Home  >   Negocios   >   Venderán parcelas en parques solares y prometen un rendimiento de 12%

Venderán parcelas en parques solares y prometen un rendimiento de 12%

El proyecto nació en Córdoba y será realidad próximamente en Luque, donde se está construyendo el primer parque solar de iniciativa privada, gestión cooperativa y propiedad distribuida. Las parcelas serán de libre compraventa y rendirán como cualquier inversión

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

En forma paralela al disparo de las tarifas eléctricas en el país, crece el interés por el uso y la promoción de energías renovables que cuiden el medio ambiente y al mismo tiempo permitan ahorrar gastos, tanto a familias como a empresas. La aprobación de la Ley de generación distribuida en la provincia completó ese cuadro y comienzan a surgir iniciativas que buscan convertir esas necesidades y tendencias en negocios rentables.
Es lo que acaba de presentar la empresa Iris Energía, junto a cooperativas y municipios de la provincia: construir parques solares en distintas regiones de Córdoba, ponerlos en venta en “parcelas” de libre compraventa y hacerlos rendir de modo de convertirlos en una opción de inversión novedosa, responsable con el medio ambiente y constructora de “comunidad”.
De hecho, la primera de esas “comunidades solares” ya está en construcción y en pocas semanas estará operativa a poco más de cien kilómetros de distancia de la ciudad de Córdoba provincial.

La Cooperativa Eléctrica de Luque fue la primera de las 205 cooperativas de servicios presentes en la provincia que tomó la iniciativa y comenzó -junto a Iris Energía- con la construcción de un parque solar privado, de gestión cooperativa.
Según Juan José Vottero, titular de esa organización sin fin de lucro, el objetivo para Luque es llegar a un parque solar que cuente con una dimensión de 1,5 MW de potencia instalada, para lo cual se prevé un trabajo en etapas que serán sucesivas hasta alcanzar el máximo de potencia pretendida. Según datos de mercado, la construcción del parque requerirá una inversión superior a un millón de dólares.

Proyecto piloto
“Luque es el caso piloto de lanzamiento de las comunidades solares y en este momento se encuentra en la tapa 1 de su construcción, sobre una superficie de 600 m2, compuesta por un inverter de 25 KW que contienen 90 paneles solares y sus estructuras de hormigón, fabricadas por Hormicoop que depende de la propia Cooperativa”, precisaron desde Iris Energía. La inauguración de esa etapa está prevista para la primera semana de noviembre.
“El mercado de Comunidades Solares en Argentina es un mercado que aún se mantiene inexplorado. Existen grandes empresas que desarrollan parques de generación de energía solar a gran escala y venden su energía al mercado mayorista de energía del país (Cammesa); estas empresas son las que participan en programas como el RenovAr”, relató Fernando Damonte, titular de Iris Energía.

De allí nació esta iniciativa. “Si bien existen innumerables empresas que se dedican a la instalación de sistemas fotovoltaicos en residencias, comercios e industrias, ninguna de ellas hasta ahora, ha trabajado sobre el concepto de involucrar a los usuarios en el desarrollo y constituirse así en propietarios de los parques solares”, precisó Damonte.
El ejecutivo aseguró que la inversión deja un rendimiento de entre 7% y 12%, a raíz de la economía de escala que da el parque solar y el costo marginal que tiene su administración por parte de cooperativas de servicios que ya brindan el servicio eléctrico a sus clientes. Se trata de tasas de retorno no usuales en el sector, que suele trabajar con una combinación de tasa baja más retorno “ambiental”.
Los anuncios de Iris Energía no se limitan a Luque. La pintoresca y pujante Villa General Belgrano podría sumarse a las “comunidades solares” y siguen otras.
Se trata de la primera iniciativa del tipo en el país, tras la construcción en Armstrong (Santa Fe) de un parque solar público fruto de una iniciativa multisectorial que podría ser puesto en venta a privados y en parcelas, de acuerdo a una iniciativa ya lanzada aunque aún no decidida.