Home  >   Opinión   >   Chile y Perú, una guerra más allá del mar

Chile y Perú, una guerra más allá del mar

 Por Sergio Castelli* y María Constanza Leiva**

Como ya hemos tratado en otras ocasiones, existe un gran número de productos en el mercado que deben su calidad especialmente a ciertos factores territoriales, ambientales e incluso humanos de la región de la que surgen, quedando íntimamente vinculada la calidad de los productos con el origen de los mismos, debido a la interacción entre las condiciones ambientales del lugar y la cultura de producción de los pobladores.

Las Indicaciones Geográficas (IG) y Denominaciones de Origen (DO) son reconocimientos previstos por las legislaciones que protegen la calidad del producto y sirven especialmente para identificarlos, indicando un origen concreto y un método de producción determinado, protegiendo no solo a los productores sino también a los consumidores, quienes obtienen una mayor y mejor información sobre el producto a consumir, que posee determinadas cualidades o una reputación derivada exclusivamente de su lugar de procedencia.
En este marco, nuestros países vecinos Chile y Perú protagonizan una histórica guerra sobre el origen del Pisco. Se dice que la pelea comenzó con las primeras producciones de la bebida, la que fue asociada oficialmente a la denominación Pisco en Chile, entre los años 1882 y 1931, vinculando el producto a la localidad de Pisco Elqui. En tanto, por otra parte, el término “Pisco” proviene del quechua “Pisqu”, asociado a la región del valle del Ica en Perú, por lo cual el origen, según Perú, se remontaría a las épocas precolombinas.

La guerra se ha exacerbado recientemente cuando el gobierno peruano lanzó la marca Pisco Spirit of Peru, con la intención de posicionar la comercialización del producto en el mercado internacional, la que ya cuenta con la denominación de origen peruano del piso reconocida en 71 países alrededor del mundo, frente a una lista un poco más reducida que le otorga el reconocimiento de origen a Chile, mientras que existen otros países que se la reconocen a ambos.
En Chile, este año, los Diputados oficializaron un proyecto de ley que prohíbe el ingreso a su país del “pisco” peruano, obligándolo a llamarse “aguardiente” para poder ser comercializado en el mercado chileno.
En esta situación, perdidosa para los productores chilenos, ya que Perú gana lentamente la batalla del reconocimiento del origen del piso alrededor del mundo, los ha llevado a proponer una tregua, por la que ambos países pueden compartir el reconocimiento y convivir con la denominación “Pisco” para el producto, lo que desde Lima fue rechazado de plano.
Y en sintonía con el rechazo, Perú apelará el último fallo de la Corte Central de Propiedad Intelectual del Tribunal de Comercio de Tailandia, qun le ha reconocido el registro del origen del pisco a Chile. En Chile señalan este fallo como un importante precedente jurídico para otros conflictos internacionales reafirmando la legalidad de la denominación de origen Pisco Chile.

Del otro lado, Perú sostiene que dicha medida conlleva confusión al consumidor, asegurando que existen errores de hecho y de derecho, lo que los obliga a apelar dicha resolución, agregando: “La denominación de origen Pisco es peruana y así lo confirman argumentos históricos, geográficos, culturales y científicos que nuestro país sustenta y defiende en todos los tribunales del mundo”.
Paralelamente, en India, donde se le reconocieron derechos exclusivos a Perú sobre el origen de la bebida, argumentando que “desde la época colonial el pisco constituye la denominación utilizada para identificar un valle, un rio, un puerto y una ciudad ubicadas en la costa peruana”, el organismo fue más allá y expresó: “El nombre de pisco no puede identificarse como peruano o chileno, ya que el licor producido por ambos países es totalmente diferente en su elaboración, técnicas y calidad. Por lo tanto, el pisco preparado en Perú no puede compararse bajo ninguna circunstancia con el licor chileno”. Pese a todo, representantes chilenos aún buscan obtener el reconocimiento del producto con base en lo determinado en Tailandia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *