Home  >   RRHH   >   Cuatro competencias personales que marcan la diferencia para los empleadores

Cuatro competencias personales que marcan la diferencia para los empleadores

Habilidades y aprendizaje. Lo que miran las empresas hoy.

Comunicación interpersonal, toma de decisiones, responsabilidad y desarrollo de tareas bajo presión se ponen bajo evaluación al momento de la selección, elección para proyectos y retención de talentos. ¿Qué están haciendo las empresas para desarrollarlas?

No todas las competencias personales tienen el mismo valor en el terreno profesional y son buscadas en los procesos de selección.
Es conocido que a veces tener un buen currículum no es garantía de éxito en el terreno laboral. Además de títulos y certificados de formación y desempeño, hacen falta competencias personales, es decir, elementos que cualquier persona pueda aplicar en su día a día, al margen de cuál sea la empresa u organización para la cual trabaja.
Según difundió recientemente la Escuela de Negocios de la Universidad de Barcelona, las competencias personales que mejor se valoran en el mercado laboral actual, son:

Comunicación interpersonal: Las personas no son islas. Están en un contexto en el que interactúan con sus semejantes. Sea cual sea la profesión que se ejerza y el cargo que desempeñe, insta a hacer un uso eficaz de la comunicación interpersonal lo que ayudará a establecer buenas relaciones, aumentará los niveles de autocrítica y empatía.

Toma de decisiones: “Las empresas valoran la capacidad de ciertos candidatos a la hora de decidir qué caminos tomar durante la ejecución de sus labores. Prefieren a aquellas que inspiren claridad, agilidad y visión a largo plazo”, sostiene la mencionada escuela de negocios española.

Responsabilidad: El sentido de responsabilidad aplica en todos los campos y disciplinas, y habla de la capacidad de cada persona para atender sus compromisos según una serie de normas o requerimientos.

Desarrollo de tareas bajo presión: Las personas mejor entrenadas para ello serán las primeras que tomarán algunas empresas, sobre todo aquellas que requieran personal ágil y resolutivo.

“Learnability” de habilidades
“En la actualidad, más empleadores que nunca saben que necesitan mejorar las habilidades y volver a capacitar a su fuerza de trabajo, y muchos de ellos lo están poniendo en marcha. Pero la conciencia, la intención e incluso los portales de aprendizaje en línea no son suficientes. Casi dos tercios de las organizaciones ofrecen capacitación gratuita, pero los trabajadores dicen que también necesitan tiempo, apoyo y orientación para aprovecharla. Las empresas deben contar con una cultura de aprendizaje (learnability) para atraer y retener a los mejores talentos”, sostiene la consultora de Recursos Humanos Manpower en su informe “Escasez de Talento 2020”.
Los gerentes también deben entender cómo varían las motivaciones de sus empleados al momento de aprender, dependiendo de dónde se encuentran en su trayecto de carrera y las responsabilidades que tienen que equilibrar. El tiempo, el dinero y la falta de apoyo son los mayores obstáculos para el aprendizaje; por eso los trabajadores quieren disponer de tiempo específicamente dedicado a estudiar, obtener resultados rápidos y un retorno de inversión de ese tiempo.
El estudio de Manpower sostiene que el director general debe ser el “jefe del aprendizaje” y el liderazgo debe calmar la sed de aprendizaje de los trabajadores. Parra lograr las mejores habilidades, hay que ayudar a las personas a entender su coeficiente de aprendizaje y a
conocer qué tipo de aprendices son. Además, dedicar tiempo y recursos para aprender. En este sentido, menciona como acciones: invertir en plataformas de aprendizaje a las que se pueda acceder en cualquier momento, implementar dinámicas flexibles, combinar el aprendizaje en línea con el aprendizaje presencial y la enseñanza entre pares.
Finalmente, hace hincapié en las conversaciones de carrera. “El aprendizaje continuo requiere de permanente entrenamiento y cuidado, más allá de la revisión anual de desempeño”.