Home  >   Profesionales   >   Conflicto en salud: Consejo de Médicos reclamó y exhortó al diálogo

Conflicto en salud: Consejo de Médicos reclamó y exhortó al diálogo

RUBÉN SPIZZIRRI. Titular del Consejo de Médicos.

La entidad que nuclea a los médicos matriculados de toda la provincia expresó su preocupación ante la situación que están viviendo los profesionales de la salud.

El Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba expresó “su gran preocupación” ante el conflicto de salud que mantiene resentida la atención en hospitales provinciales. Cabe recordar que trabajadores de la salud nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) continúan con la toma pacífica de nosocomios en reclamo de una recomposición salarial y el pase a planta permanente del personal contratado.

La Comisión de Asuntos Profesionales del Consejo, integrada por representantes de todos los sectores, enumeró en un comunicado las demandas que hacen al conflicto planteado. Entre ellas, resaltaron “la fuerte inversión realizada en infraestructura hospitalaria sin el acompañamiento de inversión en personal, en mantenimiento, etcétera, que comprometen el funcionamiento del sistema público”. Asimismo, reclamaron por “los bajos salarios que reciben los profesionales, que, sumados a la aplicación de sueldos diferenciados para algunos sectores, agregan otro ingrediente conflictivo”.

En el documento también se alertó sobre los centros habilitados que funcionan debajo de su capacidad, los insumos insuficientes, la disminución de camas disponibles, la falta de mantenimiento de aparatología básica, la no puesta en marcha de equipos que permanecen sin uso y con peligro de dañarse y la crisis en la formación de especialistas que dificultan el trabajo profesional y ponen en riesgo a los médicos en el desarrollo de sus tareas. Los médicos también sostienen que la situación en la medicina privada no es diferente. Al respecto señalaron que hay médicos mal pagos, sobrecargados de trabajo, a veces en condiciones insalubres y agobiantes, con la amenaza creciente del juicio de mala praxis deben sostener este sistema que mal distribuye los recursos.

Finalmente, los galenos exhortaron “a encontrar caminos de diálogo que puedan encontrar una solución que detenga una crisis que se manifiesta en el incremento de violencia hacia los profesionales y en la litigiosidad del ejercicio profesional, repercutiendo negativamente no sólo en los médicos que tienen en sus manos la salud de la población sino en la misma población, que no puede encontrar respuestas a sus males”.

El Consejo de Médicos se puso a disposición de las partes para ofrecer sus “buenos oficios para aportar en la medida de lo posible a la solución del conflicto”.