El maní tiene un puerto propio en el interior cordobés, con hub de cargas y polo logístico integral

Grupo Global se encuentra en el Parque Industrial de Deheza. Incorporó hace seis años el centro de distribución con plataforma integrada en Villa María, que tiene autorización como Depósito Fiscal y zona primaria aduanera. Esa infrasetructura junto a servicios integrales de profesionales de comex, se presenta como una terminal portuaria interior del país, que abarca toda la región sur de la provincia de Córdoba y gran parte de La Pampa

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

La provincia de Córdoba tiene una aduana que por períodos, genera más ingresos para el Estado nacional que la de la ciudad de Córdoba, excluyendo las aduanas domiciliarias de las Terminales Automotrices.
Se trata de la Aduana de General Deheza, creada por Ley del Congreso y que funciona desde marzo del año 2010 y con jurisdicción en todo el sur de la provincia.
Se trata de la aduana donde se realiza la operatoria de casi el noventa por ciento del maní que Argentina exporta al resto del mundo y que proviene en su totalidad, del clúster productivo manisero cordobés.
No sólo maní es lo que opera en la novel aduana ubicada al centro sur de la provincia, sino una amplia variedad de agro alimentos y productos industriales que terminan saliendo al exterior por los puertos de Rosario, Zárate y Buenos Aires; esta localidad es también un centro productivo aceitero de máxima categoría internacional.
En torno de esta producción se realiza una magnitud de negocios, al punto que la localidad vio nacer hace 20 años un Parque Industrial cuya actividad en los últimos tiempos se volvió incesante y que ya es un hub de cargas y de intercambio de los más importantes del país. “De la Aduana de General Deheza salen 500 contenedores por semana hacia los puertos, sólo de maní, imagínate el movimiento que estamos teniendo en la zona”, confía Juan Sambrana, de Grupo Global, uno de los operadores de Comercio Exterior que creció a la sombra de ese estallido productivo que vive Deheza.

Terramar Logística es la compañía que nació en 2006 de la iniciativa de un grupo de emprendedores y que ya opera cerca de 15% de todo ese movimiento de cargas.
“Veníamos haciendo los despachos de aduana desde 2003 con Global Comercio Internacional y la llegada al negocio del flete se dio de forma natural, ya que era parte de nuestra tarea contratar el servicio. De a poco fuimos creciendo, incorporando flota propia y hoy el negocio se integra con Polo Logístico General Deheza que es el Depósito Fiscal ubicado en el Parque Industrial de General Deheza, con una superficie cubierta de 2700 m2 de depósito para almacenar 2250 toneladas de producto terminado, capacidad para consolidar 20 contenedores diarios de exportación y una superficie total de 19.950 m2, la terminal de Contenedores que está operando en el parque Industrial de Villa Maria con playa de operaciones de 25.000 m2 y un movimiento de 3.300 anuales aproximadamente. Además de TGP Quality, que es la reciente Planta de Proceso de Legumbres emplazada contigua al Depósito Fiscal de General Deheza, con una capacidad para procesar 70 toneladas de producto terminado por día”, explican de Grupo Global.
El grupo empresario posee además de un equipo de Despachantes de Aduana con 15 años de presencia concreta en General Deheza y experiencia real en el sector (dicen que despachan aproximadamente el 48% de todo el maní que sale de la Argentina al mundo), la compañía de transporte encargada de los fletes marítimos y terrestres, la planta de proceso de legumbres, el Depósito Fiscal y la Terminal de Contenedores.

Y muestran números que son más elocuentes que las palabras: casi 40 mil contenedores transportados en camión; unos 30 mil contenedores movidos por mar; unas 40 mil operaciones de exportación realizadas exitosamente por la cifra de casi 3 mil millones de dólares durante los años que están operando. Datos que hablan por sí solos de integrar infraestructura y servicios junto a la producción, muy cerca de ella, con respuesta a todas las necesidades de la logística y del comercio exterior, es el modo concreto, rápido y eficiente de lograr un upgrade en la exportación de productos agroalimentarios cordobeses.

Aunque es general, y atraviesa una gran variedad de actividades, la crisis que se instaló en la economía argentina no impide el desarrollo de proyectos empresarios que vinculados con la dinámica de la exportación o del comercio integral en ambos sentidos, buscan potenciar las oportunidades de desarrollo que ofrecen las economías regionales asentadas en Córdoba y las regiones productivas cercanas a su centro de actividad.
Es el caso de dos iniciativas que están en marcha y no detienen ese crecimiento por más pesimismo que se instale entre los gurúes económicos nacionales. Por un lado, la zona aduanera primaria de General Deheza con su polo logístico y por otro la nueva terminal portuaria interior de CaCEC, la Cámara de Comercio Exterior de C{ordoba, que inaugurará antes de fin de año en su Centro Integral de Servicios para el Comercio Internacional.
Esta iniciativa es una apuesta de larga data de la CaCEC. La falta de espacios aptos para la radicación de nuevas inversiones, junto a la necesidad de facilitar la relocalización de empresas –hoy asentadas en zonas urbanizadas- motivó a esta organización empresaria a generar una doble iniciativa que traerá importantes beneficios para las empresas locales: creó su propio parque industrial, en un predio de 40 hectáreas al sur de la capital provincial, en Ferreyra, y además decidió construir allí un Centro Integral de Servicios para el Comercio Internacional, todo con una inversión (propia) de 250 millones de pesos.

Una vez que se inaugure -en el próximo mes de diciembre probablemente- será otra terminal portuaria interior para Córdoba y provincias vecinas, pensada y programada para convertirse en muy poco tiempo en un importante hub que movilizará cargas de empresas cordobesas por más de 15 mil toneladas anuales más las que lleguen desde otras provincias. A efectos prácticos y para las empresas que lo utilicen, el Centro Integral de Servicios de CaCEC será otro puerto en el corazón de la Argentina, con depósito fiscal, playa de contenedores, oficinas de las navieras internacionales, parque de unidades de transporte, plataforma para carga a granel y aduana propia.
Este proyecto está avanzado al 95% de la obra. El parque industrial ya está vendido casi en su totalidad y la infraestructura que lo compone se está ejecutando a pleno ritmo. Algunas de las principales empresas cordobesas tienen su lote y avanzan en los pasos previos a la edificación de futuras plantas. En tanto, el centro integral de servicios suma cada semana un punto de porcentaje final de obra y para fin de año estaría listo y en condiciones de inaugurarse.
Se trata de un viejo sueño de empresas cordobesas que está a punto de hacerse realidad. “Córdoba es potencia. Córdoba lo necesita. Pero hasta ahora ni siquiera tenía un depósito de contenedores. Una empresa que necesitaba uno debía pedirlo a Buenos Aires, tardaba una semana y además correr con los costos de flete y operación. Ahora eso se terminó. Tiene el contenedor acá, lo carga y lo despacha a puerto. Así de simple”, afirmó a este diario Gonzalo Mórtola, interventor de la Administración General de Puertos, entidad que junto a la Aduana nacional son parte esencial para el funcionamiento del nuevo centro.

Y como corresponde a todo hub o nodo de cargas, estará conectado a través de un acceso directo a la avenida de Circunvalación a las plataformas ferroviarias de carga y las viales que permiten llevar contenedores en bitrenes hasta las bodegas de los barcos anclados en los puertos, ya sea vía Buenos Aires o Zárate-Campana.
De este modo, la nueva terminal portuaria interior cordobesa facilitará trámites, agilizará tiempos, garantizará el manejo de carga, abaratará costos y asegurará de este modo el movimiento de importación y exportación que hoy está lejos, es burocrático, costoso, riesgoso y lento. De hecho, en sólo un año las autoridades de CaCEC prevén duplicar el manejo de cargas que tienen hoy en su depósito fiscal, llevándolo a 15 mil toneladas anuales.

El grupo y sus empresas

– Grupo: se trata de un grupo de  empresas especializadas en comercio exterior que brinda soluciones integrales.
– Sedes: Tiene oficinas en Villa María y Gral. Deheza, CABA y corresponsalías en Córdoba, Rosario y Mendoza.
– Global SA: despachantes de Aduana con 20 años de experiencia. Brinda servicios a algunos de los más grandes productores de maní, gestionando gran parte de la producción exportable.
– Terramar Logística: firma que se especializa en logística y transporte de cargas para el comercio internacional. Cuenta con acuerdos con las principales navieras y los operadores de transporte más importantes del mercado. Ofrece además transporte multimodal con el mayor menú de servicios de logística integrada, considerando las características y posibilidades de cada envío para optimizar sus costos y de este modo, mejorar la rentabilidad de cada negocio.
-Polo Logístico: Brinda servicios de depósito fiscal y logística integral para el comercio exterior, con gran capacidad operativa, Aduana permanente, Senasa y todas las prestaciones necesarias para una eficiente consolidación y desconsolidación de cargas. Atiende a operadores de gran magnitud.
-TGP Quality: Planta de procesamiento de legumbres y specialities, que provee no sólo el procesado de la materia prima, sino toda la tramitación el acondicionamiento necesarios para su exportación. La firma realiza recepción, prelimpieza, vibrado, selección por peso, color y tamaño y embolse para venta en el mercado internacional, optimizando su logística y cumpliendo con las exigencias de organismos nacionales y normas internacionales de calidad. La empresa tiene una nave con estructura de alma llena y cerramientos con paneles térmicos y silos de almacenaje selectivos por condiciones de recepción y depósito de mercadería terminada, lo cual es una nueva opción para el exportador de cultivos alternativos.

Puertos interiores

Córdoba fue la primera provincia en tener un Depósito Fiscal para el comercio exterior, a inicios de los años ‘70.

Las terminales automotrices sumaron luego aduanas domiciliarias y se desarrollaron plataformas en Córdoba y General Deheza.

Con estas, se proyecta la producción local al mundo, se trae el mundo a la provincia y se proyectan hubs de cargas locales para todo el interior argentino.

Artículos destacados