El desafío: Trabajar para recuperar el prestigio de los abogados

Augusto Parola anticipó que desde la Federación de Colegios de Abogados de la Provincia de Córdoba realizarán una campaña publicitaria. “Necesitamos que los colegas sean valorados por la sociedad para que cuando una persona tenga un problema, tenga la confianza suficiente para recurrir a ellos”, explicó

El villamariense Augusto Parola transita su segundo año en el organismo que nuclea a 11 colegios de abogados de toda la provincia Córdoba. Recuperar el prestigio de quienes ejercen el derecho y ayudar a la administración de Justicia son algunas de sus preocupaciones.
En el Día del Abogado, Parola recibió a Comercio y Justicia y adelantó sus objetivos para que lo que resta de su mandato.
“Hay que jerarquizar la profesión y combatir las prácticas desleales que existen”, destacó y agregó: “Esto se hace, advirtiendo las situaciones que no son correctas; pero, paralelamente, pretendemos respaldar a los abogados que hacen bien las cosas”.

-Recuperar el prestigio de los abogados ha sido siempre materia de preocupación de su gestión pero no parece tarea sencilla.
-Así es, estamos trabajando en recuperar el prestigio del abogado en la sociedad, ese prestigio que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo; en algunos casos con acusaciones o valoraciones injustas. La sociedad siente un descreimiento general de la política, de la justicia, del abogado en particular y cuesta mucho mantener ese prestigio que tenían los colegas. Queremos que el abogado sea valorado por la sociedad para que cuando una persona tenga un problema, tenga la confianza suficiente para recurrir al abogado. Y esto es muy importante porque vemos muchas veces que, ante la desconfianza, la gente quiere arreglar un tema legal por sus propios medios y terminan causándose un mayor perjuicio.
El análisis de este contexto es el que nos ha motivado para iniciar en septiembre una campaña publicitaria que va a tener un doble fin que es-justamente- fortalecer la figura del abogado, hacerle ver a la sociedad que es importante que confíe en el letrado porque es el único que puede asesorar correctamente para no quedar luego en una situación de desprotección. El otro fin de la campaña es fortalecer las incumbencias del abogado, siempre pensando en ampliarlas y no en perderlas.

-Siguiendo este planteo de las incumbencias profesionales, ¿qué opinión le merece la puesta en marcha de mediación, teniendo en cuenta que se han sumado otros profesionales que no son abogados?
– El abogado trabaja con el conflicto y su principal tarea es solucionarlo de la manera más rápida; en ese sentido, el instrumento de la mediación es una vía acertada que se debe usar, si bien soy de la postura de que los abogados pueden solucionar un conflicto sin la mediación. Pero entiendo que es una vía adecuada y válida y que muchas veces se necesita la colaboración de profesionales especializados en esta tarea de mediar.
El problema que hoy tenemos -es lo que nos han dicho los colegios de Córdoba y Río Cuarto- está vinculado con una cuestión económica. El aporte reducido que se paga en estos procesos está trayendo un desfinanciamiento de las cajas y los colegios de abogados. Pero sin perjuicio de entrar en cuestiones económicas, sino pensando en la solución de los conflictos, creo que este instituto va a funcionar. Tenemos que tender a la solución de los conflictos y acotarlos en el tiempo. En este sentido, me parece bien que en algunos conflictos participen otros profesionales que no son del derecho, muchas veces tener la visión de otro profesional que pueda aportar claridad siempre es bienvenido; por supuesto, siempre uno de los mediadores tiene que ser abogado.

-Lo llevo al fuero laboral. ¿Cómo está la situación en el interior de la provincia en materia de comisiones médicas?
-Hemos colaborado mucho para que se abran comisiones médicas en distintas jurisdicciones de la provincia, todavía no se ha logrado la cobertura geográfica total, quedan algunas pero se ha avanzado mucho en ese sentido. En un comienzo se habían abierto sólo cuatro o cinco y se hacía muy dificultoso acceder a la justicia porque el trabajador y el abogado debían viajar 200 kilómetros para presentarse ante una comisión médica. Ahora está mejor la situación y estamos trabajando para que localidades como Villa Dolores, Cruz del Eje, Deán Funes, Marcos Juárez también tengan sus comisiones médicas.

– ¿Qué otros objetivos de gestión tienen por estos días?
– Queremos tener una mayor presencia en la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), creemos que hay muchas cosas para cambiar en cuanto a la abogacía organizada y queremos empezar a trabajar en modificar algunas leyes como, por ejemplo, la del Consejo de la Magistratura nacional. Entendemos que se debe recuperar la paridad en la representación, creemos que el estamento de los abogados necesita tener al menos dos abogados más en el Consejo de la Magistratura y que esos representantes sean del interior. Actualmente son dos, uno por capital y otro por interior, creemos que se debe regionalizar; si hablamos de un país federal, lo tenemos que hacer valer para que sea equilibrada la representación.

Un comentario en “El desafío: Trabajar para recuperar el prestigio de los abogados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *