Home  >   #BuenasPracticasRSE   >   Mercado atractivo: con caucho reciclado hacen baldosas antideslizantes

Mercado atractivo: con caucho reciclado hacen baldosas antideslizantes

Dos emprendedores cordobeses incursionan en su fabricación. Espacios donde se realizan actividades deportivas, donde juegan niños o transitan ancianos son los principales sectores a los que apuntan. Este año validarán el artículo en el mercado.

Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Mariano Suarez, ingeniero industrial (egresado de la UTN FRC) y Ariel Turturro, empresario del caucho de la ciudad de Villa Allende (Rubber Argentina) decidieron embarcarse en la fabricación de baldosas a partir de caucho reciclado de residuos de industrias. La iniciativa se llama Tritium, y consiste en fabricar baldosas amortiguantes y antideslizantes de distintos espesores con posibilidad de aplicación en pisos deportivos, para caballerizas, para niños, ancianos o discapacitados, de borde de piscinas y otros.

En este momento, los emprendedores ya trabajan con prototipos de los pisos y capacidad pequeña de producción. “En un principio, el proyecto consistía en reciclar el caucho proveniente de la industria y venderlo como insumo para las canchas de fútbol de césped sintético. Luego nos empezamos a dar cuenta que debíamos apuntar a un producto con mayor valor agregado donde no sea necesaria una escala de producción tan grande. En ese momento, surgió la idea de realizar planchas con nuestro caucho reciclado, aglomerándolo de alguna manera”, cuenta a Comercio y Justicia Mariano Suarez.

– ¿Cuáles son las ventajas y utilidades de este tipo de baldosas?
– El producto es un piso amortiguante y antideslizante de caucho. La ventaja es que morigera posibles impactos, evita deslizamientos y también posibilita el filtrado del agua que caiga sobre él. Existe la posibilidad de fabricación en distintos colores y espesores.

Además, es un producto 100% reciclado y, al ser caucho reciclado de industria, no existe posibilidad que se encuentren alambres o telas mezcladas, lo que lo convierte en un caucho de excelente calidad, mucho mayor a la de caucho reciclado de neumático.

-¿A qué segmento de mercado apuntan con este producto?
-En un principio, apuntamos a su uso en lugares donde es necesario y beneficioso que el piso tenga una determinada amortiguación, por ejemplo lugares donde se realizan actividades deportivas que impliquen un impacto (gimnasios, cross fit, fitness, etcétera), como así también pisos para lugares de juegos de niños y de ancianos. También estamos interesados en estudiar la posibilidad de utilización en caballerizas donde sabemos que es importante la amortiguación para evitar la lesión de los caballos. Otro importante mercado que buscamos desarrollar es el de pisos de bordes de piscinas, ya que nuestro producto, al ser antideslizante y con la posibilidad de filtrar el agua, sería excelente para esa utilización.

– ¿Existe ya algún producto similar?
– Actualmente, existe comercialmente el producto pero fabricado en Buenos Aires. Hay disponible variedad de éste pero básicamente la diferencia es que nuestro caucho no es reciclado de neumáticos sino de caucho de desechos industriales. Por lo que el caucho es de mejor calidad y no existe la posibilidad de que esté contaminado con alambres o telas. Nuestro objetivo es diferenciarnos en la calidad del producto, por lo que nos encontramos trabajando para lograr cumplir con las normas vigentes para pisos amortiguantes actuales, con el apoyo técnico de la UTN.

– ¿Cual es el valor de la baldosa?
– El precio de venta del producto al consumidor final, actualmente se encuentra alrededor de $500 el metro cuadrado.

– ¿En qué etapa se encuentra el emprendimiento?
– En la actualidad, el proyecto se encuentra con los prototipos de productos listos y una capacidad de producción inicial. Nos encontramos tratando de iniciar el proceso de ensayos para lograr cumplir las normas de pisos amortiguantes. Además, estamos difundiendo el producto para realizar una validación en el mercado.

– ¿Cómo es el proceso de fabricación de estas baldosas?
– Consiste, básicamente, en el molido del caucho a reciclar, y luego el aglomerado en prensa del material mezclado con un producto adhesivo, activado por presión y temperatura.

– ¿Qué proyecciones tiene la iniciativa para este año?
– Este año queremos corroborar las características del producto realizando ensayos y cumpliendo con las normas existentes y, además, validar nuestro producto en el mercado, comenzando a comercializarlo en una baja escala en la ciudad de Córdoba.

– Según tu experiencia como emprendedor, ¿cuáles considerás que son las principales dificultades para emprender en Argentina?
– Las dificultades de emprender en el país vienen dadas por las características propias de nuestra coyuntura de constantes cambios y falta de previsiones a largo plazo, por lo que es imprescindible que el proyecto y el emprendedor sean totalmente flexibles a los cambios permanentes, y eso es algo difícil de lograr cuando recién se comienza. Además, aunque existen muchos programas de apoyo a emprendedores, creo que falta aún más ayuda del Estado para el desarrollo del ecosistema, no sólo económico sino también en la formación desde escuelas a universidades.

– ¿Cuáles son los errores más habituales al emprender?
– Puedo nombrarte algunos que yo mismo cometí. Creo que es importante en un principio tratar de no depender económicamente del proyecto, ya que te puede llevar a tomar decisiones equivocadas o acelerar tiempos que tienen que transcurrir indefectiblemente. No hay que enamorarse de la idea, no es lo que vale, seguramente la tuvieron miles de personas antes; lo importante es cómo vas a llevarla a cabo y tus capacidades para lograr hacerlo. Hay que aprender de los fracasos; no hay que tenerle miedo a esa palabra, la única forma de aprender es tropezando. Y por último, creer que tu producto se va a vender solo. No hay que subestimar el proceso de comercialización; no es fácil vender y puede llevar mucho tiempo y esfuerzo.

Acerca de Tritium

– Qué hacen: fabrican un piso amortiguante y antideslizante de caucho que mitiga impactos, evita deslizamientos y también posibilita el filtrado del agua que caiga sobre él. Al ser 100% caucho reciclado de industria no existe posibilidad que se encuentren alambres o telas mezcladas y es un caucho de excelente calidad.

– Mercado potencial: lugares donde se realizan actividades deportivas que impliquen un impacto, como así también pisos para lugares de juegos de niños y de ancianos. Estudian la posibilidad de usarlo en caballerizas donde es importante la amortiguación para evitar la lesión de los caballos.