Home  >   Opinión   >   La mano versus la pipa

La mano versus la pipa

 Por Sergio Castelli* y María Constanza Leiva**

A poco menos de un año del retiro de “Manu” Ginóbili del mundo del básquet, hoy es protagonista de nuestra columna uno de sus compañeros del San Antonio Spurs: Kawhi Leonard.
Leonard reconoció a Ginóbili como uno de los jugadores que más lo ayudó en sus comienzos como novato en la NBA, pese a que tuvieron momentos difíciles en su relación.
El astro actual de los Toronto Raptors, hoy se encuentra protagonizando un conflicto con alguien más: la multinacional Nike, reconocida por sus artículos deportivos alrededor del mundo. El reclamo encuentra como epicentro a los derechos de autoría sobre un logotipo que, según Leonard, fue diseñado por él, pese a que hoy es utilizado y reclamado por la multinacional como de su propiedad.

Por ello es que Leonard se ha visto obligado a acceder a los Tribunales de Distrito de los Estados Unidos, donde su defensa manifestó: “Luego de ser reclutado por la Asociación Nacional de Baloncesto, Kawhi Leonard fue el autor de un logotipo único que incluía elementos significativos y únicos para él; Leonard trazó su mano notablemente grande y dentro de la mano dibujo versiones estilizadas de sus iniciales KL y el número que había usado durante gran parte de su carrera ‘2’. Años después, según el relato de Leonard, Nike comenzó a utilizar dicho logotipo, como consecuencia de un acuerdo con Leonard”.
Sin el conocimiento, ni –mucho menos– el consentimiento de Leonard, Nike solicitó el registro de los derechos de autor de su logotipo atribuyéndose los derechos sobre el diseño del mismo.
El conflicto viene dado justamente porque Leonard tiene intenciones de utilizar el diseño creado en artículos deportivos –una práctica usual entre las figuras del deporte-. Ya tratamos el caso de Lionel Messi, quien luego de mucho tiempo de lucha obtuvo la protección de su nombre como marca para artículos deportivos en la Unión Europea.

Leonard se encontraba en tratativas con la reconocida New Balance, lo que se ha tornado un poco abstracto, ya que en el epicentro de las negociaciones se encontraba el uso del logotipo que Leonard sostiene de su autoría.
En la demanda, los representantes de Leonard resaltan que las manos grandes de Kawhi ha sido un elemento saliente de su reconocimiento como personalidad deportiva, sosteniendo que los fanáticos han señalado esta circunstancia como uno de los factores contribuyentes a su habilidad en el desempeño del deporte.

“Desde al menos sus años universitarios, Leonard contempló y concibió ideas para un logotipo personal que sería único para él y reflejaría algo significativo relacionado con su propia imagen. Afines de diciembre de 2011 o enero de 2012 Leonard refinó un logotipo que había estado creando durante varios años y que abarcaba sus manos grandes y poderosas, sus iniciales y su número de camiseta”, afirmaron.
Leonard sostiene que se ha puesto en contacto con Nike antes de acceder a la justicia, y que en dichas comunicaciones la multinacional le aseguró que era poseedora de todos los derechos de propiedad intelectual sobre el logotipo. Le exigió incluso que cesara en el uso del mismo y desistiera de todo tipo de utilización “no autorizada” de dicho logo.
Frente a ello, y con el debido asesoramiento, Leonard comprendió que el único modo de definir esta situación era con la decisión de un juez, para lo que presentó su demanda con la intención de ser declarado el único autor del logotipo. Con ello puede utilizarlo y gozar de todos los derechos patrimoniales y morales que de él derivan.
Deberemos aguardar a ver cuál es la decisión del juez, ¿quién anotará el punto final?

* Agente de la propiedad industrial ** Abogada