Home  >   Coronavirus, Negocios   >   Los comercios del rubro alimentos reclaman medidas urgentes al Estado

Los comercios del rubro alimentos reclaman medidas urgentes al Estado

Debido a la fortísima crisis que impacta sobre el comercio en general a partir de las medidas derivadas de la cuarentena general, los sectores hoteleros y gastronómicos de Córdoba alertaron sobre la dificultad de mantener casi 40.000 puestos de trabajo. Al respecto, los comercios se reunieron con otros de sectores afines, todos en la primera línea de los afectados por el parate del consumo, para elaborar una serie de reclamos a los tres poderes del Estado. De esa forma, buscan paliar la situación y dar aire a un puñado de sectores que apenas están sobreviviendo y para quienes la actual crisis puede ser la última.
Referentes de estas industrias destacaron a Comercio y Justicia que arrastran una situación crítica desde hace años y que se agudizó aún más con la pandemia. Por eso, se reunieron con los sectores de confiteros, pasteleros, pizzeros, servicios comida rápida, heladeros y panaderos para elaborar un reclamo conjunto a las autoridades.
“Las entidades representativas solicitan a las autoridades pertinentes una serie de medidas que permitan, cuanto menos, aliviar en parte las dificultades que afectan a las empresas y sus trabajadores”, afirmaron en un comunicado en el que se detalló cuáles son las medidas que están reclamando.
En materia de medidas financieras, pidieron financiación a tasa 0% de salarios declarados en el F. 931 de AFIP por el término que dure la crisis por el avance del Covid-19, así como financiamiento de la deuda de pagos de suministros, también a tasa cero.
En materia de medidas laborales, pideron otorgamiento y ampliación de los REPRO “en forma directa y de fácil acceso para todo el sector, por todo el tiempo que dure la crisis”; excepción de aportes y contribuciones patronales, así como habilitar los procedimientos preventivos de crisis.
En cuanto a cuestiones previsionales, reclamaron suspender las medidas que impiden el otorgamiento de créditos a los contribuyentes que tengan mora en el sistema, así como autorizar el pago de las declaraciones juradas de aportes y contribuciones de la seguridad social en tres cuotas iguales distribuidas a lo largo del mes siguiente al que se liquida, sin intereses.
En lo que hace a asuntos tributarios, pidieron dictar las medidas necesarias que contemplen el diferimiento de plazos de presentación de diferentes obligaciones de información, declaraciones juradas y requerimientos fiscales; instrumentar el financiamiento del pago de las obligaciones tributarias sin ningún tipo de interés; evitar las caducidades de los planes de pago; implementar la cuenta única tributaria; suspender toda medida cautelar que afecte la liquidez y el capital del trabajo empresario; postergar los plazos para adherir a la moratoria para empresas pyme ley 27541; y finalmente pidieron la liberación de los saldos a favor del Impuesto a los débitos y créditos para ser aplicado a otras obligaciones tributarias que no sean ganancias.
También reclamaron cambios normativos, entre ellos la suspensión del devengamiento de arrendamientos por los períodos sin ventas; la suspensión de cortes de suministro de energía eléctrica, gas y agua. En el caso de energía eléctrica, que no se cobre el concepto de “potencia contratada”. Y, subrayaron, que para energía eléctrica, gas y agua sólo se facturen los cargos fijos.
Las entidades nacionales de los sectores involucrados hicieron, por su parte, pedidos al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que las filiales trasladarán a cada una de las jurisdicciones provinciales: la suspensión del cobro por el término de seis meses de Ingresos Brutos, de ABL o tasa de servicios municipales, devolución inmediata de los saldos a favor de Ingresos Brutos y también crédito a tasa cero por el total de la nómina salarial de cada uno de las empresas del sector otorgado por el banco estatal del distrito.