Home  >   Pymes   >   Con US$200 millones nace el Fondo Mujer para América Latina y el Caribe

Con US$200 millones nace el Fondo Mujer para América Latina y el Caribe

Estará compuesto por 30% de deuda y 70% de capital, según prevén sus impulsores -el BID Invest, la institución del sector privado del BID, y la OPIC, la agencia de financiación para el desarrollo de Estados Unidos-

El Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero (OPIC) de Estados Unidos anunciaron el lanzamiento del primer fondo de inversión con enfoque de género para América Latina y el Caribe.
El fondo tendrá un capital de hasta 200 millones de dólares y estará dirigido a pymes propiedad o lideradas por mujeres, o cuyos productos y servicios estén especialmente pensados para un público femenino, explicó la directora de BID Invest, Gema Sacristán, quien presentó la iniciativa en Buenos Aires en el encuentro del W20, el grupo del G20 sobre asuntos de género.
El Fondo Mujer para América Latina y el Caribe estará compuesto por 30% de deuda y 70% de capital, según prevén sus impulsores, el BID Invest, la institución del sector privado del BID, y la OPIC, la agencia de financiación para el desarrollo de Estados Unidos.
Esta herramienta financiera apunta al reto de financiar a las pymes, de las cuales siete de cada 10 están “financieramente desatendidas” en América Latina, lo que representa aproximadamente 100.000 millones de dólares al año, un problema que afecta más a las mujeres, aseguró Sacristán.

“Los bancos no están viendo esa oportunidad, por eso decimos que hay que ponerse los lentes de género, para ver que esto es una oportunidad de negocio”, declaró Sacristán, quien dijo que aún se trabaja en la contratación de un gestor para el fondo que establezca con detalle sus criterios.
“No es solamente un tema ético, porque es 50% de la población y toman 80% de las decisiones de compra, apoyar a las mujeres es un negocio”, reiteró la ejecutiva española.
En este nicho, Sacristán señaló tanto a las mujeres en puestos directivos, quienes “toman decisiones más inteligentes y son más productivas” como a su papel como clientas, ya que -de acuerdo con su historial crediticio- “pagan mejor y son más fieles”.
No obstante, en el acceso al crédito, las mujeres suelen tener más problemas que el hombre “por un tema psicológico de aversión al riesgo: una mujer tiene la presión de la familia tras ella” y duda antes de ser “más impulsiva” y tomar un poco más de riesgo financiero, según Sacristán.