Home  >   Pymes   >   Fundación E+E celebró sus 10 años y premió a un emprendedor de “alto vuelo”

Fundación E+E celebró sus 10 años y premió a un emprendedor de “alto vuelo”

La semana pasada se realizó el evento anual de la entidad que promueve el emprendedorismo, con la asistencia de más de 800 emprendedores. Se entregó el premio al Emprendedor Destacado 2018 a José María Moretti, con su empresa Altaviación, que se encarga del mantenimiento de aeronaves

“Pasaron 10 años de esto que comenzó como un sueño y que ni siquiera nos imaginábamos en lo que se iba a convertir. Hoy, una década más tarde, desde Fundación E+E nos volvemos a preguntar acerca del rol que debe tener un empresario o emprendedor en la sociedad y entendemos que su función no es sólo económica, sino que también es importante su rol social y su capacidad de transformación”, dijo Ércole Felippa, presidente de Fundación E+E que este año celebró 10 años inspirando, vinculando y capacitando emprendedores de Córdoba.

Lo hizo en la apertura de la ya tradicional “Noche de los Empresarios Emprendedores”, momento en el que además de recibir sus diplomas los más de 200 emprendedores egresados de los tres programa de capacitación de la entidad, también se entregaron los siguientes premios:

Al “Emprendedor Destacado E+E 2018”  a José María Moretti de Altaviación; este premio se define por la calificación de su plan de negocios, el concepto de los profesores y directivos de la Fundación e+e, y el voto de sus propios compañeros (ver recuadro destacado). También se premió con el reconocimiento “Rubén Martí al Pionero” a Carlos Oulton, por su “gran trayectoria, por ser un ejemplo a seguir y ser una personas que ha contribuido al crecimiento y a la generación de valor, que ha brindado oportunidades y potenciado a emprendedores”. Por último, se entregó el premio a la “Sustentabilidad Emprendedora que fue para Juan Carlos Rabbat, presidente de la Universidad Siglo 21.

Con el objetivo de visibilizar el rol de E+E en la sociedad, Ércole mostró algunos números que dan cuenta del impacto de sus programas y capacitaciones: en diez años han pasado 1200 emprendedores, se han conformado unas 850 empresas que hoy generar cerca de 3 mil puestos de trabajo, y los emprendimientos egresados tienen una tasa de supervivencia del 85%. “En un contexto crítico como el que estamos atravesando, lo mejor que podemos hacer es que todos nos pongamos de acuerdo. Y además de ver cómo vamos a distribuir la riqueza, antes hay que diseñar la forma para crear riquezas”, finalizó el presidente.

Jornada masiva

Durante el día, más de 800 emprendedores se congregaron en el ya reconocido evento anual de Fundación E+E. Este año se puso en valor a la gran fuerza emprendedora que tracciona creando riqueza y generando un impacto positivo en la sociedad.
En esa oportunidad, también estuvo presente el Subsecretario de Pequeña y Mediana Empresa de la provincia de Córdoba, Tomás Grunhaut, quien animó a los asistentes a desarrollar su espíritu emprendedor, apoyándose en todas las herramientas que instituciones públicas y privadas ofrecen a la comunidad.
Por su parte, Jorge Lawson, director de Banco de la Nación y presidente Honorario de Fundación E+E, inspiró a todo el auditorio con su charla, realzando el valor de la fuerza emprendedora que cada uno tiene en su interior, alentando a los asistentes a observar el mundo, sus necesidades y a partir de allí seguir innovando. “Hay que tener la mente abierta y receptiva a los cambios”, afirmó como un valor importante para quienes deseen emprender.

Seguidamente, Mario Barra, co Fundador y presidente de Vates dio la bienvenida a la nueva revolución industrial 4.0, la era de la hiperconectividad, donde los negocios deben ser repensados para el desarrollo de startups exponenciales. “Las tecnologías exponenciales logran la democratización de las cosas”, destacó Barra.

A continuación, Domingo Benso, gerente general del Grupo Cooperativo Mutual de Devoto, relató cómo ante la necesidad de generar empleo para los habitantes de su ciudad logró crear, desde el desconocimiento, oportunidades para que hoy Devoto tenga el menor índice de desocupación de la historia.
Juan Maggi, deportista paraolímpico y presidente de Fundación Jean Maggi, compartió su historia de superación y cómo logró transformarla en pos de ayudar a otras personas a través de su fundación. Sobre el final dejó un claro mensaje al público: “No emprendan nada que no los haga felices, un emprendimiento que no los hace felices está condenado al fracaso.”

Por su parte, Pablo Heining, fundador y director de Pablo Heining y Asociados, creador del modelo EPS y del método Cre-Acting, enfocó su charla en las metacompetencias que todo emprendedor necesita. “Cada uno en su profesión tiene que estar al tanto de su especialidad, de su expertise, de las últimas tecnologías…pero si en el partido no podes controlar la emocionalidad estás frito” compartió con el público.

Álvaro Ortiz, socio director y Coach Senior en Newfield Consulting en su charla “Siendo Emprendedores” explicó que todos estamos emprendiendo, nos demos cuenta o no. Por su parte, Meg Pagani, CEO y Fundadora de Impacton, animó a los disertantes a buscar su norte, reconocerse y transformar cada “yo no puedo” en un “yo puedo”.

David Ruda, Fundador y Presidente Honorario de Naranja, compartió con los emprendedores un recorrido sobre los sacrificios y experiencias recorridas a lo largo de toda su trayectoria. “Las oportunidades están esperando que alguien las descubra”, afirmó. Sobre el cierre alentó a todos los emprendedores a seguir adelante, apostando por construir un país mejor.

La décima edición de la Jornada E+E concluyó con el tradicional segmento “Preguntale a…” donde se entrevistó al reconocido Dr. Carlos Oulton, Socio Fundador de Instituto Oulton, tratando temas como la adaptación a la tecnología, el fracaso de proyectos que lograron superar, la importancia de la ética y el valor humano de las personas que trabajan en su equipo.

“Lo mejor de E+E es encontrarse con otras personas en tu misma situación”

José María Moretti es el emprendedor que resultó premiado por la Fundación E+E con su emprendimiento Altaviación, una empresa que se dedica al mantenimiento de aeronaves. Según contó a Comercio y Justicia el emprendedor, decidió acercarse a la entidad cuando se hizo cargo de la empresa hace unos dos años atrás, cuando comenzaron con un importante crecimiento regional. Hoy, casi 90% de sus clientes provienen de aeronaves privadas, que vienen no sólo de Córdoba sino también de otras provincias, sobre todo del norte argentino, ya que la empresa está emplazada en una zona estratégica (en un predio Alta Gracia, en el centro del país).

“Nuestro diferencial respecto de otros centros de mantenimiento es que brindamos un servicio integral y hemos logrado ofrecer el 90% de los servicios que necesita una aeronave para su mantenimiento”, resalta Moretti. Explicó, además, que en Argentina hay aproximadamente unas 3000 aeronaves privadas, y que ellos atienden entre un 20% a un 25% del sector (unos 90 por año).

Este crecimiento y buenas proyecciones es lo que hizo que se acerca a E+E en búsqueda de orientación y capacitación. De esta manera, el emprendedor cursó el año pasado el programa en PDN (Plan de Negocios) y este año el PGA (Programa de Gestión Empresarial Avanzado). Sobre su paso por la entidad, destacó: “Además de todas las cuestiones formales del cursado con excelentes profesores, una de las cosas más destacables es encontrar a otras personas que están en tu misma situación, a pesar que emprendan en un rubro totalmente distinto, las problemáticas muchas veces son las mismas. Me ayudó a entender que es necesario compartir lo que a uno le está pasado y escuchar a los demás”.

Un comentario

  1. Diego Cerioni dijo:

    Soy cliente y se que José Moretti así cómo Ricardo Altamira han formado la mejor empresa de mantenimiento de la Aviación General en Argentina y países limítrofes

Los comentarios están cerrados.