Tras varios reclamos por vacunación sin obtener respuestas del Gobierno, paran gremios marítimos y fluviales

EL PUERTO DE LA PLATA. Se prepara especialmente para los envíos agroindustriales.

Gremios marítimos y fluviales dispusieron un cese total de actividades, por la falta de respuesta de las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación a sus reclamos para que los navegantes sean considerados trabajadores estratégicos y, como tales, sean vacunados prioritariamente.
El paro de las 11 organizaciones que representan a los marinos mercantes y de pesca de todo el país se irá endureciendo si no se dispone la inmunización de los trabajadores.
El cese total de actividades involucra a oficiales de puente y máquinas y al personal de marinería y maestranza y encolumna a la totalidad del gremialismo marítimo.
Es la primera acción que los marinos mercantes y pesqueros realizan en conjunto, denunciando “desprotección y abandono” por parte del Estado en todo lo atinente a la protección personal y laboral frente a la pandemia.
Cabe recodar que a fines de marzo los gremios marítimos y la Asociación Civil de Prácticos de Argentina le reclamaron al Ejecutivo que cumpliera con las directivas dictadas por organismos dependientes de la ONU sobre vacunación de tripulantes, como la Organización Marítima Internacional (OMI), sin éxito.
Al inicio de la pandemia y tras el dictado de la cuarentena en el país, distintas organizaciones del sector expresaron su preocupación por la falta de atención que las carteras de Salud y de Transporte le brindaban a las cuestiones sanitarias en los puertos.
También criticaron la falta de controles cuando arribaban buques procedentes de distintas partes del mundo.
Los representes de los prácticos de puerto y de los pilotos que asesoran a los capitanes de las naves extranjeras durante su navegación por aguas nacionales plantearon que había una “bomba de tiempo sanitaria”.
En ese sentido, recordaron que los prácticos suben a barcos tripulados por extranjeros de diversas nacionalidades, comparten muchas horas con ellos -a veces, días- y luego vuelven a sus casas y conviven con su entorno social.
Ante ello, se dispusieron medidas de control, como dotar a los profesionales de equipo de aislamiento. Además, se ordenaron inspecciones a naves “sospechosas” por parte de personal de la Dirección de Sanidad de Fronteras.
Sin embargo, los prácticos aseguran que la falta de control es casi peor a la que se vivía hace 12 meses y enfatizan que son personal de riesgo, ya que deben confiar en la declaración jurada que los capitanes extranjeros presentan 48 horas antes de llegar a aguas argentinas.
La aparición de distintas variantes del coronavirus los preocupa; especialmente, la de Manaos, ya que son muchísimos los buques procedentes de Brasil que deben tripular.
Por eso, consideran que la única solución es que los vacunen, tal como recomendó la OMI.

Sé el primero en comentar en "Tras varios reclamos por vacunación sin obtener respuestas del Gobierno, paran gremios marítimos y fluviales"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados