Home  >   Jornada de actualización 80 aniversario, Profesionales   >   “Una comunicación digital profesional debe ser auténtica, creíble y regular”

“Una comunicación digital profesional debe ser auténtica, creíble y regular”

El especialista en redes sociales y tecnología Lucas Seco sostiene que el profesional debe convertirse en un “influencer validado” de su campo, compartiendo en Internet contenido de calidad y diferenciando aquellas redes de uso personal de las de uso laboral. Herramientas y tips que dejó en la Jornada de Actualización y Networking 80º Aniversario de Comercio y Justicia

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

“Tomen sus celulares, pongan su nombre en Google y veamos qué aparece. ¿Qué encontraron de ustedes? ¿Condice con lo que quieren mostrar? ¿Guarda coherencia lo que muestran de su vida personal con la vida laboral? Ahora quiero que se pregunten: ¿quién me va a leer? ¿tengo una estrategia productiva sobre la comunicación profesional?”. Con una batería de interrogantes disparadores, el especialista en redes sociales y tecnología Lucas Seco atrajo a un amplio público ávido de aprender sobre “Comunicación Digital con impacto profesional”, nombre de su disertación en la jornada de actualización y networking del 80º Aniversario de Comercio y Justicia.
“Cuando hablamos de la importancia de la imagen personal es necesario ser conscientes de lo que hay de nosotros en Google y en las redes sociales. Tanto estar como no estar en Internet, comunica. Hay datos nuestros por todo lados, hay muchas cosas que uno no puedo manejar de uno mismo en las redes sociales, incluso sin tener redes. Es importante empezar a diferenciar ‘redes sociales con fines personales’ de ‘redes sociales con fines laborales”, afirmó ayer en su disertación en el Holiday Inn Córdoba.

– ¿Qué recomienda a un profesional para el uso efectivo de sus redes sociales?
– A medida que se pone de moda una red social abrimos un perfil, sumamos amigos, al tiempo nos aburrimos y quedan algunas de ellas abiertas y en uso y otras no. Lo que propongo es que empiecen a diferenciar el contenido que publican en una y en otra, y la gente que agregan en una y en otra, para que la imagen profesional esté supeditada a su diaria y puedan, por ejemplo, sostener su Facebook con afectos, con parejas, hijo, familias, y por otro lado, darle un uso a Twitter y LinkedIn con fines profesionales y comerciales específicamente.

– WhatsApp despertó especial interés entre los profesionales, porque es una de las redes más utilizadas por el segmento. Sin embargo, hay cuestiones particulares a tener en cuenta a la hora de aprovecharla.
– Si, el tema de WhatsApp explotó porque es una herramienta que tenemos todos, que la usamos todo el tiempo, sin distinción de profesional y personal. Casi cualquier persona tiene acceso a nuestro número de teléfono y se siente con la impunidad de escribirnos a cualquier horario, cualquier día. Hoy buscamos redes de contención y algunos inicios de soluciones para que eso no pase. Una de las recomendaciones es usar dos WhatsApp: uno personal y uno profesional. La otra es establecer reglas claras. Por ejemplo, quien tiene atención al cliente: poner horario, días, quitarle el doble tilde azul que tanta ansiedad nos genera y que algunas veces nos hace quedar mal.
WhatsApp es una red social, tiene las mismas características que todas las otras. En el caso de la foto de perfil, que genera expectativas en el otro, es importante que sea auténtica y actual. Además, se puede agregar una pequeña biografía y un pequeño currículum. Es fundamental entender que es el mensaje que nosotros les estamos dando al mundo, a los clientes o posibles clientes. Es el mensaje que nosotros dominamos y en el que tenemos que ser estratégicos.

– ¿Tres aspectos vitales para quien quiere realizar una comunicación digital profesional?
– La comunicación de imagen personal tiene que ser auténtica, tiene que reflejar lo que realmente somos, por supuesto con matices, porque buscamos reflejar lo mejor de nosotros, pero tenemos que ser conscientes de que eso genera expectativas en el otro; por ello, tiene que ser real y verificable. Por ejemplo, si una persona llega a reunirse con alguien que no conoce y la foto de perfil no coincide con lo que está viendo, genera un descrédito profundo e incluso difícil de revertir.
Por otra parte, el contenido que se publique debe ser regular. Por ejemplo, hay muchas personas que están mucho tiempo por WhatsApp y de repente se desconectan 10 días. En esos casos, se sugiere dejar un mensaje de desconexión. Otra sugerencia: todos los días chequear al mismo horario, entonces, en vez de responder a medida que van llegando los mensajes, responder cada una hora. Establecer este tipo de pautas es una gran ventaja de tiempo y de orden.

Y finalmente: credibilidad, que va de la mano de la autenticidad. Todo lo que estamos mostrando de nosotros habla de nosotros. Se debe tener cuidado de los contenidos, no retuitear fake news y cuidar de los contactos que agregamos -no agregar personas así porque sí-. Hablo de credibilidad también en el sentido de que si uno esta yendo a Tribunales de saco y corbata y de repente sube una foto en la playa, cuando hay personas que lo vieron de saco y corbata, habla de que no se está reflejando el día a día, el momento; se está comunicando otra cosa y eso también habla de uno. Algo en lo que también hago mucho hincapié es que hay personas que se resisten a esta oleada digital, que consideran que no estar en las redes sociales es no emitir mensajes, pero una persona que no está en Facebook, que es difícil de encontrarla en Google, también emite un mensaje.

– ¿Observa en el público profesional alguna particularidad especial, a diferencia de otros públicos como el empresarial?
– La principal característica de este público es que todavía no rompió las barreras geográficas. Vive en Córdoba, produce pensando en Córdoba y no se da cuenta de que con Internet las barreras geográficas se han caído por completo. Hoy es muy fácil ofrecer nuestros servicios en todo el país e incluso el Mercosur y el mundo.
Por otra parte, muchos profesionales tienen sus clientes que vienen por el contacto personal, por la recomendación, por eso es muy bueno invitarlos a lo digital porque es una ola que ya nos tapó y tenemos que empezar a nadar y avanzar. Un abogado, un contador, un asesor inmobiliario, y tantos otros profesionales son personas googleables y googleadas como ellos lo hacen con otros. En todos ellos es fundamental despertar la conciencia de los mensajes que se están dando y de los que no se están dando.

Maduración digital

Seco propuso al auditorio evolucionar hacia una etapa madurativa digital, salir del ‘yo’ egocentrista de la comunicación en las redes sociales a pasar a ser referentes en la profesión, con contenidos profesionales. Invitó a adaptarse al uso de las redes con un propósito laboral, ya que esa adaptación trae ventajas, lo que bien saben las nuevas generaciones.

Influencers validados

“Los profesionales deben buscar convertirse en influencers validados en su campo”, describió. “Es difícil encontrar abogados, contadores, y muchos otros profesionales, que expresen su voz profesional por las redes. Aunque muchos las tienen, carecen de estrategia para usarlas”.

Comunicación 2.0

La comunicación digital trata de avanzar a una comunicación 2.0, de conversaciones entre los usuarios y, en este sentido, establecer contactos y mantener relaciones con los miembros de las diferentes comunidades objetivo para la marca. “¿Por qué somos permeables a relaciones nacidas de un vínculo digital como Tinder y no, por ejemplo, a relaciones profesionales nacidas de un vínculo digital?”, contrastó el especialista para derribar ciertos tipos de prejuicios en torno a las redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *