Home  >   Profesionales   >   Preparan en Córdoba un satélite de observación de bajo costo

Preparan en Córdoba un satélite de observación de bajo costo

Ingenieros en Computación, Aeronáutica, Electrónica y Mecánica están desarrollando el µSAT-3, a pedido del Ministerio de Defensa de la Nación. Servirá también para tareas de vigilancia del territorio nacional.

Un grupo de ingenieros y técnicos de la UNC trabajan en el desarrollo de un micro satélite de bajo costo que podría realizar tareas de vigilancia y observación del territorio argentino, según anunció ayer la Agencia de Comunicación de la Ciencia (Unciencia).

Ingenieros en Computación, Aeronáutica, Electrónica y en Mecánica están desarrollando el µSAT-3, a pedido del Ministerio de Defensa de la Nación. El proyecto es desarrollado por el Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA), dependiente de la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina.

La construcción del micro satélite comenzó hace cuatro años y se prevé que concluya en 18 meses. Sigue la línea iniciada en 1992 con el µSAT-1, bautizado como”Víctor”, que fue lanzado desde Rusia en 1996 y se mantuvo operativo durante tres años. Le siguió el µSAT-2, que nunca llegó a ser puesto en órbita: en plena crisis de 2001, el proyecto fue discontinuado por falta de financiamiento.

Actualmente, personal del CIA junto a un grupo de jóvenes egresados de la Casa de Trejo avanza en las últimas etapas del satélite que pesará 30 kilos y contará con dos cámaras fotográficas: una monocromática de cinco megapíxeles y otra de alta definición de 16 megapíxeles. Las imágenes obtenidas por esta última permitirán observar con una resolución de 10 metros por cada píxel. De esta forma, el aparato ayudará a ampliar la capacidad estratégica de vigilancia del territorio nacional.

Héctor Brito, jefe de proyecto y asesor Tecnológico del Régimen del Personal de Investigación y Desarrollo de las Fuerzas Armadas consideró que “el futuro del sector espacial-comercial estará fuertemente supeditado a la posibilidad de reducir costos de acceso al espacio”.

Agregó que “una de las claves para lograrlo apunta a reducir el peso del satélite, y la masa del propelente que se utiliza para la propulsión es fundamental”.

El informe destaca que otro de los adelantos del µSAT-3, en relación con su antecesor “Víctor”, radica en su capacidad de maniobra gracias a un control de posición en tres ejes mediante ruedas de inercia y bobinas de reacción magnética.

El nuevo satélite cordobés permitirá enviar imágenes con una antigüedad máxima de sólo cuatro días de cualquier lugar del mundo. Esta particularidad tiene una importancia vital, por ejemplo, ante posibles escenarios de catástrofe.

Velocidad

El satélite se desplazará a una velocidad de 25.200 kilómetros por hora. La estación terrena, esto es, el sitio encargado de bajar la información tomada por el satélite y enviarle las órdenes específicas, estará dentro del predio del CIA y tendrá contacto por lo menos dos veces por día con el satélite, cuya vida útil está programada para diez años.