Home  >   Negocios   >   Los ataques informáticos simples son los más frecuentes en las empresas

Los ataques informáticos simples son los más frecuentes en las empresas

Lo indicó a Comercio y Justicia el ingeniero en telecomunicaciones Albano Cofré. En tanto, un informe internacional advierte del impacto de las estafas informáticas al sector bancario argentino

 

Luz Saint Phat lsaintphat@comercioyjusticia.info

Los ataques informáticos simples son los más frecuentes en las empresas, según indicó a Comercio y Justicia el ingeniero en telecomunicaciones Albano Cofré.
En conversación con este medio, el especialista precisó que las modalidades más comunes son el spam, el phishing y/o la sustitución de identidad, formatos que permiten a los hackers extraer ilegalmente información del destinatario para ofrecerle un producto o para acceder a sus cuentas bancarias.
“Éstos son los ataques más frecuentes en las empresas, ya que cuando las personas están trabajando se encuentran en su punto más vulnerable para este tipo de acciones”, aseguró Cofré.
“No es lo mismo que el individuo lea un email en su casa o en el trabajo. Cuando llega un email al trabajo que uno piensa que es de un superior suyo o de un cliente, que es cuando uno está con la guardia más baja, enseguida confía en que es así y puede caer en el engaño”, aseguró.
“Cuando uno ya tienen programadas las tareas, muchos emails ya los da por sentado. Con los llamados también pasa lo mismo”, agregó.
La primera modalidad, el spam, se produce cuando la persona registra sus datos en algún sitio web de interés y luego esta información es utilizada para enviarle publicidad focalizada según sus intereses a su casilla de correo electrónico.
Mientras, el phishing y/o la sustitución de identidad sucede cuando el correo llega a nombre de alguna empresa o banco para luego invitar al receptor a completar datos y así extraerlos. Ante estos ataques a la seguridad informática empresarial y personal, Cofré indicó que la principal recomendación para las firmas es capacitar a los trabajadores, para que logren estar atentos a tales trampas cibernéticas.
Por otro lado, resulta fundamental, según precisó el ingeniero, invertir en antivirus conocidos y utilizar softwares legales, evitando descargar aplicaciones gratis en las computadoras desde sitios dudosos
“Lo más común son los ataques simples en general porque las cosas más complejas suponen desarrollos dirigidos a un sector en particular”, destacó Cofré.

Argentina y la región
Mientras tanto, con relación a los ataques más sectoriales y complejos a la seguridad informática, un informe internacional privado advirtió recientemente que en Argentina se registraron más de 1.590 millones de intentos de ciberataques el año pasado.
“Eso se traduce a alrededor de 4,4 millones de intentos por día, la mayoría de los cuales siguen la tendencia de Latinoamérica y están especialmente diseñados para entrar en redes bancarias, obtener información financiera y robar dinero”, precisó el comunicado en enviado por la empresa Fortinet Threat Intelligence Insider Latin America.
Según se detalló, “entre las amenazas más detectadas durante el 2019, se encuentran dos ataques dirigidos específicamente al sector bancario: DoublePulsar y Emotet”.
El primer tipo de trampa informática es un tipo de acción backdoor, que ya fue utilizada por el ransomware WannaCry y en intrusiones a bancos de la región en 2018. “Teniendo en cuenta que aprovecha vulnerabilidades ya resueltas, su uso continuo evidencia la gran huella de software sin actualizaciones en Argentina que afecta tanto a empresas como a individuos”, explicó el informe de la plataforma que trabaja en soluciones de ciberseguridad.
“Por su parte, Emotet es un botnet dirigido a bancos que permite que un atacante remoto puede emitir comandos para realizar diferentes operaciones como descargas de malware y ransomware”, precisó el texto.
En tanto, la firma especialista también alertó sobre el phishing, revelando que “las amenazas varían desde descargas no deseadas y troyanos que permiten tomar control de dispositivos infectados hasta explotación de vulnerabilidades”, y recomendando -en la misma línea que indicó Cofré- que “la educación y concientización de los usuarios se vuelve clave”.
Finalmente, se indicó que las criptomonedas son uno los objetivos más buscados por los cibercriminales. “Una gran parte de los ataques de criptominería a nivel mundial fue detectada en América Latina y el Caribe. El 84% del troyano W64/CoinMiner y el 77% del malware Riskware/CoinMiner a nivel mundial en el 2019 fue dirigido hacia la región”, se especificó.