Home  >   Pymes   >   La recuperación es más lenta y el daño es más grande en mipymes

La recuperación es más lenta y el daño es más grande en mipymes

Según coincidieron distintas entidades que nuclean pequeñas y medianas empresas de Córdoba, este sector es el más afectado en términos de recuperación económica, ya que no cuenta con “redes de contención social”. Gestionan ayuda financiera para el pequeño empresariado.

Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Cuando el caos pasa, hay que ponerse a reordenar, a recuperar lo que se perdió y volver a empezar. Hay que volver a trabajar, rápido. Para que las pérdidas no se sientan tanto. Y no hay dudas de que, en este conflicto, las empresas más afectadas -o a las que más les costará recuperarse- son las pequeñas, las micropymes, esos negocios de barrio que viven al día y que no tienen margen para solventar saqueos como los que vivieron.

En la madrugada del martes, cuando el conflicto de la Policía de la Provincia con el gobierno llegaba a su punto más caliente, los teléfonos de las agrupaciones que nuclean las pymes cordobesas no paraban de sonar. “Prestamos el oído durante toda la noche. Los socios de Apyme (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios) no dejaban de comunicarse para canalizar su angustia y contar lo que les estaba pasando. Eran los mismos dueños de las empresas o de los comercios los que se disponían a hacer guardias para que no les llevaran lo poco que les habían dejado”, contó a Comercio y Justicia Eduardo Fernández, presidente de la Apyme, al tiempo que aseguró que “era una situación que se veía venir”.

“El impacto de este conflicto es mucho más fuerte en las pequeñas y medianas empresas. Y lo sucedido se suma a que en pocos días se descarga una pesada carga impositiva (tarifaria sobre sus espaldas) sobre el sector”, agregó Fernández.

Al mismo tiempo, el dirigente hizo referencia a que este enfrentamiento afecta notablemente la “producción y el empleo”, ya que se tardan unos días -en el mejor de los casos- para que los pequeños negocios o empresas puedan retomar sus actividades.

“Desde Apyme decimos que hay responsables -resaltó Fernández-. La ciudadanía confió con su voto el manejo de la ‘cosa pública’ y le ha dado la autoridad al señor gobernador para que esto no suceda. Era un ‘secreto a voces’ la conflictiva situación en las fuerzas de seguridad, a partir no sólo de la indignante situación salarial y permanentes incumplimientos de promesas de dichas fuerzas de seguridad, sino el desenlace del narcoescándalo con su descarga de responsabilidades a miembros de la policía, ruptura de la cadena de mandos”.

A puertas cerradas
La situación conflictiva, los saqueos indiscriminados y la sensación de soledad y miedo se replicaron en casi todos los rincones de la ciudad. Pero las periferias fueron, en gran medida, las más afectadas. Por caso, las fábricas nucleadas en la zona norte -más precisamente en el sector industrial de barrio Los Bulevares- ayer dejaron de producir. “Se armaron barreras humanas con los vecinos del barrio para evitar asaltos en las empresas. Sin embargo, muchas se vieron devastadas cuando lograron entrar por la fuerza”, relató Luis Esterlizi, directivo del Foro Productivo de la Zona Norte (FPZN), que nuclea pymes del sector.

Particularmente, la empresa Expreso Lancioni fue una de las más perjudicadas ya que recibió amenazas para que se retiraran los empleados y, a los pocos minutos, ingresó un grupo de personas armadas que robaron televisores plasmas, LCD, acondicionadores de aire, cocinas -entre otros bienes-, según contó Francisco Vaccaro, otro directivo del FPZN.

“Esto sucede como consecuencia de una política de inclusión mal hecha. Con una sociedad sin educación y en la cual los valores escenciales están totalmente dañados. También porque es muy visible la gran desproporción salarial”, expresó Vaccaro.

Por su parte, Casa Pyme, una entidad nacional que recientemente abrió sus puertas en Córdoba con el fin de ser un canal de diálogo entre las pymes y los gobiernos, también estuvo con el teléfono ocupado por el sinnúmero de pequeños empresarios y comerciantes que se comunicaron con ella con el objeto de pedir ayuda.

En este sentido, Horacio Ginés Muñoz, quien está al frente de la entidad, puntualizó en que este conflicto -al que definió como “previsible y esperable”- estalló en un momento cuando las pequeñas y medianas empresas enfrentan una cantidad de problemáticas que no encuentran solución, por lo que les será muy dificil recuperarse.

Gestionar ayuda
A partir de hoy, lo que sigue, o al menos donde van a poner todos sus esfuerzos las entidades y organismos que nuclean a las pymes, es en conseguir y gestionar la ayuda financiera que tanto les hace falta a estos pequeños empresarios y comerciantes.

Así, ya sea “golpeando puertas” en el Gobierno provincial (que ya anunció sistemas de financiamiento y apoyo) o en el Gobierno nacional, todos los organismos consultados coincidieron en que lo más difícil para estas empresas es hacerse de dinero para poder solventar todas sus pérdidas.

De esta manera, Ginés Muñoz puntualizó que Casa Pyme Córdoba ya comenzó las gestiones para los créditos Capital Semilla que otorga la Secretaría Pyme de la Nación para que el empresariado pueda reponer su mercadería y se ponga a trabajar cuanto antes.

“La ayuda a las pymes siempre llega tarde. Es un sector que carece de redes de contención social”, denunció finalmente Fernández.