Home  >   Profesionales   >   Elecciones en la UNC: propuestas y posturas de los candidatos para los graduados

Elecciones en la UNC: propuestas y posturas de los candidatos para los graduados

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

Por primera vez en la historia de la Universidad Nacional de Córdoba se realizará una elección directa de autoridades rectorales. Este jueves, de 8 a 20, integrantes de los cuatro claustros podrán elegir sin intermediarios –por medio del sufragio directo, secreto y obligatorio– al rector o rectora y su dupla a vicerrector que conducirán los destinos de la Casa de Trejo hasta 2022.
La elección se realizará con el sistema de boleta única de sufragio (BUS) y podrán votar todos los profesores, estudiantes, graduados y no docentes que estén empadronados. Según el padrón definitivo, están habilitadas para votar 248.949 personas: 6.674 docentes; 105.421 estudiantes; 133.279 graduados; y 3.575 no docentes.
Compiten Patricia Altamirano (Avanzar), Gustavo Chiabrando (Vamos UNC) y Hugo Juri (Somos UNC). A días dela histórica votación, Comercio y Justicia hizo foco e indagó sobre las propuestas y posturas respecto a temas de interés de los graduados:

1) En el sector profesional hay preocupación por la resolución 1254 del Ministerio de Educación, que redujo “actividades reservadas” de las carreras. De ganar la elección, ¿qué medida tomará ante el reclamo de los graduados que piden una acción por parte de autoridades UNC para que se avance en la revisión de la resolución?
2) ¿Cuál es su política respecto de Reconocimiento de Trayectos Formativos (RTF) y sobre la formación de posgrado (acceso, gratuidad, ampliación, delimitación en áreas estratégicas, etcétera)?
3) ¿Qué espacio propone para los graduados dentro de la estructura de órganos ejecutivos y/o consultivos de la universidad?
4) ¿Qué posición tiene respecto a problemáticas de competencia entre quienes brindan servicios desde dentro de la UNC y los egresados que trabajan en el mercado?

Patricia Altamirano – Avanzar

1Avanzar se encuentra absolutamente en contra de la reducción de las actividades reservadas que limitan el accionar profesional de nuestros graduados y graduadas, por lo que claramente acompañamos su reclamo y trabajaremos activamente para la revisión de la resolución.

2) Los posgrados de la UNC son de alta calidad y de pertinencia con el medio local. Todos están acreditados, lo cual significa que tienen niveles desde aceptable hasta de excelencia. La educación continua está en el centro de la formación universitaria. Por lo tanto, si hay sectores que no pueden pagarla, el Estado debe, así como sucede en la educación primaria, secundaria y universitaria, financiarla o becarla por su relevancia para fortalecer y adquirir nuevos saberes o competencias, como un bien público para la sociedad.

Promoveremos posgrados gratuitos y en particular aquellos de formación en perspectiva de géneros, feminismos y disidencias, desde un abordaje multidisciplinar. Creemos que la mirada de género debe constituirse en eje nodal, constitutivo y transversal de cualquier modelo de universidad que se quiera proponer. El prominente rol que la universidad pública ocupa en lo social, papel particularmente importante en el caso de nuestra histórica Universidad Nacional de Córdoba, supone una responsabilidad que nuestra casa de estudios no puede eludir.

3) La UNC tiene una deuda pendiente con sus graduados y graduadas, principalmente con los/as recientes. Queremos aportar a su acompañamiento en la creación de entes de coordinación con los colegios profesionales, que evalúen la buena praxis y la pertinencia del ejercicio de la profesión; además de fomentar posgrados gratuitos y crear un espacio de trabajo colaborativo.
Además, implementaremos Expo Graduados de la UNC visibilizando las investigaciones y prácticas destacadas de sus egresados/as.

Fomentaremos el desarrollo de una red de graduados de la UNC que pueda comunicarse de manera efectiva y eficiente y que haga de soporte para las diversas iniciativas de la UNC dirigidas a la sociedad.
Además, proponemos la creación de un ente de coordinación de las condiciones laborales y praxis de los/as graduados de la UNC en diálogo permanente con los Colegios Profesionales apuntando a lograr una transición armónica de los/as estudiantes a su nuevo rol de graduados, atendiendo a las demandas específicas que estos órganos puedan recibir de la sociedad.

4) En nuestra plataforma indicamos claramente que se pretende apoyar a los/as graduados/as de la UNC en el inicio de su carrera profesional. Las ideas para lograr esto tienen varias acciones asociadas que van desde apoyar a los/as graduados/as con capacitaciones, con infraestructura (disponiendo de espacios de trabajo colaborativos), y a través de su reincorporación a los programas de extensión y de investigación con los que cuenta la UNC. De manera complementaria, también se ha pensado en generar un Programa o Sistema de Adscripción para lo que tiene que ver con la docencia. Desde luego, que en el contexto de crisis económica y social que vive la Argentina, los/as graduados/as, especialmente quienes recién comienzan, experimentan las mayores dificultades. La UNC debe tener un rol protagónico en su promoción y esto, además, requiere de coordinar esfuerzos y consensuar acciones con los colegios profesionales, el sector productivo y el tercer sector.

Hugo Juri – Somos UNC

11) Cuando fui presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) decidimos designar encargados en esta área específica, que han estado debatiendo con los distintos colegios profesionales, aclarando los alcances y las competencias las brinda la propia universidad que expide el título y que no son incompatibles con las actividades reservadas. En efecto, las actividades reservadas establecidas en la actual disposición ministerial sólo contemplan aquellas que son de riesgo para el ejercicio profesional, pudiendo ser exclusivas o compartidas con otras profesiones, por lo que las actividades se completan con los alcances/competencias que fije cada universidad. Esta división de las actividades, en las de riesgo (salud, ambiental, social, etcétera) y en las de no riesgo, es lo que trajo confusión ya que la actual normativa incluye solamente a las de riesgo (a diferencia de la anterior), pero es importante saber que el total de los alcances se completan con una disposición propia de cada universidad (tal lo establece la actual disposición ministerial). No obstante, estas discusiones se vienen llevando a cabo en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) desde mediados del año pasado. Vamos a seguir propiciando que esto se discuta.

2) Estos trayectos formativos, cuyo nombre universal es “créditos académicos”, es una excelente herramienta que puede brindar la UNC a todos los graduados de nuestra provincia y el país, acompañada de los mismos colegios profesionales. En mi caso particular, vengo haciendo esta educación continua desde hace más de 30 años, directamente on line. Con las asociaciones profesionales podemos formar un equipo conjunto de educación continua, en el cual la mayoría de estos Reconocimientos de Trayectos Formativos (RTF) serán dados en forma gratuita a través del Campus Virtual. Existe la posibilidad de discutir si los colegios profesionales o quienes actúen en algunos lugares determinados necesitan que se cubra algún costo. Eso vamos a ver cómo lo resolvemos. En cuanto a la formación de posgrado, lo más importante que se va a requerir en los próximos años es esto: la reconversión de conocimientos, año a año. La universidad debe tener un rol especial de apoyo de las organizaciones de profesionales que conocen cuales son las competencias que van a estar necesitando.

3) En esta gestión consideramos que era bueno tener dos subsecretarías: una de Asuntos Profesionales, puramente, y otra de Graduados. Creemos que tenemos que volver a un esquema de una Secretaría de Graduados, en la que participen estos dos sectores, a través de la constitución de un Consejo Asesor integrado por los Colegios Profesionales que articule la vinculación con los egresados.
Además, en el Consejo Social Consultivo los profesionales tienen un espacio específico. Y ahora que está estatutariamente en la UNC, en la primera elección de miembros del Consejo Social Consultivo sin ninguna duda van a tener participación las organizaciones de profesionales de nuestra provincia.

4) Es una situación compleja desde hace muchos años. Desde la UNC tenemos que tomar todas las previsiones para que las actividades en las que actúe la universidad no colisionen con las de nuestros propios profesionales que están actuando por fuera de la universidad.

Gustavo Chiabrando – Vamos UNC

 1) Efectivamente hay un profundo malestar entre los egresados y los profesionales en general respecto de las “Actividades reservadas”, porque se han modificado sin la participación ni de los propios egresados ni de las entidades profesionales.
Teniendo en cuenta la importancia del tema para las actividades profesionales y cómo afecta esto a nuestros egresados, desde el Rectorado impulsaremos a través del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), en diálogo con las entidades profesionales, una propuesta de modificación de los contenidos de la resolución 1254.

2) El sistema nacional de Reconocimiento de Trayectos Formativos (RTF) ha sido aprobado y suscripto por los rectores sin ninguna discusión dentro de la universidad, ni de sus órganos colegiados. Este proyecto no permite garantizar la calidad académica de los títulos de grado. Hay que decir, además, que hasta la fecha, no ha tenido ninguna incidencia práctica en el sistema nacional universitario. Nuestro rectorado impulsará un profundo debate al interior de la universidad sobre las consecuencias que podría tener la efectiva implementación de este sistema de RTF y que permita lograr un sistema flexible y e innovador que resguarde la calidad académica en el marco de las universidades nacionales.

En políticas de posgrado ofreceremos propuestas de formación para responder a las exigencias de distintos contextos de inserción laboral, con formatos diferentes y transversales a distintas carreras y profesiones. Para la implementación es necesario tener en cuenta la capacitación en las áreas administrativas que acompañe los cambios que implementa el Ministerio de Educación.

3) Vamos a crear la Secretaría de Graduados, con la misma jerarquía que la Secretaría de Asuntos Estudiantiles, dentro de la estructura de gobierno, que nos permita una más fluida comunicación con los egresados de la UNC y colabore con su inserción en el campo laboral.
En articulación con instituciones profesionales del medio local (Fepuc, gremios que nuclean a profesionales, asociaciones, etcétera) proponemos constituir un Observatorio de las Condiciones Laborales de los y las Graduadas así como crear un Consejo Social y de Actualización Profesional del cual participen también organizaciones de la sociedad civil para poner en diálogo las problemáticas sociales actuales con nuestra universidad y, a partir de allí, nuestra formación.
Además, vamos a generar convenios y articulaciones con entidades de crédito públicas y privadas para ofrecer líneas de financiamiento para emprendimientos productivos o el ejercicio autónomo de graduados.

4) La universidad debe desalentar que en ella se realicen actividades que compitan con el ejercicio liberal de la profesión. Sin embargo, la universidad por su responsabilidad social debe generar espacios capaces de dar respuestas a la demandas de la sociedad, por ejemplo hospitales escuela, asesorías legales, medioambientales y en temas como violencia de género y discriminación, desarrollo tecnológico y vinculación y en general en todos los saberes que produce la universidad. La universidad debe además dar respuesta a demandas sociales que no reciben del sector privado, como por ejemplo la producción de medicamentos y tratamientos para enfermedades huérfanas.

Buscan incrementar la participación de los universitarios

La elección de la UNC se realizará con el sistema de boleta única de sufragio (BUS). En el caso del claustro estudiantil, junto a la boleta única para elegir rector/a y vicerrector/a habrá otra para que elijan a sus representantes ante el Consejo Superior y ante el Consejo Directivo o Consultivo de su unidad académica. Así lo describió ayer ante la prensa el secretario general de la UNC, Roberto Terzariol, quien brindó detalles de las elecciones.
En la BUS, los candidatos estarán dispuestos en filas horizontales y cada opción tendrá el número y nombre de fantasía de la fórmula; el nombre y foto de los candidatos y las candidatas; y un recuadro blanco para que el elector o la electora marque con una cruz, tilde o símbolo la opción que elija.
Para las personas ciegas, se colocará sobre la boleta una plantilla de material transparente con ranuras que coincidan con los casilleros de la boleta. A su vez, al lado de cada ranura, estará el número de la lista en sistema Braille y en macrotipo (letra ampliada), de modo tal que el elector pueda marcar su voto de manera autónoma.

Ponderación de votos
Cabe recordar que a la hora de contar los votos para conocer las próximas autoridades que asumirán hasta 2020, éstos serán ponderados por claustro.
Eso significa que los sufragios de estudiantes, egresados, no docentes y docentes tienen diferente peso a la hora de sumar el 40% que necesitará la fórmula para ganar la elección.
El sistema vigente asigna 49 por ciento de los votos a los docentes; 34,5%, a los estudiantes; 7,5%, a los no docentes, y nueve por ciento, a los egresados.
En cuanto a la participación por claustros, el promedio de las últimas elecciones indican que los docentes y no docentes participaron en 85%; estudiantes, alrededor de 55%, y egresados, tan sólo 10%.