Home  >   Negocios   >   Panorama “más negro” y “pronóstico reservado” para el comercio minorista

Panorama “más negro” y “pronóstico reservado” para el comercio minorista

Descartan desabastecimiento por ahora y recomiendan a la población “estar alertas ante la creciente dispersión de precios”. La nueva alza del dólar confirma la muerte del “brote verde” que habían tenido a inicios del año. Se extiende el uso del fiado

Por Javier De Pascuale – jdepascuale

El disparo de la cotización del dólar impactó de diversos modos en el comercio minorista. Desde escenas de pánico que se vieron el jueves pasado en las grandes superficies, donde hubo gente que llenaba carritos ante el temo por desabastecimiento, hasta un parate total del consumo durante los dos últimos días hábiles de la semana pasada, como medida preventiva de daños por parte de consumidores más prudentes, son distintas las escenas que se han visto durante las horas de pánico cambiario en el comercio de proximidad.
Es la razón por la cual el viernes los almaceneros cordobeses decidieron salir a hacer algunas declaraciones que buscaron tranquilizar a la población al tiempo que dar algunos consejos sobre cómo comportarse como comprador en momentos de altísima volatilidad de precios.
El primer subrayado de esas afirmaciones es la seguridad de que no hay motivo por el cual por el momento se registre desabastecimiento de alimentos. El segundo: recomiendan “estar alertas” ante la creciente dispersión de precios, propia de momentos de volatilidad, cuando algunos comercios “adelantan” hoy aumentos futuros mientras que otros respetan el precio presente. Es lo que surge de una entrevista con Vanessa Ruiz, gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba.

-Acaban de dar los datos de un nuevo aumento de la canasta básica alimentaria. Confirma el aumento de la inflación durante los últimos meses…
-Sí. Ya en mayo cuando comienza a aparecer el alza del dólar, comienza a moverse el costo de la canasta alimentaria. Se ha trasladado todo el movimiento del dólar, que de este modo repercute en el bolsillo de los asalariados y de los más humildes en particular.

-¿Eso confirma este nuevo informe difundido el jueves?
-Así es. Todos los meses hacemos el informe y es tan fuerte el movimiento que este mes hemos tenido que adelantarlo.

-¿Cómo están las almacenes?
– Hay pronóstico reservado en cuanto a los almacenes. Lamentablemente es así, desde que comenzó todo este proceso de devaluación que inició en mayo, no hemos dejado de ver este panorama que comenzó gris, más que gris y que hoy se va acrecentando, tirando a negro. Todo el movimiento del dólar ha sido trasladado a precios. En cuatro meses el aumento de precios de la canasta básica llegó a 21% en un contexto en el cual no ha habido ningún salario que se haya actualizado de esta forma. Por supuesto, esto impactó en el bolsillo de una forma bastante grave y evidentemente, esto se traslada al consumo, en forma de retracción claramente.

-¿Esto mató un “brote verde” que habían tenido a comienzos de año?
-Claro, nosotros habíamos pasado una época de números en rojo bastante larga sin poder remontar ventas. Después mínimamente comenzamos a ver pequeños números en verde hasta que hace dos meses comenzó a revertirse precisamente por el tremendo impacto en los precios de la canasta básica alimentaria, que ha crecido en forma exhorbitante. Sin hablar de los dos últimos días hábiles de la semana pasada.

-Ahora se habla de desabastecimiento de productos…
-No. Para llevar un poco de calma a la población, tenemos que decir que desabastecimiento no va a haber por estos días. Estamos con mucha mercadería porque venimos de un tiempo de mucha retracción.

-Pero sigue presente mucha incertidumbre entre los comerciantes…
-Obviamente, con lo que pasó en estos últimos días lo primero que desaparece es la información hacia los comerciantes. Los listados de precios desaparecen, los proveedores retacean sus mercaderías y todo eso produce un parate. Incluso el consumidor entra a no comprar nada. Por supuesto que todo esto no ayuda.

-¿Qué recomiendan ante esta situación?
-Ahora hay que esperar. Hay una honda expectativa sin dudas sobre los anuncios que se vienen. Comenzará a aclararse el panorama y esperemos que todo vuelva a la normalidad. Por supuesto, transitamos todo esto con ansiedad ya que seguimos con honda preocupación. Ya tuvimos incrementos importantes en listas de precios.

-¿Se extiende el uso del fiado por parte de la gente?
El fiado no ha hecho otra cosa que agudizarse por supuesto.
-Se esperan alzas importantes en algunos productos para los próximos días…
-El incremento es tan alto.. Mire el caso del aceite. Recordemos que ya había subido antes de agosto y durante el mes pasado trepó otro 20%. Ha sido uno de los productos que más se ha incrementado. Siempre el aceite está asociadísimo al precio del dólar, así que es de esperar que vengan más aumentos. Otro de los productos que más subió y que tiene siempre un movimiento constante es la harina. Todos los productos de canasta básica se han movido. Así que acá hay que esperar más aumentos si el dólar sigue subiendo.

-¿Cuál es la principal recomendación que tiene hoy para los consumidores?
-Quiero advertir algo de importancia crucial para la gente en estos momentos de fuertes cambios de precios. Comienza a haber una fuerte dispersión así que acá hay que tener cuidado y no dejarse llevar por la desesperación para llevarse un producto para tenerlo en casa. Porque a veces vamos a pagar ese producto más de lo que vale, a un precio exhorbitante. Entonces, a tener cuidado , recomendamos tener mucho criterio al momento de comprar. Recordemos que el poder de compra lo tiene siempre el consumidor final.

-¿Tienen preparada alguna acción desde el Centro de Almaceneros para orientar a la gente ante esta realidad?
-No particularmente. Nos han invitado en varias oportunidades a la Legislatura provincial, junto al Colegio de Nutricionistas. Estuvimos con el legislador Franco Miranda, con María Laura Labat, con Miguel Ángel Majul, entre otros legisladores, para cruzaresta información. Siempre que hay incrementos importantes impacta en el consumo de lácteos, de leche, de alimentos con alto valor nutricional. En números y en ventas se observa esta caída. Nosotros entregamos esos números al Colegio de Nutricionistas para que evalúen el impacto en la salud de la gente, de ese fenómeno. Y se armó un lindo debate, en cuanto a que no sólo podemos observar la economía sino hacer algo al respecto y por la gente.

Precios volátiles

El pánico cambiario se trasladó durante algumos momentos de los últimos días al comercio: algunos comerciantes adelantaron subas futuras, siguiendo la disparada del dólar. Mientras, otros respetaron los precios presentes.

Esto dejó una realidad de “creciente dispersión de precios”.

Los almaceneros agremiados de Córdoba recomendaron ahora a la población “tener mucho cuidado” al momento de comprar.