas Niños y Adolescentes.

Recientemente, también se dio inicio a un curso de Posgrado de Discapacidad y Derecho en conjunto con la Universidad de Buenos Aires (UBA); un curso de Especialización Multidisciplinario de Géneros y Violencias; y una Diplomatura de Derecho de Consumo, ésta última con una duración de cuatro meses

Morra resaltó que todas las especializaciones cuentan con la certificación de calidad en binormas (ISO 9001 y la ISO 29990) que obtuvo el Colegio de Abogados en diciembre del año pasado.

Desafíos

El secretario Académico del Colegio destacó que la intención de esta gestión es continuar en la misma dirección que lo viene haciendo, incluso profundizando aún más la capacitación. “Ampliaremos la capacidad de las salas virtuales porque es mucha la demanda que tenemos”, dijo.

Aseguró que también profundizarán las alianzas con las universidades para jerarquizar aún más la capacitación para los abogados.

Mientras tanto, para agosto está previsto que se dicten otros 13 cursos para capacitar a 715 alumnos en la Escuela de Práctica Jurídica. 

Logro

Morra destacó que durante la pandemia se capacitó a 200 nuevos abogados en materia de género. Ocurre que en febrero la entidad colegial sumó un módulo de ejercicio profesional con perspectiva de género al curso obligatorio sobre Ética y Responsabilidad Social Profesional, para los abogados que soliciten la matrícula.

La resolución del directorio se enmarcó en el marco de la Ley Micaela y la entidad profesional se convirtió así en la primera del país en incorporar perspectiva de género en el ejercicio profesional.

 

El área académica del Colegio de Abogados cuenta con:

-Un Instituto de Estudios Jurídicos y 62 salas de estudio.

-Una Escuela de Práctica Jurídica que hoy imparte 13 cursos en forma sistemática de forma cuatrimestral.

-Un Centro de Mediación, en el que se generan los distintos ciclos de capacitación para formarse como mediadores.

-El PIA que es un programa de Inducción al novel Abogado que le posibilita la mejor inserción al campo profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *