Home  >   Coronavirus, Negocios   >   Por el coronavirus, crece la oferta de los servicios de telemedicina en Córdoba

Por el coronavirus, crece la oferta de los servicios de telemedicina en Córdoba

Permiten consultas médicas, recetas y derivaciones sin que el paciente se mueva de su hogar. Son especialmente útiles durante la pandemia; la Organización Mundial de la Salud los recomienda.
Sanatorio Allende ya venía muy avanzado en la materia

Con el objetivo de evitar la circulación del virus Covid-19 y garantizar que los pacientes puedan acceder a consulta médica sin tener que moverse de sus domicilios, Sanatorio Allende puso en marcha el servicio de telemedicina. Está operativo desde el miércoles pasado y ya está mostrando resultados satisfactorios para los responsables de la empresa. No es el único servicio, ya que el seguro de salud provincial Apross puso en marcha el sistema de telemedicina para los casos sospechosos de coronavirus. Otros establecimientos del país ya cuentan con el servicio en funciones o a punto de ponerlo en marcha.

La crisis sanitaria derivada del virus que tuvo su origen en Asia en diciembre y hoy azota al mundo entero encontró en distintas etapas a las diversas compañías de medicina prepaga, seguros de salud y obras sociales. Sanatorio Allende, después de cumplir 80 años y de un período entre 2018 y 2019 de fuerte crecimiento con la apertura de su hospital en el barrio Cerro de las Rosas, estaba concentrándose en la gestión. “Gestionar para sostener la demanda, para mejorar los procesos internos y para acrecentar la experiencia de los pacientes”, era el objetivo manifestado por la institución al cumplir, a fines del año pasado, 81 años de su fundación. 

La empresa familiar decana de la salud privada cordobesa decidió acelerar los proyectos en el manejo de los sistemas, lo cual la dejó bien parada frente a la necesidad actual de servicios de telemedicina. Había implementado una nueva historia clínica online, había sumado mejoras en los buscadores internos, se puso en marcha un programa de seguridad que buscaba reducir riesgos y se lanzó un programa denominado “Personas”, que realizó un diagnóstico profundo en cada una de las áreas y los servicios, pero centrado en la experiencia de los pacientes, comunicándose con ellos e insertando esas experiencias en el sistema. 

Por eso, a menos de 15 días de inicio de la cuarentena general obligatoria la institución puso rápidamente en marcha el nuevo servicio. “Comprometidos en seguir brindando una atención de calidad, se incorporó este nuevo sistema que está conformado tanto por un equipo médico como por un grupo operativo de la institución que atienden esta necesidad”, explicaron los responsables de la empresa. 

Cómo funciona el servicio

El paciente interesado en utilizar este servicio debe comunicarse al teléfono 0810 555 2553 en los horarios de lunes a viernes de 8 a 20. El llamado será atendido por operadores que consultarán sobre la especialidad para la cual se requiere una consulta médica y se procederá a agendar un turno. Una vez pactado el día, una secretaria se comunicará con el paciente y luego el profesional médico se comunicará telefónicamente para realizar la consulta. 

El médico tendrá acceso a la historia clínica del paciente en el sanatorio. Asimismo, durante esta instancia el profesional le indicará cuáles serán los pasos a seguir a partir de esa tele consulta. Cabe destacar que el médico, de acuerdo a la consulta, puede prescribir medicamentos y solicitar estudios complementarios. Ambas, tanto la receta de medicación como el pedido de estudios complementarios se podrán enviar por email de modo de hacerlos efectivos en forma inmediata.

Esta nueva modalidad es similar a una consulta ambulatoria y agiliza la demanda en la atención médica en determinadas situaciones como la revisión de medicación, realización de recetas médicas, control y seguimiento de determinadas prácticas diagnósticas y/o estudios. Sin embargo, hay otras consultas médicas que representan situaciones críticas que no se pueden resolver y requieren que el paciente se traslade al sanatorio, para lo cual los mismos profesionales médicos derivarán a los pacientes a la atención presencial requerida. 

“Lo importante a tener en cuenta es que la telemedicina no reemplaza al profesional, sino que se constituye como una herramienta que, a partir del avance de la tecnología, información y comunicación, se la busca incorporar para mejorar los servicios de la medicina”, precisaron fuentes de la entidad.

“Este sistema de atención es una muy buena propuesta para numerosos pacientes. Es un canal más para brindar asistencia médica”, afirmaron. 

Según la OMS, la telemedicina es considerada una de las mayores innovaciones de los servicios sanitarios, no solo desde el punto de vista tecnológico, sino también cultural y social, al favorecer el acceso a los servicios de atención médica, mejorar la calidad asistencial y la eficiencia organizativa.

Esta nueva práctica presenta múltiples beneficios para el paciente. El principal es la reducción de la distancia y el tiempo para una consulta. Otras de las ventajas son: agilidad en la respuesta, accesibilidad y calidad en la consulta médica, diagnósticos y tratamientos rápidos y oportunos, atención integral y continua, entre otras. Asimismo, los beneficios también son para los profesionales debido a que descentralizan la demanda en la atención, permiten brindar asistencia de manera rápida y de calidad a sus pacientes y agilizan el proceso de la consulta médica.