“Queremos un Colegio amplio, abierto y con participación”

La abogacía tiene que estar unida y tener una fuerte presencia institucional, dijo a Comercio y Justicia  Ignacio Segura, el futuro presidente de la entidad, quien en septiembre reemplazará en ese cargo a Héctor Echegaray

Ignacio Segura asumirá la presidencia del Colegio de Abogados de la primera circunscripción judicial, con base en la ciudad de Córdoba, el próximo 11 de septiembre. Lo hará luego de que imponerse, por escaso margen- de apenas 124 votos-, a la lista oficialista que lideraba Andrés Bauzá. Su cargo como presidente será secundado por Ernesto Gavier, Verónica Bruera, Mario Ponce y Eugenia Asís.
Promete una gestión abierta y con amplia participación, con presencia institucional, y en diálogo permanente con los otros poderes del Estado. Asegura que hará una fuerte reestructuración en el área de capacitación apoyado por la Universidad de Córdoba y Conicet. En el Día del Abogado, el joven laboralista de 41 años, dialogó con Comercio y Justicia y trazó un panorama sobre la nueva gestión que lo tendrá como protagonista.

-¿Hacia dónde apuntará su gestión?
Lo que queremos y planteamos a lo largo de toda la campaña es darle otra dinámica a este colegio, queremos que tenga otra presencia institucional, esencialmente trabajar para y por el abogado, esa va a ser nuestra premisa principal. Queremos que los colegas se sientan respaldados, que las acciones que realicemos se comuniquen, porque muchas veces pasó que se hicieron cosas pero que no llegaron a explicarse adecuadamente. Sentimos que la abogacía tiene que estar unida y, por eso, yo me he reunido con los distintos colegas que participaron de la contienda electoral y los vamos a invitar para que participen, para que juntos trabajemos por la abogacía; queremos hacer un colegio amplio, abierto y con mucha participación.
Por otro lado, necesitamos fijar temas de agenda, temas inherentes de justicia que afectan el ejercicio de la profesión como, por ejemplo, la implementación de la ley de mediación.

-¿Por qué lo menciona como un tema de agenda?
-Lo primero que tengo que decir sobre esto es que desde el colegio vamos a apoyar la mediación porque entendemos que es un método rápido de resolución de conflictos; ahora bien, no estamos de acuerdo con la forma en que se está implementando esta herramienta porque ha generado un cuello de botella.

-¿Qué es lo que está fallando?
-Creo que faltó trabajo en la implementación y en la forma de adecuación a esta norma. No hay que perder de vista que la mediación ha implicado un cambio cultural en el ejercicio de la profesión; el abogado tiene que entender que la mediación es una herramienta más de trabajo para resolver los conflictos judiciales pero hay una demora recurrente y eso genera un rechazo al sistema. Por esto pensamos que tenemos que trabajar para mejorarlo.

-¿Cuáles son los otros temas de agenda sobre los cuales intentarán avanzar?
-Otro tema que nos interesaría trabajar y avanzar es la implementación de las reformas procesales. La reforma procesal laboral se suspendió, entendemos que tenemos que ser convocados a esta mesa de diálogo, estamos de acuerdo con esa reforma de la que participó el Colegio porque entendemos que todo aquel proyecto que busque acelerar los tiempos de la justicia es positivo. Nosotros queremos que se ponga en marcha la reforma procesal laboral, aunque sea en una primera etapa con juzgados pilotos para ir viendo como va adecuándose esa norma a la realidad jurídica y diaria, porque -al igual que la mediación- también implica un cambio en el ejercicio de la profesión.
También estamos pensando en pedir una reunión formal con el Tribunal Superior de Justicia para abordar diferentes temáticas -una de ellas recurrente, la mora en la resolución de los recursos-. Pero queremos trabajar en conjunto, abordar los problemas desde todas las perspectivas, es necesario articular con todos los actores de la justicia: el Ministerio de Justicia, el Tribunal Superior, el Colegio de Abogados y restablecer todas los canales de diálogo.

-¿Hay algún proyecto sobre el cual estén trabajando en materia de capacitación?
-Vamos a hacer una reestructuración total del área de capacitación del colegio. Le queremos dar otro perfil, otro vuelo y para eso estamos trabajando con la Universidad Nacional de Córdoba y su Facultad de Derecho, nos interesa articular políticas con ellos en materia de capacitación. También estamos trabajando en la firma de un acuerdo de colaboración con el Conicet en un programa que tiene, llamado “Ciencia y Justicia”, del cual forma parte la mayoría de los poderes judiciales de las provincias; el Colegio de Abogados de Córdoba será el primero en firmar ese convenio.

– ¿Qué tipo de convenio será el que firmarán?
-Nos pondrán capacitadores del Conicet a disposición para que brinden cursos en diferentes temáticas del área de la abogacía. Será de cero costo para el Colegio y lo firmaremos apenas asuma. Hay que decir que lo que estamos pensando es dictar cursos a los que pueda acceder el abogado de la calle con costos diferenciados, porque sabemos que es desigual la posibilidad que tiene un abogado con un empleado judicial, por ejemplo.

– ¿Cuál es su visión respecto del Consejo de la Magistratura?
– Nosotros queremos ser parte de la comisión del estamento de selección en el Consejo de la Magistratura y eso será una línea a seguir. Sería bueno replicar eso en Córdoba. Si bien somos parte de los comités evaluadores, nos gustaría tener más presencia porque la visión del abogado respecto del perfil y la función que tiene que tener un juez es diferente porque creemos que, más allá de la capacitación que debe tener un juez, lo primero que hay que ver es que sean buenas personas, que estén aptas psicológicamente para ejercer el cargo, que tengan empatía con la sociedad a la que pertenecen; hoy un juez no puede estar alejado de la sociedad de la que forma parte; allí es adonde tenemos que apuntar. Los abogados tenemos que estar en el Consejo de la Magistratura porque somos los que vemos la realidad del otro lado de la barandilla y somos articuladores de derecho, somos a los primeros que ve la sociedad como representación de Justicia y, por eso, debemos ser responsables y éticos en el ejercicio de la profesión. Éste también va a ser nuestro desafío, el de jerarquizar la profesión; sabemos que es un desafío complicado, a largo plazo, pero va a ser un eje también de nuestra gestión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *