Home  >   Pymes   >   “Generar expectativas positivas para que las personas se animen a emprender”

“Generar expectativas positivas para que las personas se animen a emprender”

Silvia Torres Carbonell enumeró cuatro elementos que son necesarios para que el proceso emprendedor sea “realmente impactante” en un país: que haya gente con vocación emprendedora, que existan oportunidades de negocios, valoración positiva hacia los emprendedores, y un contexto económico, social y político adecuado

Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Después de la victoria de Alberto Fernández, el sector emprendedor está pendiente en conocer tanto el rumbo que tendrá la economía en general como los anuncios que se empezarán a tomar a partir del 10 de diciembre para promover a los emprendedores.
Para Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship en IAE Business School, para que el proceso emprendedor realmente sea “impactante” en un país, hacen falta siempre cuatro elementos: que haya gente con vocación, inspiración y pasión emprendedora; que existan oportunidades de negocios; que haya una valoración positiva del emprendedor y una valoración positiva de la empresa como algo que genera valor, innovación y riqueza; y que exista un ecosistema económico, político y social que sea “el oxígeno necesario” para que las empresas crezcan y se internacionalicen.
“Teniendo en cuenta los puntos anteriores, le pediría al próximo gobierno que genere expectativas positivas respecto a nuestra Argentina. Las personas emprenden cuando sienten que tienen posibilidades de futuro, cuando ven un panorama de mejora”, comenta la especialista a Comercio y Justicia, al tiempo que agrega que “claramente hay gente que emprende por necesidad en los momentos de crisis, pero no son ellos los que luego generan innovación y empleo de calidad”.

Sobre las oportunidades para el sector emprendedor, Torres Carbonell considera que es “muy importante” que no se cierre la economía argentina al mundo: “Generar oportunidades implica abrir este país al mundo, fundamental para los emprendedores”, dice.
También repara en la “valoración positiva” que debe hacerse hacia las personas que eligen el camino emprendedor. “Todo comentario que implique ir en contra de la generación de riqueza y de los empresarios éticos y socialmente responsables, y esa sensación de que el Estado es el que mejor puede hacer las cosas en vez del privado, es muy malo para la actividad emprendedora. La sociedad necesita recuperar el valor de la actividad privada, de la iniciativa privada, del esfuerzo y del riesgo que asumen los privados”.

Por último, al hacer referencia al contexto económico, social y político, Torres Carbonell, destaca: “La estabilidad, las reglas de juego claras, la libertad de crear y generar empresas, la facilidad para tramitar la creación de una empresa, los impuestos progresivos dependiendo del estadio en el que está una startup, la eliminación de las enormes cargas laborales que tiene un emprendedor cuando empieza a tomar empleados son esenciales. Además, -completa la especialista- “el fomento y la inversión pública en lo que llamamos transferencia de tecnología, es decir, asegurar que la innovación y la tecnología puedan estar al alcance de los emprendedores que la van a hacer penetrar en la economía, es clave”.
“Lo que ha hecho este Gobierno para los emprendedores ha sido positivo, pero no suficiente. Actualmente hay condiciones de la macro y micro economía que están complicando la vida de los emprendedores. En el mundo, hoy los emprendedores son los que están cambiando la faz de la tierra y los que están logrando que las nuevas tecnologías penetren en la economía y traigan soluciones disruptivas a los problemas de la humanidad”, finalizó Torres Carbonell.