Home  >   Profesionales   >   “Ya no hablamos de pobreza sino de que se está generando cada vez más indigencia”

“Ya no hablamos de pobreza sino de que se está generando cada vez más indigencia”

La presidente del Colegio de Profesionales en Servicio Social de la Provincia de Córdoba, Carolina Allende, describió un escenario de crisis con menos llegada de políticas públicas. Además de niños, se suman adultos a comedores comunitarios. Ahora hay familias en situación de calle, no sólo individuos

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

En una cara de la moneda: el coletazo financiero y económico; en la otra: el costo social de la crisis. “La situación se agrava y hay menos llegada de políticas públicas”, afirmó ayer Carolina Allende, presidente del Colegio de Profesionales en Servicio Social de la Provincia de Córdoba. En diálogo con Comercio y Justicia, fue categórica: “ Ya no hablamos de pobreza sino que se está generando cada vez más indigencia”.
Ayer Allende hizo un sondeo entre profesionales que están trabajando en barrios carenciados de la periferia de la ciudad de Córdoba, y a modo de resultado concluyó: “Donde había pobreza se incrementó, a eso hay que sumarle restricción de políticas públicas nacionales en materia de fortalecimiento familiar y territorial, y restricción de presupuesto en aquellas vigentes”.
A modo de termómetro, graficó: “Hay un incremento notorio de personas de todas las edades que concurren a los comedores comunitarios y albergues. Antes predominaban niños, ahora también hay adultos. Hay incremento de familias en situación de calle, un indicador de agudización de la situación de extrema pobreza, ya no son sólo personas individuales. Además, hay un incremento de familias que concurren al sistema público de salud por situación de desempleo y pérdida de obra social”.

Asimismo, sostuvo que creció la solicitud de medicación, sobre todo para adultos mayores quienes, pese a que tienen una obra social, están imposibilitados de adquirirlos en el mercado.
Otro dato emergente en materia de salud: “Se incrementó la solicitud de provisión de métodos anticonceptivos, al aumentar la población demandante. Y hubo disminución de provisión de algunas vacunas”.
Los datos provistos por profesionales matriculados en el colegio impactan. Allende describió, por ejemplo, que al conocido dato público sobre mayor cantidad de casos de sífilis y VIH hay que agregarle un dato agravante: “Hubo discontinuidad en la provisión de algunos tipos de drogas para su tratamiento”.
En materia de trabajo, lo que están observando en territorio es que hay más personas buscándolo y creció el número de aquellas con trabajos informales. “Las trabajadoras sociales ya no estamos más en programas de apoyo a la economía popular como en cooperativas, microemprendimientos, agricultura familiar, esa red de contención no está más”, subrayó.
Para concluir, un ejemplo extremo -de terror”- es lo que están viviendo las familias pobres estructurales con un integrante con discapacidad. “Está muy complicado acceder al certificado de discapacidad, con la excusa de actualizar los datos dieron de baja pensiones y ahora se exige una serie de trámites que dificulta el acceso”.

La pobreza en cifras

– Hace un mes, el director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) estimó que en el primer trimestre de este año la pobreza alcanzó no menos de 35%, y la indigencia poco más de 7%, cifras basadas en los datos de ingresos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec?.
– En cifras y sobre la base de una población urbana de 40,5 millones, habría 14.175.000 pobres, de los cuales cerca de tres millones serían indigentes.
– Los porcentajes mencionados muestran un incremento de al menos tres puntos con relación a la medición de pobreza que, según el Indec, fue de 32% en el segundo semestre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *