Home  >   Opinión   >   Situación y beneficios de obtener una franquicia en tiempo de crisis

Situación y beneficios de obtener una franquicia en tiempo de crisis

Por Daniel Arce (*)

Quienes hemos sido parte del sistema de franquicias en Argentina y hemos logrado ver su desarrollo a lo largo de distintas épocas, creemos realmente que se trata del mejor modelo de negocios para invertir aun estando en tiempos de crisis. ¿Por qué? Porque en principio son negocios que ya han sido probados y generalmente en tiempos de crisis las marcas de franquicias logran defenderse mejor en comparación a los negocios tradicionales. Y segundo, cuentan con herramientas adicionales, permanente desarrollo de producto y mejora de sus servicios.
Eso lo podemos observar a diario, porque a pesar del contexto que vive nuestro país, hay cafeterías, pizzerías o locales de servicios en constante movimiento. Hablamos de locales que son parte de cadenas de franquicias y que todo el tiempo están siendo visitados por los consumidores.

Generalmente los emprendedores tienen la idea de construir un negocio desde cero y desde nuestra experiencia, hemos observado que al menos nueve de cada diez que lo hacen sin tener conocimiento previo, fracasan. Por otro lado, con una franquicia, nueve de cada diez logran llegar al quinto año. Invertir en una franquicia permite a los emprendedores tener su propio local de una marca exitosa y contar con el respaldo de una compañía que ya tiene definido su know how. Es una manera de profesionalizar el emprendedurismo.
Las crisis obligan al ser humano a buscar alternativas de supervivencia, y en la realidad argentina existen casos de muchos profesionales indemnizados que han visto en las franquicias una nueva oportunidad de crecimiento. Quien busca invertir en negocios y tener sus propios proyectos, lo hace esperando seguridad en todos los sentidos. Desde sostenibilidad y retorno de inversión hasta la certeza de que no sólo se trata de un negocio, sino de un proyecto de vida que dará frutos para sí mismo y los suyos.
Como todos sabemos, las políticas macroeconómicas inciden en nuestra cotidianeidad y lo que hemos observado es que solamente sobreviven los negocios que cuentan con mucho conocimiento, que tienen buen servicio al cliente, gestión de ventas, enfocados en una economía de escala y que primordialmente cuentan con un concepto. La experiencia de compra debe ser excelente.
Este año, la 25ª edición de la expo Franquicias Argentina 2019 se realizó posterior a las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y aunque el primer día la afluencia de visitantes fue baja, en los siguientes dos días de feria cambió totalmente. No fue la misma experiencia que años anteriores, pero recibimos a muchas personas interesadas en invertir o desarrollar su propia franquicia.

Es normal querer evaluar todos los riesgos antes de hacer una inversión, pero debemos cuidar no caer en pretextos que nos llevan al no hacer. Para muchos nunca es el momento y si pudiéramos darle un nombre podría ser el movimiento del ‘nomomentismo’. Aunque desde la industria, creemos que sí lo es. Las franquicias brindan a los emprendedores el acompañamiento, el conocimiento y la contención necesaria para crecer dentro de una red. Paralelo a esto, hoy en día, tenemos locales disponibles en zonas con alta oportunidad de desarrollo y consumidores que buscan negocios que les aporten nuevas experiencias. Es un excelente momento.
Y si la pregunta es, ¿invertir o no en franquicias durante tiempos de crisis? Diría que la respuesta es sí, completamente sí. Si bien, la demanda de consumo puede disminuir, y ahora creemos que va a aumentar, la demanda no se va a detener nunca. Sea el contexto que sea, siempre habrá forma de hacer negocios.

* Socio-fundador de Franquicias Que Crecen