Home  >   Pymes   >   Emprender creando sabores y aromas

Emprender creando sabores y aromas

Cura Té Alma es un emprendimiento de una riocuartense, quien después de una gran experiencia de vida en el exterior decidió incursionar en el negocio de crear nuevas y únicas mixturas de té.

Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Cura Té Alma es un exquisito emprendimiento cuyo objeto es crear nuevos sabores de té, que nació de la inspiración de Belén Avico, en 2011.

Si bien esta emprendedora vive actualmente en Río Cuarto, donde realiza las deliciosas mezclas para crear sus diferentes tés, su gusto por esta infusión viene desde mucho más lejos.

Para conocerlo hay que conocer también un poco de su historia: “Cuando me recibí de la carrera de Relaciones Públicas, allá por 2001, conseguí una beca para hacer un posgrado en Comunicación en Barcelona (España). Allí conocí a mi actual esposo, un holandés con quien más tarde decidimos convivir en su país”, contó a Comercio y Justicia Belén, al tiempo que agregó que fue en Holanda donde comenzó a desarrollar su particular e intenso gusto por el té y toda la cultura que lo rodea.

Es que una vez instalados en ese país y después de haberse sometido a los requisitos para conseguir su nacionalidad, comenzó a trabajar en una empresa en la que tenía contacto frecuente con taiwaneses. Así, entre viajes recurrentes, comenzó a surgir el deseo por saber más sobre el mundo del té. A estos jugosos contactos extranjeros se le sumaba el hecho de que en Holanda está muy desarrollado el mundo del té y, de a poco, comenzó a sumergirse en las particularidades de esta bebida que ha sido muy fácilmente asimilada a lo largo del mundo.

Con el tiempo, y con las ganas de formar una familia como norte en la vida, Belén y su esposo decidieron volver a Argentina y su Río Cuarto natal los esperaba con los brazos abiertos. Una vez instalados, la emprendedora terminó su formación en la materia con una experta en té. “Conocer todo sobre esta infusión me llevó dos años, al menos. Yo traía de Europa un poco de conocimiento, pero por sobre todo traía la pasión por el té y los aromas. Es así como a finales de 2011 comencé a incursionar en mi propio proyecto de mezclar sabores”, contó Belén.

Para curar el alma
Recién este año, Cura Té Alma se lanzó al mercado y comenzó a estar “encuadrado” como un negocio con todas las letras. Belén decidió “profesionalizar” su emprendimiento y para ello se anotó para formarse en la Fundación E+E en todo lo relacionado con el armado de un Plan de Negocios. Según explicó su creadora, Cura Té Alma ofrece blends elaborados con té argentino, frutas, flores, especias y hierbas de diversas procedencias (nacionales e importadas).

“Mi pasión es crear nuevas y únicas mixturas de té. Descubro aromas y sabores. Cualquier té se puede aromatizar con hierbas, flores, frutas y especias, no hay reglas. Ahí entra en juego nuestra predisposición para los sabores y gustos personales. Aunque los tipos de té sean cuatro (blanco, rojo, negro y verde), existen decenas de variedades con aromas y sabores diversos, y de combinar sus hebras con otras materias primas nacen los famosos blends, infusiones con valor diferencial. Si bien el blend depende mucho de quien lo crea, lo más importante es la búsqueda del equilibrio o armonía. Es importante seleccionar un buen té de base y acompañarlo con materia prima orgánica que no altere los sabores”, explicó Avico.

Actualmente, el producto se vende en almacenes de delicatesen, tiendas gourmet y en otros espacios específicos relacionados con este tipo de infusión. En palabras Belén, su emprendimiento se destaca del de la competencia porque utiliza blends elaborados con té argentino de alta gama, ya que lo que prioriza “es revalorizar el producto nacional”. “Se presenta al mercado ofreciendo blends que responden al equilibrio y armonía de las mezclas. Por esto considero que Cura Té Alma, con su toque personal y exótico, es el equilibrio entre las nuevas tendencias en diseño y el blending de té calidad premium artesanal”, completó.

Té a la carta
Además de la venta en comercios de su producto bajo la marca Cura Té Alma, la emprendedora trabaja también en otra unidad de negocios relacionada con la investigación y el diseño exclusivos para etiquetas privadas de hotelería y gastronomía, en la que “plasma el paisaje, la personalidad y el espíritu de su gente”,

En lo que respecta a los proyectos a corto plazo, Belén puntualizó que para el próximo mes, está trabajando en la presentación de seis blends nuevos con hebras premium arrolladas, destinadas a satisfacer el requerimiento de paladares exigentes y conocedores. “Los objetivos a mediano plazo son posicionarme como marca premium en el mercado argentino, concentrando primero en el mercado de las provincias de Córdoba, San Luis y La Pampa. Crear Signature Tea, etiquetas privadas para hotelería y gastronomía. Y, una vez que conozca bien los mercados, abrir un tea shop”, finalizó la emprendedora.

El ABC del té gourmet, según la especialista
– Calentar agua hasta el primer hervor. Colocar una cucharadita de té por taza. Dejar reposar de 3 a 5 minutos, hasta lograr la intensidad deseada.
– La temperatura del agua debe ser de 90 grados; la cantidad de té: 2 gramos por taza de 200cc.
– Para poder conocer mejor los blends se sugiere beberlo sin azúcar.
– Por último, “bastará servir el té en un recipiente que sintamos nuestro y toda nuestra predisposición para hacer un momento único”, asegura Belén.