Home  >   Pymes   >   Advierten de falta de desarrollo de la empresarialidad pyme

Advierten de falta de desarrollo de la empresarialidad pyme

Un trabajo del equipo Prodem aseguró que la densidad empresarial pyme y la fertilidad empresarial argentina todavía se encuentran por debajo de los niveles correspondientes a otros países de la región como Brasil y a las naciones más desarrolladas.

El debate acerca de la contribución de las pequeñas y medianas empresas a la economía volvió a ocupar un lugar destacado en las investigaciones de los últimos años. En líneas generales, estos trabajos señalan que el grueso de la creación neta de empleo está en manos de empresas pequeñas y, en especial, jóvenes.

“Quizás una de las principales limitantes al desarrollo de este tipo de investigaciones ha sido la escasez de bases de datos que puedan revelar la evolución de este sector de la economía y sus características”, puntualiza un informe realizado por Hugo Kantis y Juan Federico, del Programa de Desarrollo Emprendedor (Prodem) .

Este estudio busca avanzar en el uso de fuentes estadísticas existentes y en el desarrollo de nuevos indicadores y modelizaciones, generando una base de información más adecuada sobre la demografía empresarial, el desempeño del tejido pyme y, en particular, del surgimiento y desarrollo de las nuevas empresas.

Entre los principales resultados se destacan las siguientes conclusiones:

Aperturas y cierres
“A pesar de la fuerte recuperación de su plataforma de firmas durante la última década, la densidad empresarial pyme y la fertilidad empresarial argentina todavía se encuentran por debajo de los niveles correspondientes a otros países de la región como Brasil y a los países más desarrollados, indicando que todavía hay un camino importante por recorrer en la promoción de la empresarialidad”, destacó.

A su vez -completó el estudio-, la densidad y fertilidad empresarial se encuentran fuertemente concentradas a escala geográfica, evidenciando la existencia de fuertes brechas y obstáculos entre distintos espacios territoriales.

Rápido crecimiento y gacelas
Un espacio destacado dentro del estudio se dedicó a la identificación y caracterización del segmento de las empresas de rápido crecimiento y, dentro de ellas, al segmento de las más jóvenes, denominadas por la literatura como empresas gacelas.

“Las empresas de rápido crecimiento suelen ser empresas pequeñas y jóvenes. Dos de cada tres de estas empresas tenían hasta 10 años y casi la mitad hasta cinco años, hecho que ratifica su perfil netamente emprendedor”, indicó el informe del Prodem.

Más aún, las empresas gacelas, así definidas, representan un porcentaje muy pequeño dentro del total de firmas de su misma edad, por lo general en torno a 1%, pero impactan en el empleo de su misma generación de manera desproporcionada: concentran 10% de los puestos de trabajo existentes en las firmas de su misma edad y representan, en promedio, 53% del empleo neto creado por ellas en el período 2003-2011.

Evolución de la productividad
Un último aspecto analizado en este estudio se relaciona con la evolución de la productividad en el período 1998-2011. Las brechas de productividad entre las empresas más pequeñas y las más grandes tendieron a reducirse. Incluso más: las empresas medianas (entre 50 y 200 ocupados) exhibieron niveles de productividad por encima de los observados en las empresas grandes a lo largo del período de estudio, señalando la importancia de este segmento de empresas para la economía. Del mismo modo, disminuyó la brecha entre las empresas maduras y las más jóvenes.

En general -puntualizó el estudio-, una vez superados los primeros años de vida, las empresas jóvenes sobrevivientes tienden a tener niveles de productividad similares a los de las empresas más maduras o incluso superiores.

Asimismo, se pudo comprobar que el crecimiento empresarial -independientemente de su ritmo- contribuye al incremento de la productividad en la firma. “Es muy posible que ello haya sucedido como consecuencia no sólo de la mejora de las condiciones del entorno y sus efectos sobre el crecimiento empresarial. Sin embargo, estas ganancias de productividad observadas no lograron consolidarse en los últimos tres años, verificándose una reversión en las mejoras anteriores”, destacó.

En este sentido, el informe resaltó “la importancia de continuar con políticas que alienten mejoras sostenibles en la productividad de las empresas más jóvenes y pequeñas, que hagan que la reducción de las brechas no dependa casi exclusivamente de la evolución de las condiciones de la demanda agregada sino de esfuerzos de innovación y cambios organizacionales a nivel de las empresas”.

Implicancias de políticas
Por último, el Prodem indicó que una política de desarrollo emprendedor “debe tener una visión clara del tipo de emprendimientos que se busca generar y apoyar”. En tal sentido, confirmó la importancia de definir como objetivo la creación y desarrollo de nuevas empresas con capacidad de convertirse en pymes competitivas con potencial de crecimiento y contribución a la diversificación y rejuvenecimiento de la estructura productiva y la generación de puestos de trabajo.

“La menor densidad empresarial relativa, la menor amplitud de la base de pymes y la menor fertilidad emprendedora en comparación con otros países así lo indican”, finalizó el informe.