Home  >   Opinión   >   La relevancia de la universidad frente a la velocidad de los cambios

La relevancia de la universidad frente a la velocidad de los cambios

Por Jhon Boretto (*)

Mucho se ha escrito acerca de que estamos en tiempos de cambio acelerado. Quizá como nunca antes en la historia humana se está haciendo evidente la velocidad del cambio en la sociedad, la cultura, las formas de consumir y de producir y los efectos de la actividad humana sobre el planeta. Todo esto es catalizado por un vértigo tecnológico cuyos alcances y usos potenciales es imposible exagerar.
No se trata de una visión de futuro. Los descubrimientos de los científicos y las iniciativas de los emprendedores que se asemejaban a relatos de ciencia ficción se están convirtiendo rápidamente en innovaciones, cuyo valor es legitimado por las sociedades y los mercados. El engranaje del cambio en el trabajo humano, la producción, la economía y la sociedad ya está a toda marcha.

De todos modos, algunas instituciones por su historia, por su tradición y por la multiplicidad de los roles que deben cumplir en la sociedad quizás no pueden, ni deberían, tirar por la borda todo lo que hacen. Ello no implica que deben continuar haciendo exactamente lo mismo.
La universidad es una de estas instituciones. No es realista el pensamiento que sugiere sustituir por completo los modelos de enseñanza y aprendizaje; o que se debe abandonar, impulsados por la prisa que impone el escenario, el rigor que la actividad científica exige; o que, frente a una sociedad tan volátil como la actual, la extensión universitaria debe ser rediseñada desde cero. Tampoco es deseable que eso suceda.
Así y todo, no puede soslayarse la urgencia y la necesidad de ampliar el alcance de lo que ofrece la universidad. El contexto obliga a romper los moldes, a pensar lateralmente, a unir disciplinas, a vincularnos con la sociedad y a diseñar experiencias ágiles de aprendizaje multicultural que se enmarquen en las grandes tendencias, oportunidades y desafíos que emergen constantemente. Es necesario construir y hacer funcionar un sistema dual, en el que lo mejor de las tradiciones de nuestra universidad pueda convivir, nutrir y ser nutrido por modelos innovadores de enseñanza, investigación y extensión que trasciendan los límites de las disciplinas, las nacionalidades y las culturas.

Por ello, estamos llevando adelante varias iniciativas. Este 10 de octubre, tendrá lugar en nuestra Casa la Tercera Jornada Universidad Emprende. Esta edición será totalmente experiencial. Pretendemos, mediante talleres participativos, que todos los que asistan se pongan manos a la obra, para proponer una alternativa de valor y un prototipo de una idea que aborde alguno de los objetivos de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas.
De igual modo, hemos organizado este año, junto a la Incubadora de empresas de la universidad, el primer Programa internacional de formación emprendedora, que permitió que estudiantes de la UNC compartieran un curso con sus pares de nueve universidades de Argentina, Brasil, España, Países Bajos, Suecia y Uruguay. Cada grupo (multinacional) de estudiantes diseñó y prototipó una potencial solución a grandes desafíos globales.
Asimismo, en conjunto con el Campus Virtual de la UNC hemos lanzado el Micromaster en Gestión de Servicios. Se trata del primer curso online, masivo y abierto de su tipo lanzado por una universidad de América del Sur a través la plataforma edX, fundada por Harvard y el MIT.Ya han pasado por él más de ocho mil personas de casi 80 países.

En la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba09. De igual modo, sabemos que sobrevuela sobre la sociedad el fantasma de la incertidumbre sobre el futuro del trabajo, pero lo hacemos con una mirada optimista, entendiendo estos cambios generarán millones de oportunidades y empleos para quienes posean la capacidad y la formación adecuada. Es en ese entendimiento que estamos haciendo grandes esfuerzos por poner al servicio de la mayor cantidad de actores sociales que podemos, alternativas de formación cuyo principal foco está en colaborar a construir capacidades que sean relevantes frente a la aceleración de los cambios que estamos presenciando.

(*) Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *