Home  >   Profesionales   >   Ocho de cada 10 víctimas de violencia sexual son niñas y mujeres adolescentes

Ocho de cada 10 víctimas de violencia sexual son niñas y mujeres adolescentes

En el marco del Día Internacional de Lucha contra el Maltrato Infantil, la Oficina de Violencia
Doméstica de la Corte Suprema difundió estadísticas de 2018 que involucran a la población más vulnerable de estos delitos

Durante 2018, tres de cada 10 denuncias por violencia familiar involucraron a niños y adolescentes. En el extremo de la violencia sexual, ocho de cada 10 víctimas fueron niñas y mujeres adolescentes. Las cifras se conocieron ayer en el marco del Día Internacional de Lucha contra el Maltrato Infantil y pertenecen a las denuncias que recibió la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
La OVD evaluó la situación de de 4.828 personas, 67% de ellas menores de 10 años y señaló que 32% sufrió situaciones de violencia familiar. La oficina, a cargo de la vicepresidente de la Corte, Elena Highton de Nolasco, pudo determinar que la violencia psicológica estuvo presente en casi todas las denuncias (más de 93%) seguida de la física (44%), la simbólica (36%), la económica (27%) y la ambiental (22%).

El informe detalló, además, que al momento de la presentación de denuncias por algún tipo de violencia familiar, 15 jóvenes –de entre 13 y 17 años- estaban embarazadas, mientras que 85 personas afectadas presentaban algún tipo de discapacidad. En tanto, 93% de los agresores era adulto de entre 22 y 59 años y siete de cada diez eran varones.
En 80% de los casos el vínculo entre el agresor y su víctima fue familiar en todos los rangos de edad, aunque 15% de las víctimas de entre 15 y 17 años aseguraron que tenían vínculo de pareja con sus agresores.
En cinco de cada diez casos, el agresor y su víctima de maltrato cohabitaban un mismo ámbito.
La OVD, que derivó los casos a la Justicia Civil (99%) y penal (81%), recordó además que cualquier persona o institución que tome conocimiento de situaciones de maltrato hacia niños o adolescentes puede denunciarlo en la Corte y solicitar la reserva de identidad.
El año pasado, además, las denuncias realizadas por terceras personas que involucraron a niños y adolescentes representó 29 % y sólo dos por ciento no tenía vínculo familiar con la persona denunciante.

Leyes de protección

– Se recuerda que el artículo 18 de la Ley 26485 de Protección Integral de Mujeres dispone: “Las personas que se desempeñen en servicios asistenciales, sociales, educativos y de salud, en el ámbito público o privado, que con motivo o en ocasión de sus tareas tomaren conocimiento de un hecho de violencia contra las mujeres en los términos de la presente ley, estarán obligados a formular las denuncias, según corresponda, aun en aquellos casos en que el hecho no configure delito”.
– En el mismo sentido, el artículo 30 de la Ley 26061 de Protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes, establece el deber de comunicar: “Los miembros de los establecimientos educativos y de salud, públicos o privados y todo agente o funcionario público que tuviere conocimiento de la vulneración de derechos de las niñas, niños o adolescentes, deberán comunicar dicha circunstancia ante la autoridad administrativa de protección de derechos en el ámbito local, bajo apercibimiento de incurrir en responsabilidad por dicha omisión”.

En cifras

En Argentina, los métodos de disciplina violenta (que incluyen castigos físicos y maltrato psicológico) afectan a siete de cada 10 chicos y chicas de entre dos y cuatro años, según el estudio mundial “Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes”
difundido en 2017 por Unicef. El informe indagó sobre la violencia sexual, la violencia contra niños ejercida al interior de los hogares, las muertes violentas de adolescentes y la violencia en escuelas.