Home  >   Negocios   >   Los desarrollistas, optimistas ante el pedido de modificar la reglamentación de las terrazas verdes

Los desarrollistas, optimistas ante el pedido de modificar la reglamentación de las terrazas verdes

Bregan por la seguridad jurídica de los proyectos e instan a que se adhieran “voluntariamente” aquellos que han conseguido el derecho de construcción con anterioridad a la norma. Confían en el proceso de diálogo llevado adelante con la Municipalidad y demás actores

La Cámara de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc) se anticipó a la reglamentación de la ordenanza 12548 sobre terrazas verdes -que se concretará esta semana- y mediante un continuo proceso de diálogo con distintos actores propuso una modificación clave para resguardar la seguridad jurídica de los desarrollos en marcha: que la adhesión sea de carácter voluntario para aquellos proyectos cuya factibilidad de obra o construcción sean anteriores a la mencionada norma.
“Y desde luego, hacia adelante, estamos de acuerdo con que todos los desarrollistas deben cumplimentarlo porque es una herramienta que colabora con la calidad de vida de todos los ciudadanos”, dijo a Comercio y Justicia Pablo Balián, presidente de Ceduc, en el marco de la inauguración de las terrazas verdes del Palacio Municipal, un proyecto que abordan de manera mancomunada entre la Agencia de Desarrollo Económico de Córdoba (ADEC), la Municipalidad de Córdoba y la Universidad Católica de Córdoba (UCC) mediante un equipo técnico de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y el Conicet.

“Tal como estaba prevista la reglamentación podía implicar consecuencia respecto al derecho adquirido, por ejemplo, un edificio terminado o un edificio con factibilidad y con derecho de construcción anterior no se le podía pedir que incluya una terraza verde cuando esto no fue considerado al momento de los cálculos de costos ni de superficies. Hemos trabajado con la Municipalidad estos inconvenientes y creemos que esto va a ser tenido en cuenta porque hemos logrado un muy buena instancia de entendimiento”, explicó Balián.
“De continuar sin la modificación propuesta, también puede generar un conflicto con el futuro comprador o vecino, que de un día para el otro y sin saberlo, tendrá una azotea arriba por la que su departamento costará más de lo acordado”, ejemplificó.
La norma obliga a la instalación de terrazas y muros verdes en los edificios de la ciudad de Córdoba con superficies mayores a 400 m2 y que comprenden la denominada isla de calor, causada por la densidad edilicia y la falta de espacios verdes. Por esta razón, se estima que en el centro de Córdoba hay entre seis y siete grados más que en la periferia

Más que planteos
Sin embargo, la Ceduc no se quedó solo en planteos y pedidos sino que propuso a la Municipalidad de Córdoba ser pionera en instalación de terrazas verdes en su Palacio 6 de Julio, lo que servirá de base para estudios futuros que permitirán conocer el verdadero impacto de las terrazas verdes con relación a la temperatura y a la carga que sufrirá la estructura en momentos de lluvias abundantes.
“Planteamos a la ADEC una investigación (está a cargo del control y la auditoría) y buscamos la mirada académica, por la que sumamos a la UCC -que ya tiene experiencias en el trabajo con plantas-, para que garantice las fidelidad de los datos y realice mediciones para la obtención de indicadores de temperatura y carga mecánica sobre la estructura”, precisó el ingeniero.
Se procederá a medir con sensores el impacto sobre la disminución de la escorrentía (agua de lluvia que circula libremente sobre la superficie de un terreno), la eficiencia energética sobre el edificio y la variación del peso del techo verde en el palacio a lo largo de todo el año, según precisó a este diario la UCC.

Los resultados mostrarán datos duros que serán utilizados por los calculistas a la hora de encarar un proyecto de obra. “Es decir, permitirán tomar previsiones para que lo que vendamos no tenga inconvenientes ocultos por el solo hecho de cumplir con la norma. Que la buena intención de la terraza verde no comprometa el resultado del proyecto”, añadió Balián.
La medición comenzó en marzo de 2019 y finalizará en un año, momento en que se presentarán los resultados, según anticipó Balián.
Con todo, Balián consideró que el “activo más importante” de este proceso es el diálogo y la búsqueda de consenso entre todos los sectores, al tiempo que valoró la postura de la Municipalidad que los ha podido interpretar.
“Buscamos poner blanco sobre negro, con la idea de que no se compre un paquete cerrado, sino, con la intención de hacer una evaluación, con valores parametrizados para la ciudad de Córdoba, entiendo que es nuestra tarea, la de construir ciudad y bregar por los intereses de los vecinos”, dijo el presidente de la Cámara.

Los beneficios de las terrazas verdes
La instalación de techos verdes tiene como objetivos centrales aportar superficies naturales para absorción de CO2 y partículas ambientales en suspensión, aumentar la eficiencia energética y absorber y retener aguas pluviales mediante la disminución y el retardo del aporte de las construcciones a los desagües pluviales urbanos. También permite regular la humedad ambiente, incrementar los niveles de oxígeno en el aire y el valor estético de los edificios, según confirmó la UCC.

“Elegimos que las plantas fueran autóctonas y debajo mantenimiento para que no signifique un costo excesivo para quien lo implemente, también aporta un hábitat para insectos y aves de Córdoba que tendrán un lugar donde permanecer y así colaborar con el equilibrio necesario para reducir el impacto de la actividad humana”, aportó por su parte Balián.
La estructura de la terraza verde está compuesta por casetones, que permiten mantener separados el sustrato, las plantas y las raíces de la cubierta real del edificio; debajo de ellos se instala una membrana de grosor especial. Cuentan además y desde luego, con una elección particular de plantas.

La inauguración formal
En el caso específico de la terraza verde instalada por el equipo en el Palacio 6 de Julio e inaugurada formalmente el pasado lunes 11, se trata de aproximadamente 80 metros cuadrados con especies nativas de Córdoba, trabajadas en el Campus de la UCC, con una altura promedio de un metro. Hay especies como glandularia, eustachys, phyla, nasella, grindelia y sedum.

El costo de un metro cuadrado

 Si bien el costo final se podrá visualizar una vez concluido el proyecto de medición encarado por ADEC y UCC, Pablo Balián calcula que oscilará entre ocho mil y diez mil pesos el m2. Los beneficios son muy interesantes.