Home  >   Pymes   >   Escasa visión de mercado y falta de dinero, las principales causas de fracaso de startups

Escasa visión de mercado y falta de dinero, las principales causas de fracaso de startups

Equipos sin capacidades adecuadas, falta de habilidad para atraer la atención del público, poca atención al modelo de negocio, sostenimiento prolongado de un mal producto, así como malas contrataciones y decisiones, otros de los motivos

Una de las grandes incógnitas que atormenta a los emprendedores -y a aquellos que están en proceso de serlo- es entender por qué fracasan las startups. Es uno de los grandes interrogantes para las nuevas empresas que están arrancando. Para averiguar este interrogante, la plataforma tecnológica CB Insights analizó los datos de 101 startups que dejaron de existir.
Al analizar cada una de estas historias de fracaso, se identificaron varios patrones comunes en estas empresas. Con esta información elaboraron una lista con los principales motivos que pueden explicar por qué fracasan las startups.
Hay que destacar, que en la mayoría de los casos, tal como indica la plataforma, es raro que una startup fracase por solo una razón. Los principales motivos son:
Sin suponer ninguna sorpresa, el motivo más mencionado por las startups en ruina es la “poca visión de mercado que han tenido a la hora de idear sus negocios”. De los casos, 43% comentó que la incapacidad de satisfacer las necesidades del mercado explica por qué sus negocios desaparecieron.

Después de la incapacidad de entender el mercado, el “quedarse sin recursos” es la segunda razón mencionada para entender el fracaso de las startups, con 29% de presencia en los casos estudiados. El dinero y el tiempo son finitos y deben distribuirse con prudencia.
También, contar con un equipo de trabajo adecuado, cada uno con habilidades definidas, también se mencionó como crucial a la hora de determinar el éxito de una empresa. Algunos de los fundadores lamentaron que en el fracaso de sus startups haya influido la falta de trabajadores con perfiles específicos para cubrir las diferentes necesidades.
No sólo eso; la falta de afinidad o acuerdo entre los fundadores o incluso entre miembros del equipo se determina como un obstáculo muy grande a la hora de poder mantener el éxito de una startup.
Según el informe, el “marketing también es clave para determinar por qué fracasan las startups”. La habilidad de atraer la atención del público objetivo y convertirlos en clientes es uno de los ejes para definir el éxito de un negocio. La incapacidad de comercializar un excelente producto o un gran servicio conduce a las compañías al fracaso.
En la misma línea, la mayoría de los fundadores de estas startups en ruinas coinciden en señalar que hay que prestar atención al modelo de negocio. “Permanecer en un solo canal, no evolucionar o no encontrar formas de optimizar el producto provoca la vacilación de los inversores y la incapacidad de los fundadores de rentabilizar el negocio”, destacan.

Otros motivos
El hecho de no alejarse de un mal producto, una mala contratación o una mala decisión, se constituye como una de las razones que han hecho fracasar a las startups en siete por ciento de los casos estudiados. “Estar anclados en una idea sin percatarnos de que es un error puede agotar los recursos y el dinero, además de frustrar a los empleados por la falta de progreso”, aseguran.
Un buen equilibrio entre el trabajo y la vida familiar no es algo que los fundadores de startups suelan tener, por lo que el riesgo de extenuación es alto. De esta manera, el agotamiento es otra de las razones que explican por qué fracasan las startups.
Otros motivos que fueron mencionados, son falta de contacto, falta de interés de los propios inversores, pérdida de enfoque, mal planteo del producto o servicio, y mala ubicación del negocio, entre otros.
Por último, entre todas esas causas hay que subrayar que -aunque la idea de la startup sea brillante y revolucionaria- la falta de pasión y de conocimiento en el ámbito pueden “pasar factura” y ser razón suficiente para motivar el fracaso de la empresa: 9% de los casos lo corrobora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *