Home  >   Pymes   >   Con SGR, más pymes invierten en proyectos a largo plazo

Con SGR, más pymes invierten en proyectos a largo plazo

Existe una tendencia a una mayor participación del sector industrial en el requerimiento de garantías. Le sigue el sector agropecuario. Se trata de una demanda selectiva y dirigida a compra de maquinaria y proyectos de inversión.

Las Garantías Productivas son una variante de los avales bancarios que emite la sociedad de garantía recíproca, que facilita a los clientes pymes de un banco acceder a una ampliación de su crédito en un plazo récord de no más de 72 horas. En este marco, el presidente de Garantizar SGR, Leonardo Rial, afirmó que “existe un núcleo duro y creciente de pequeñas empresas de nueva generación, muy dinámicas y competitivas que son propensas a tomar crédito e invertir a futuro”.

– De la oferta de productos que dispone Garantizar ¿cuáles son los más requeridos por las pymes en general y las industriales en particular?
– Lo que venimos observando a lo largo de los últimos meses es que cada vez más pequeñas y medianas empresas en general -y empresarios industriales en particular- se animan a solicitar créditos de largo plazo destinados a proyectos de inversión, tomándolos por plazos más extensos, de hasta 10 años. Y allí es donde participa Garantizar SGR con sus avales financieros que facilitan el acceso al financiamiento que el empresario pyme precisa para invertir en el crecimiento y desarrollo de su empresa. En los últimos años los empresarios del segmento empezaron a apostar en el crecimiento e inversión de sus empresas con una mirada de largo plazo. Ése es un cambio de visión muy importante y destacable que puede atribuirse a medidas adoptadas por el Gobierno nacional en el plano productivo.

– ¿Cómo evalúa los efectos que tienen las garantías que brindan las SGR en la relación de las pymes con los bancos?
– Gracias a la gestión de una SGR en conjunto con el banco, la pyme resuelve su necesidad de financiamiento con un costo adecuado a su giro de negocios y al mismo tiempo la entidad bancaria -tanto pública como privada- brinda un crédito sin ningún tipo de riesgo ya que nosotros lo asumimos.

En el largo plazo, trabajando en conjunto mediante acuerdos y convenios con los bancos, logramos que la pyme ingrese en el sistema formal y pueda comenzar a planificar su financiamiento como una empresa mediana o grande. El banco gana un cliente confiable, certificado y de creciente utilización de sus servicios.

– ¿Qué criterios se emplean para seleccionar los bancos con los que opera Garantizar?
– El criterio rector es que tenga una oferta acorde al giro de negocios de las pequeñas y medianas empresas, con costos razonables y similares a sus clientes de mayor envergadura, porque al estar presente Garantizar SGR, el banco reduce al mínimo el riesgo en la prestación.

– ¿Qué sectores lideran la demanda de garantías de la SGR que preside?
– Se nota una tendencia a una mayor participación del sector industrial en el requerimiento de garantías. A junio de este año, casi 28% de los créditos garantizados estuvo destinado al sector industrial y le seguía el agropecuario, con 22,5%. Podemos afirmar que año tras año aumenta el plazo de los créditos tomados, lo que da la pauta de una demanda más selectiva y dirigida a compra de maquinaria y proyectos de inversión, generalmente relacionados con ampliación y diversificación de la producción. Asimismo, observamos que crecen los proyectos con valor agregado, innovación e incorporación de tecnología, en particular en el interior del país y vinculados a cadenas de valor agropecuarias.

– ¿Cómo cierran el año 2013?
– Garantizar SGR superó en 80 por ciento su propio récord del año anterior en avales que respaldan créditos productivos. El acumulado del año de garantías financieras instrumentadas, esto es que respaldan crédito otorgado, creció de 288 millones de pesos entre enero y agosto de 2012 a $517 millones en igual lapso del 2013. Si se considera el total de garantías, que respaldan créditos el total trepa a 1.023 millones de pesos, casi 50 por ciento más que el año anterior en igual período.

– Relevamientos establecen que, si bien las empresas de pequeña y mediana dimensión expresan su voluntad de invertir, no están dispuestas a endeudarse con el sistema financiero. ¿Qué factores influyen en esa “resistencia” de las pymes a solicitar créditos bancarios?
– Ésa no es nuestra experiencia. Al contrario, la demanda de crédito para inversión y maquinaria crece sistemáticamente, del mismo modo que la vinculada con la oferta de la banca pública. Ochenta y dos por ciento de nuestra cartera de riesgo vivo está constituida por garantías financieras, esto es, por garantías que avalan crédito bancario, y de este, 79 por ciento corresponde a líneas del Banco de la Nación Argentina y el BICE, justamente las entidades que se han preocupado por desarrollar oferta específica y conveniente para las pymes. Puedo afirmar que existe un núcleo duro y creciente de pequeñas empresas de nueva generación, muy dinámicas y competitivas, que son propensas a tomar crédito e invertir a futuro.