Home  >   Pymes   >   Mujeres que emprenden: 78% sigue en el tiempo

Mujeres que emprenden: 78% sigue en el tiempo

A escala mundial, más de 126 millones de mujeres comienzan algún tipo de emprendimiento; 98 millones son continuados en el tiempo. Hoy, el género femenino representa en el mundo la mitad exacta de la fuerza laboral.

El rol de género en la actividad emprendedora tiene virtudes y características entre un sexo y otro, y los buenos resultados se traducen en que alrededor de 126 millones de mujeres por año inician, a escala global, algún tipo de emprendimiento y que, de ese total, 98 millones son continuados en el tiempo, lo que se representa casi 78% de ellos.

En este contexto, Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE Business School y la representante de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en Argentina, señaló que “actualmente el género femenino representa en el mundo 50 por ciento de la fuerza laboral y más de la mitad de los microemprendimientos está liderada por mujeres”.

Así, la especialista definió la actitud emprendedora del sexo femenino con características específicas que han llevado a “los analistas a estudiar el por qué del éxito de estas empresas, ya sean pymes o de grandes firmas”.

El éxito de las emprendedoras
Entre las características que tienen los emprendimientos netamente femeninos se destacan: mayor experiencia en subsistencia, curiosidad, espíritu emprendedor aumentado frente a la necesidad, mayor temor al fracaso -por ser más cuestionadas que los hombres- integración del mundo doméstico con el público, distintas formas de relacionarse con los empleados, y mayor tendencia a saber cómo una acción puede influir en el resto.

También poseen más apertura a la diversidad, a la multiplicidad de tareas y suelen comenzar con emprendimientos pequeños, autofinanciados, que luego van creciendo.

En esta misma línea, Paola del Bosco, doctora en Filosofía por la facultad de Filosofía y Letras de la Universitá degli Studi ‘La Sapienza’, de Roma, y profesora en el IAE, las universidades Austral y Católica Argentina (UCA), analizó cómo las mujeres cobraron prestigio y son hoy palabra autorizada en el mundo de los emprendedores.

Al hablar sobre “La mujer y su empoderamiento en América Latina”, valoró que las mujeres ocupan “cada vez más espacio público que privado y tienen la virtud de integrar esos dos mundos de una forma diferente y complementaria a la del hombre”.

“La mujer, con su idiosincrasia, y todo lo que tiene que aportar al mundo, respetando su identidad, es una neta hacedora de vínculos y redes, que aporta su propia sabiduría y su liderazgo”, dijo la especialista, por eso recomendó también “no imitar el liderazgo masculino ya que se pierden las características citadas anteriormente”.

Por su parte, Marilen Stengel, escritora, emprendedora y directora de Stengel Batista Desarrollo Humano, ahondó sobre cómo en lo vinculado con el proceso de realización y orgullo personal, la mujer intenta descubrir nuevas potencialidades y cualidades, permitiéndose encontrar talentos en las capacidades propias y ajenas.