Home  >   Pymes   >   Emprendé ConCiencia: capacitaciones en Bariloche

Emprendé ConCiencia: capacitaciones en Bariloche

Más de 200 proyectos e ideas se registraron este año para participar. Catorce proyectos fueron seleccionados. Son iniciativas con un fuerte impacto social, con una temática de salud, ambiente, inclusión socioeconómica y de hábitat social

Catorce emprendedores de todo el país se reunieron en Bariloche para realizar dos semanas de capacitaciones intensivas y encaminar sus proyectos de “fuerte impacto social en temáticas de salud, ambiente, inclusión socioeconómica y de hábitat social” que fueron seleccionados por el programa Emprendé ConCiencia, organizado por la Fundación Invap.
Más de 200 proyectos e ideas se registraron este año para participar de Emprendé ConCiencia, el proyecto tecnológico que lleva adelante la Fundación Invap de Bariloche, el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, y auspicia San Cristóbal Seguros.
Luego de dos etapas de clasificación quedaron definidos 14 proyectos seleccionados por un comité integrado por miembros del Ministerio de Producción y Trabajo, el Invap, el Centro Atómico Bariloche, la Anmat, la Secretaría de Ambiente de la Nación y San Cristóbal.
“Los proyectos fueron elegidos con más detalles que años anteriores. Son proyectos con un fuerte impacto social con una temática de salud, ambiente, inclusión socioeconómica y de hábitat social”, dijo Stefanía Peraga, coordinadora de la Fundación Invap.

Entre los proyectos más destacados de esta edición se encuentra el del santafesino Marcos Mammarella, de 29 años, quien desarrolló un software de reconocimiento de malezas en video que permite aplicar herbicidas únicamente sobre las malezas y no en la totalidad del lote, como se hace actualmente.
Otro de los proyectos que fueron seleccionados este año fue el denominado “Leuk”: un kit oftalmológico de atención primaria basado en teléfonos inteligentes que permite el acceso a la atención y detección temprana de enfermedades oftalmológicas en poblaciones vulnerables, brindando soluciones de bajo costo y alto impacto social, según lo describió su creador Ismael Cassi, 34 años y de la provincia de Entre Ríos.
En tanto, Ayelen Malgraf, oriunda de Salta, propuso la creación de materiales biodegradables y compostables a base de hongos para reemplazar al telgopor, y que, según su creadora, tendrá un alto impacto ambiental y de hábitat social.

Durante las dos semanas en Bariloche, los emprendedores presentaron sus ideas y proyectos a diferentes asesores técnicos que oficiaron como una especie de tutores y, además, participaron de talleres cuyo eje fue el desarrollo comercial de sus proyecto.
Según Peraga, esta actividad fue, para estos emprendedores, “una primera inserción en el mundo de los negocios. Son personas cuyo perfil es muy sólido en lo técnico, pero flojo en lo comercial”.
El programa proseguirá con la etapa denominada “Cocreación”, que se realizará entre septiembre y octubre. Allí, cada emprendedor se vincula con su asesor, y se pacta una visita para observar los avances de cada proyecto. Peraga señaló a que el objetivo es llegar noviembre con “un modelo de negocios viable” en cada emprendimiento.
“En la etapa denominada Validación reunimos a los emprendedores con potenciales usuarios o instituciones para validar el proyecto y diseñarlo junto con el usuario o la institución. Finalmente, el 14 de noviembre nos reunimos nuevamente en Bariloche para presentar los proyectos concluidos”, expresó.

Por último, la coordinadora resaltó que esta propuesta “no es una competencia, sino que todos los emprendedores se apoyan entre sí”. La Fundación Invap, por su parte, es una de las piezas más importantes del programa Emprendé ConCiencia.
Verónica Garea, ingeniera nuclear y directora ejecutiva de la Fundación Invap, aseguró a que “el propósito de la fundación es poner el conocimiento y la experiencia de Invap al servicio de la comunidad. Invap es una empresa social, busca generar empleo porque nació con una mirada hacia la comunidad”.
Y concluyó: “Desde 2004 realizamos acciones con impacto social. Invap gestiona proyectos complejos, sobre todo en aquellos en los que participa la ciencia y la tecnología como agentes de transformación social”.