Home  >   Opinión   >   Microprecios, la estratégica para llegar a la masividad

Microprecios, la estratégica para llegar a la masividad

Por Rafael Acevedo*

Chocolates, bebidas y snacks. Esos productos fueron los pioneros en brindar sus presentaciones modificadas en tamaño con el fin de seguir acercando la posibilidad de consumir el producto por un precio menor. Uno de los primeros ejemplos se establece en México, donde en 2014 una reforma fiscal hizo que el volumen de ventas del Grupo Bimbo cayera; como solución éste lanzó presentaciones más pequeñas y baratas para impulsar la compra. En Argentina, Mc Donald’s incursionó con sus “pequeños precios”, con los que ofrecía armar un menú a un valor reducido, y recientemente Coca-Cola lanzó una “mini Coca Cola” para poder acceder a la gaseosa por 10 pesos.

Los vuelos low cost son la cara de esta tendencia en los servicios, como muestra de estas nuevas opciones que reducen los costos y llegan a ofrecer pasajes hasta 20% más baratos. En esta búsqueda por brindar alternativas más económicas, que puedan abarcar a todas las realidades, algunas aseguradoras estamos brindando los “microseguros”, ideales para presupuestos limitados. Estos nacieron para cubrir las necesidades de los países más vulnerables como India, China y Sudáfrica, que concentran 85% de la demanda, según lo relevado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT). En Argentina, su creación nace como iniciativa del Plan Nacional Estratégico del Seguro (PlaNeS), con la meta de hacer crecer al sector para que alcance cinco por ciento del PBI y con el objetivo de “promover una fuente de protección formal regulada por el Estado como parte de la implementación de políticas de inclusión social y financiera”.

El microseguro es un mecanismo para proteger a las personas de menores recursos a cambio de pagos establecidos de acuerdo con sus necesidades, ingresos y nivel de riesgo, con bajas sumas aseguradas y primas muy baratas. Está dirigido principalmente a trabajadores de escasos ingresos, especialmente aquellos de la economía informal, y les permite a los titulares de la póliza recuperarse y reconstruirse después de una crisis o eventualidad, ya sea accidentes, enfermedades, muerte en la familia, o desastres naturales.
Este tipo de cobertura puede adaptarse a la realidad socio-cultural de cada región del país y permite incrementar el desarrollo del seguro entre los sectores más vulnerables. Los microseguros son de fácil contratación, tienen plazos más beneficiosos para los asegurados y promueven una rápida resolución de los siniestros.

Debido a su característica novedosa, aún rondan alrededor varios interrogantes:
¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar un microseguro? Lo mismo que en el caso de los seguros: chequear que las compañías sean confiables y brinden buen respaldo, consultar con productores asesores oficiales con matrícula si fuera necesario, y leer bien las condiciones de cobertura de las pólizas.
¿Cuáles son las características y ventajas? Es fácilmente contratable, y económico, teniendo en cuenta lo asegurado. Por esto, el de bolso y teléfono protegido por la inseguridad son los más solicitados, ya que aseguran bienes que son altamente siniestrados, es decir, son muy robados.
¿Cuál es el valor promedio? No se puede definir esto, ya que es una pregunta muy general, y dependiendo del tipo de microseguro a contratar, los costos varían. Sí puede decirse que son seguros con la específica característica de adaptarse mejor a realidades socioculturales determinadas, que en definitiva significa que son mucho más accesibles en precio que los seguros tradicionales.