Home  >   Profesionales   >   Buscando avances para problemas de inundaciones, dengue y botón antipánico

Buscando avances para problemas de inundaciones, dengue y botón antipánico

Gracias al nuevo rango, ministerial, pretende que las investigaciones y desarrollos resuelvan varios de los inconvenientes que hoy padecen los cordobeses en materia ambiental, de seguridad y salud, entre otros.

Carolina klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

Ciencia y tecnología asociada a transferencia de soluciones de problemas puntuales de Córdoba. Así define la impronta que pretende darle a su cartera el nuevo ministro Walter Robledo, quien ya hizo cambios en la estructura de una área que hasta el año pasado sólo tenía rango de secretaría.

Políticas y Gestión de Ciencia y Tecnología son las dos secretarías que acaba de conformar Robledo, mediante las cuales buscará afinar objetivos y planificación. Cuenta que además de las líneas de investigación prioritarias históricas, como lo son agroalimentos, TIC, salud, energías y ambiente, arremeterá en cuestiones como inundaciones, dengue, botón antipánico, nanotecnología y biotecnología.

“Hay mucho por hacer en materia de inundaciones como, por ejemplo, desarrollar nuevas tecnologías sobre sistemas de drenajes de las napas freáticas. Hay mucho conocimiento internacional pero hay que evaluar eso localmente, según los contextos de nuestras regiones y de nuestro tipo de suelo”, dice ante la preocupación por las zonas afectadas por el agua.

La reciente transferencia de patente de una innovadora composición farmacéutica, que permite el transporte de drogas oncológicas mediante nanoestructuras, desarrollo realizado por el Centro de Excelencia en Productos y Procesos (Ceprocor), dependiente del ministerio que dirige, y el Conicet, lo lleva a resaltar la importancia de nuevas áreas de conocimiento, como nanotecnología y biotecnología.

– ¿Cuánto tiempo llevó ese desarrollo?
-En el Ceprocor se investigó durante ocho años ese desarrollo y se gestionó una patente. Ese vector es una nanopartícula, donde después se monta arriba otra nanopartícula, que son las drogas. Esa “navecita”, ese troyano que se le ingresa a la célula, es una oportunidad para la salud.

El ministro enseguida enlaza las posibilidades que abre la nanotecnología aplicada a cuestiones tan sensibles como hoy lo es el dengue. “Tenemos un problema con el mosquito, el dengue y los otros virus transmitidos por él. Para prevenir su diseminación, primero tenemos que trabajar sobre los mosquitos y ahí hay nuevas oportunidades que tenemos en progreso con química y partículas nanotecnológicas. Podríamos llegar a desarrollarlas nosotros mismos en actividades de investigación con un enfoque distinto, que ambientalmente no sea salir a fumigar. Podría llevar uno o dos años”, consideró.

– ¿De qué se trataría ese desarrollo?
– Es un producto que se puede colocar en las aguas de las piletas o en lugares en que se acumula agua. Cuando el mosquito toca el producto, esa nanopartícula queda pegada a la patita del mosquito y éste puede, a través de sus relaciones para multiplicarse, tocar otros mosquitos y esas nanopartículas pueden hacer que muera. Entonces, no habría que fumigar, es otra estructura, otra lógica. No es un producto químico que se lanza al aire y vuela masivamente. Ésa es la idea, ahora hay que hacer que investigadores y quienes saben de la temática se pongan a investigar.

Es algo que podría hacer el Centro de Zoología Aplicada, alguna universidad o también puede ameritar una red de investigadores de distintas universidades que se asocien al Ceprocor.

Hay un investigador que se ha acercado con esa sugerencia, con una propuesta y podría haber un espacio aquí interesante en esa temática desde el punto de vista científico. Hay que empezar a gestionar la inicativa, vamos a tener reuniones, ver qué recursos humanos y laboratorios se necesita.

Medioambiente y seguridad
Inclusión social, medioambiente y seguridad son otros de los campos en los que ahondará el nuevo ministro, que en la anterior gestión del gobernador Juan Schiaretti había sido secretario de Innovación y Vinculación Tecnológica, cuando el ministro era Tulio del Bono.
Dentro de un mes lanzará una convocatoria para el desarrollo de innovaciones tecnológicas para la inclusión social, en la que podrán participar grupos asociados de científicos y empresas. “Hay áreas de vacancia en materia de violencia de género, accesibilidad a las tecnologías para personas que hoy están marginadas, en materia de discapacidad y desnutrición infantil, entre otros temas”, enumeró. También destacó que hay un proyecto de investigación en el Ceprocor de “altísimo impacto social” en el largo plazo, que es sobre la estructura de los barros del lago San Roque (composición y profundidad de los barros en toda la cuenca). “Vamos a tener un monitoreo y evaluación precisa de cuánta agua ha perdido el lago en su capacidad de reservorio desde que se lo creó a la fecha. Tendremos una real dimensión de lo que está pasando”, concluyó. En materia de seguridad, adelantó que revisarán la tecnología del botón antipánico para mejorarlo y darles mayor seguridad a las personas.

“Hay algunos avances internacionales que nosotros podemos desarrollar rápidamente. Hay avances novedosos a evaluar si funcionarían en nuestro contexto social. Por ejemplo, el botón antipánico tiene el problema de que la persona que está en riesgo lo tiene que tener en la mano para activarlo y a veces no llega a agarrarlo. Entonces, podría ser una pulsera para la persona en riesgo y la peligrosa para que, si se acercan, salte el disparo de aviso automáticamente. La idea está publicada en papers , hay que analizar si eso se puede desarrollar aquí. Estamos trabajando con el ministro de Justicia Luis Angulo porque acá tenemos también una urgencia”, concluyó.

Fnanciamiento mixto para empresas de base tecnológica
Ya está listo el proyecto de ley de la Agencia de innovación

El gobernador Schiartetti ya tiene en mano el proyecto de ley de creación de la Agencia de Innovación y Emprendedorismo, que dependerá directamente del mandatario provincial.

Pero habrá gran vinculación con el Ministerio de Ciencia, si se tiene en cuenta que allí se va a promover la conformación de empresas de base tecnológica que vienen siendo asesoradas por la cartera que hoy dirige Robledo.

“La Agencia queda dependiendo directamente del Gobernador, pero dentro de los dos ministerios que tienen que estar sentados como miembros del directorio seguramente que puede aparecer el de Ciencia y Tecnología. El directorio estará integrado por dos miembros de las universidades, dos por el sector privado, dos por el Gobierno y uno por el sector emprendedurismo. Hoy estamos llevando el proyecto de ley al Gobernador para que lo revise y lo envíe a la Legislatura”, dijo.

La Agencia será una sociedad mixta, de los dos miembros representativos del sector privado saldrá el presidente y de los dos miembros del Gobierno va a salir el vicepresidente. Tendrá un gerente general y se creará una sede en Río Cuarto para gestionar todo lo vinculado con agroalimentos. “La idea es que el aporte de capitales sea 50% el Estado y 50% privados pero frente a proyectos. Tiene que haber primero la clara intención de que el sector privado desee invertir su 50%. Si ese compromiso está, entonces acompañamos con el otro 50% como Estado”, aclaró.