Home  >   Negocios   >   Más de $3 millones demandó la instalación del local de decoración

Más de $3 millones demandó la instalación del local de decoración

Silvina Grasso, decoradora de interiores reconocida en Buenos Aires, llega a Córdoba para instalar nuevas tendencias y ofrecer el cambio de un ambiente en un día. Venta, asesoramiento y experiencia
es su propuesta de valor

Más de tres millones de pesos demandó la instalación del flamante local de decoración de interiores “Silvina Grasso”, ubicado en la Recta Martinolli 5882.
El espacio es la primera sucursal de la marca en Córdoba, que ya cuenta desde el año 2010 con su sede, en Canning, localidad repartida entre los partidos de Esteban Echeverría y Ezeiza.
La marca busca conquistar al mercado cordobés con objetos y tendencias de vanguardia que se emplean en el mundo y que llegarán de manera simultánea tanto a Córdoba y Buenos Aires, siendo ésta una de sus mayores ventajas competitivas. Del mismo modo, trae una propuesta innovadora, por medio de la cual promete actualizar un espacio del hogar en tan solo un día, mediante asesoramiento personalizado y la nueva incorporación de objetos.
“El concepto de traer a Córdoba un asesoramiento integral que va más allá de la venta de objetos es nuestra apuesta, se trata de una fusión entre el salón de venta que funciona como showroom y el ojo clínico de la decoradora que asesora”, dijo a Comercio y Justicia Ezequiel Vidal, socio fundador del emprendimiento junto a Grasso.

“La gran ventaja es que como ya estamos en Buenos Aires, todas las tendencias y objetos que compramos a nuestros proveedores internacionales y nacionales los vamos a presentar al mismo tiempo en ambas plazas, es un modo de instaurar tendencia acá porque como bien sabemos, generalmente lo que llega a Buenos Aires, luego a Córdoba tarda dos años”, explicaron los socios. Por caso, los objetos “dorados” en Buenos Aires ya se venden hace más de de dos años, sin embargo, acá en Córdoba, recién se están pudiendo observar en las casas de decoración, según agregó la propia Grasso, decoradora de interiores.

Con relación al público, los socios desmitificaron el hecho de que los objetos de decoración son sólo propiedad de un público de medios o altos ingresos. Aseguraron que entre las líneas propuestas hay objetos para “todo tipo de público”, y que son una mínima inversión de $2.000 se puede comenzar son el cambio de estilo de algunos de los espacios del hogar.

El asesoramiento cuesta $1.000, pero el importe se descuenta del valor de los productos que consume el cliente, según indicó Grasso.
Los elementos de mayor rotación y la gran novedad, son los aromas,es decir, las fragancias aromáticas para el hogar con identidades de distintas ciudades. “La tendencia de aroma a Londres, a Nueva York, a París, son muy bien recibidas por el público, llegamos con texturas, colores y productos muy diferenciados”, aseguró Grasso.
Entre las distintas categorías, Silvina Grasso ofrece mueblería, iluminación, espejos, textiles, macetas, fanales, organizadores, botellas, recipientes, elementos de toilette entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *