Home  >   Pymes   >   La app argentina Quiena permite invertir online y con tarjeta de crédito

La app argentina Quiena permite invertir online y con tarjeta de crédito

Es un asesor financiero automatizado con el cual cualquiera puede invertir, sin importar el monto o la experiencia con la que se cuente. Con dos años en el mercado ya tiene más de 8.000 usuarios en Latinoamérica. Cobra una comisión menor que la de un broker

Quiena es un asesor financiero automatizado que permite que cualquiera pueda invertir, sin importar el monto de inversión o la experiencia que tenga, y en un portafolio creado específicamente para lograr las metas de cada inversor. El equipo nace en el año 2015, después de que Nicolás Galarza (CEO) dirigiera una firma de gestión de inversiones tradicional en Argentina durante cuatro años, donde aprendió de primera mano las principales necesidades que los inversores tienen en la región.
Por ejemplo, la startup argentina ofrece una cuenta de inversión en Estados Unidos de manera online, permitiendo la compra de acciones de Google, Facebook y otras grandes empresas de manera online y con tarjeta de crédito. Además, no exige un monto mínimo para invertir.
El emprendimiento, que nació con un capital inicial de $120.000, se encarga de dar herramientas financieras a pequeños ahorristas. De esta forma, un usuario podrá diseñar un plan de inversión y saber cómo podrían evolucionar sus fondos en base a sus recursos, el riesgo que está dispuesto a correr y el tiempo. Además, pueden monitorear el desempeño las 24 horas del día.

“El input fundamental es el riesgo. El sistema robótico busca todas las combinaciones posibles de inversión, tomando la data histórica diaria del comportamiento de las acciones que hay en la plataforma durante los últimos 50 años”, explicó Nicolás Galarza, CEO y creador de la plataforma.
“Con eso se calculan dos variables: el riesgo –por un lado, el de inversión y la volatilidad del mercado y por el otro, el riesgo no sistémico, por ejemplo, que despidan al CEO de una empresa–; y el retorno y la relación con las demás acciones, porque para tener un portafolio balanceado tenés que saber cómo va a reaccionar una acción cuando una cae y otra sube”, completó el ejecutivo en un comunicado.

Datos de uso
En la actualidad, Quiena es utilizado por 8.000 personas en Chile, Uruguay, Colombia, México, pero su fuerte está en la Argentina, donde reside 75% de sus clientes. Por otro lado, 93% de los usuarios tiene invertidos un promedio de 1.800 dólares, mientras que 7% posee carteras de entre 70 mil dólares y 80 mil dólares.
Más aún, 70% de los clientes de la empresa tiene entre 30 y 40 años, en tanto que el tope de edad está en 50 años.
Como gran parte del servicio está automatizado -captación de usuarios, asesoría, apertura de cuentas y administración del portafolio-, Quiena puede cobrar una comisión menor a la de un broker: 1,5% de las transacciones realizadas en el año. En 2017, facturó cerca de 165 mil dólares por mes.
Por otro lado, la empresa está regulada por la Comisión de Valores estadounidense (SEC), por lo que el sistema no accede a dinero del cliente, sino que gestiona una cuenta de inversión (comitente) a nombre del inversor y bajo su control en EE.UU.

Los comienzos
Quiena era una idea en agosto del 2015, y para diciembre el equipo ya había lanzado la primera versión bajo invitación de la plataforma y habían sido elegidos para recibir financiamiento en Uruguay. Tan sólo cuatro meses más tarde tuvieron lista la versión comercial de Quiena, lograron estar registrados en la comisión de valores de Estados Unidos como administradores de capital, permitiendo que toda la lista de espera usara los servicios.

¿Cómo funciona?
Como asesor financiero automatizado, Quiena toma modelos financieros estándar en el mundo, usados para administrar las inversiones del 1% más rico y los implementa en su software. Esto permite que la gente pueda invertir con la misma asesoría sofisticada que los más ricos del planeta, pero invirtiendo desde 5 mil dólares, a diferencia de la inversión mínima de 1 millón de dólares que como regla general tiene la industria de administración de riqueza.