Home  >   Profesionales   >   Discusión de reforma jubilatoria y títulos universitarios, en la mira profesional

Discusión de reforma jubilatoria y títulos universitarios, en la mira profesional

El tema de una posible elevación de la edad previsonal encendió los signos de alertas en muchos sectores, entre ellos la Confederación General de Profesionales (CGP) que ayer sesionó en Córdoba. En la agenda 2020 también se destacan planteos referidos a Educación Superior en la que reclaman ser tenidos en cuenta


Por Carolina Klepp

cklepp@comercioyjusticia.info

El sector profesional está atento a la puerta que abrió esta semana el gobierno nacional a una discusión sobre la elevación de la edad jubilatoria. El martes pasado, el ministro de Trabajo Claudio Moroni, afirmó que “en algún momento, esa discusión vamos a tener que darla, pensando en un esquema gradual”.
Una posible reforma previsional enciende los signos de alertas en muchos sectores, tal es el caso de la Confederación General de Profesionales (CGP) que representa a los graduados universitarios de todo el país, y que ayer sesionó en Córdoba. Este tema, junto a demandas unificadas relacionadas a educación superior forman parte de la agenda 2020.
Del encuentro, realizado en el Colegio de Farmacéuticos, participaron federaciones que nuclean a los graduados de distintas provincias y por disciplinas. La de Córdoba, Fepuc, estuvo presente. En ese marco, el presidente de CGP, Fabián García, habló con Comercio y Justicia.

– El gobierno abrió la puerta a discutir un aumento en la edad jubilatoria, ¿cómo mira el sector profesional este nuevo debate sobre reforma previsional?

Los profesionales en líneas generales tenemos el tema previsional a través de la Coordinadora de Cajas Profesionales que nuclea a 77 cajas del sector. Es allí donde hay una muy seria preocupación por las implicancias que tendría esta reforma. Los profesionales universitarios tenemos nuestras cajas propias que no reciben aportes de ningún lado que no sean los del propio profesional; es una construcción institucional que nos ha llevado generaciones de dirigentes y el aporte de décadas de muchos colegas. Hay una muy seria preocupación porque tendría implicancias muy graves para nuestro sistema de previsión social. Siempre es un tema de agenda las cuestiones vinculadas a las reformas previsional, laboral y tributaria, porque hace a los modos y formas del ejercicio profesional.

– ¿Qué otros temas tienen en agenda para 2020?

En este 2020, un cambio de gobierno representa nuevos interlocutores en todas las áreas que nos resultan de especial interés. Todo lo que tiene que ver con el Ministerio de Educación, la cuestión de los títulos universitarios y la Ley de Educación Superior, es un tema de permanente trabajo por parte de la Confederación General de Profesionales. Y lo mismo sucede con las profesiones vinculadas a la salud con respecto a la situación sanitaria del país y a las normativas que se llevan adelante. Yo soy farmacéutico y el tema de PAMI y del medicamento es estratégico como nación, porque el medicamento es un bien social de adquisición imprescindible e impostergable. No existe un tema estratégico para la nación que no involucre al menos una profesión universitaria.
Por ejemplo, el día que asumió el nuevo ministro de Educación de la Nación tenía en su escritorio un pedido de la Confederación General de Profesionales vinculado a la multiplicidad de intereses que entedemos que podemos aportar en el desarrollo estratégico como nación.

¿Cuál es el principal tema que le plantean al ministro de Educación?

La definición de las carreras universitarias tiene que considerar también el ejercicio de la profesión universitaria. Este es un planteo. Cada profesión tiene analizada muy fino la problemática del ejercicio profesional día a día, entonces cuando como nación vamos a definir qué sistema universitario queremos, cuáles son los alcances de los títulos y qué tipo de títulos necesitamos, sería raquítico pensarlo sin aprovechar toda la experiencia acumulada que hay en los colegios, consejos, organizaciones profesionales y sus correspondientes federaciones provinciales y nacionales. Algo que no ha ocurrido con el nivel de excelencia que deberíamos tener como pueblo. Estamos seguros que escuchar a las organizaciones profesionales enriquecería el debate y entendemos que son múltiples las organizaciones que están involucradas. Desde los sindicatos vinculados a las universidades, los rectores, los graduados universitarios no sólo con el graduado que forma parte del cogobierno sino las organizaciones de profesionales donde hay un trabajo inmenso realizado año a año.
Toda esa experiencia acumulada sería una pena que no se aproveche porque no nos sobra nada. Las organizaciones profesionales fueron creadas para proponer, para orientar, para hacerle llegar al decisor político nuestro punto de vista. Después, son los decisores políticos los que escuchan o no escuchan a las organizaciones que cumplen con su función.